Ave Phoenix

0
32

Con motivo del estreno de Bárbara en España, pelicula que lo hace conocido fuera de su país, el director alemán Christian Petzold, realizador televisivo en los 80 y con 6 films en su haber, clasificaba en una entrevista, a los cineastas como de tres tipos: los pintores, los músicos y los escritores. Reconociéndose, claramente, dentro de estos últimos, Petzold se relaciona con films de personajes, de caracteres y tensiones humanas, un cine más ligado a la palabra que a la imagen, en contextos traumáticos e historias que revisan el inmediato pasado alemán con formato de género clásico. Aditamento que no se puede dejar de lado.

Ave Phoenix, su nueva pelicula, se estrena en en Buenos Aires. Se trata de un melodrama que transcurre en el periodo final inmediato de la Guerra, momento en el que los sobrevivientes de los campos vuelven a sus ciudades o a lo que queda de sus casas y sus familias. Está muy bien la actriz de Petzold, una especie de muerta viva que carga cada pequeño gesto de una contundencia entre agónica y de vacío, raro en el cine actual.

No es dato menor que el guión de Pheonix (titulo original) es una adaptación que Petzold realiza junto con Harun Farocki (mismo coguionista de Barbara) de la novela del francés Hubert Monteilhet (llevada al cine por director J. Lee Thompson como “Retorno de las cenizas”, con Maximilian Schell e Ingrid Thulin). Muy libremente adaptadas, todas las películas de Petzold, son versiones de novelas originales: tanto Yella (2007) como Jerichow (2008), Barbara tambien se nutre ampliamente de la literatura.
.
Nelly, una ex cantante popular judía, sale de Auschwitz con vida, pero con su rostro desfigurado. La acompaña su amiga Lena, empleada en una oficina de Registros judíos quien la ayuda a internarse en una clínica de cirugía reconstructiva donde la persuaden para hacer un cambio sustancial a su cara. Por qué? No sabemos. Nunca veremos una foto de la Nelly anterior. Tampoco sabremos muy bien qué une a Lena con Nelly. Y por qué en definitiva Lena termina como termina. ¿Será por el fin de la causa judía en Palestina a la que Lena quería que Nelly aporte su fortuna? Sí conocemos a pleno la obsesión de Nelly por reencontrarse con su esposo, cosa que la lleva a caminar la noche de Berlín, una ciudad desvastada. Cuando lo hace, Johnny trabaja de ayudante de camarero en un bar para americanos pero no la puede reconocer. Cierta semejanza, le da la idea de usar a esa mujer para reclamar la herencia familiar. Nelly que a toda costa quiere recuperarlo, acepta el plan y se somete a una especie de reconstrucción de sí misma (ineludible la referencia a Madeleine-Judy de Vertigo).

Aunque con cierta fragilidad del verosímil, propio del melodrama, pero sin alcanzar su esencia, Petzold sostiene ese “no reconocimiento” de la pareja y enfatiza la concentración en el armado de la estafa. Ese juego de no verse el uno al otro, tiene cierto interés, pero la pelicula termina teniendo algunos problemas de guión. ¿Quién es esa gente que va a recibir a Nelly a la estación de tren? si una de las primeras cosas que le informa Lena es que nadie de la familia sobrevivió? ¿Por qué el final de Lena?

Otra vez, es la naturaleza misma del melodrama la que disculpa algunos de los baches que tiene Ave Phoenix?. Cierta perversion sanguinea no le hubiera venido a mal a una pelicula que tiene actuaciones notables, las dos protagonistas femeninas por ejemplo, pero que termina siendo fría y distanciada, una distancia que el tema no se merece.