Una mirada previa sobre los #OSCARS2015

0
12

Tres “B” (“Birdman”, “Boyhood” y “Gran Hotel BUDAPEST”) son las favoritas

Cada año, a fines de febrero o principios de marzo (tal el caso del 2014), los Oscars convocan a la crítica mundial a realizar sus pronósticos sobre los posibles ganadores.

Este año para Argentina se agrega un ingrediente especial al figurar “Relatos salvajes” entre las nominadas a mejor película extranjera. No es algo menor si se considera que llegaron propuestas de 83 países, 14 de ellas latinoamericanas, de las que al final sólo cinco quedaron como candidatas seleccionadas.

La predicción de los Oscars resulta al mismo tiempo una tarea ardua aunque también facilitada por los premios ya otorgados por diversas entidades como las que nuclean a actores o directores norteamericanos u otros galardones importantes como los Globos de Oro y los BAFTA (premios ingleses).

A esto se agrega, lo que ya es una constante, el que en varios rubros aparezcan nombres “puestos” de quienes se llevarían los premios. Pero como ocurre casi siempre habrá sorpresas imprevistas, que recién serán develadas el domingo 22 o lunes 23 a la madrugada.

De las ocho candidatas a mejor película habría dos cuyas chances parecen mayores y que se separan del resto no necesariamente por ser las que más nominaciones tienen. Es cierto que Birdman es una de las dos con nueve candidaturas pero Boyhood, su principal “challenger” sólo tiene seis. La tercera “B” (“Gran Hotel BUDAPEST”) iguala a la primera nombrada en número de potenciales estatuillas pero sus chances a la hora de mejor película (y director) parecen menores.

Elegir resulta inevitablemente subjetivo pero parecería que la de González Iñárritu tiene un poco más de posibilidades. “Wiplash”, la preferida de este cronista, no tendría casi chances además de no tener a su director nominado y. “Francotirador” puede ser la gran sorpresa oculta.

Y esto nos lleva al rubro mejor director, donde sólo hay cinco candidatos y dónde nuevamente González Inárritu y Linklater le sacan ventaja al resto. Y si bien a menudo película y director suelen corresponder a un mismo film, aquí se podría dar que no haya coincidencia y que el realizador de Boyhood gane.

El rubro mejor actor protagónico también presenta una dupla integrada, en orden decreciente de posibilidades, por Eddie Redmayne (“La teoría del todo”) y Michael Keaton (“Birdman). Pero la caracterización que el inglés hace de Stephen Hawking parece haber sensibilizado más a los integrantes de la Academia, que la del actor de varias “Batman”.

Mucho más fácil parece la tarea de elección de la mejor actriz protagónica, donde Julianne Moore en Siempre Alice parece imbatible. Y ello no sólo por el personaje que le toca en juego interpretar sino también porque su actuación y la credibilidad que le aporta al mismo resulta notable. De todos modos sería injusto no dedicarle un párrafo a otras excelentes interpretaciones como la de Felicity Jones (como la esposa de Hawking) o la de Reese Witherspoon en “Alma salvaje” (“Wilde”). Incluso Rosamund Pike está bien y su posible nominación fue insinuada en otra nota al momento del estreno de “Perdida”. Todo lo anterior no cambia la impresión de que Julianne Moore será la ganadora, o como dicen ahora al entregara los premios que el “Oscar irá a”…ella.

Los actores de reparto, que suelen ser rubros más difíciles de predecir, este año están casi “cantados”.  Sobre todo esto ocurre con el mejor actor de reparto donde J.K.Simmons en Whiplash lleva claramente la delantera y ya ganó el Golden Globe. Lejos aparecen Richard Norton (“Birdman”) e incluso Steve Carell (“Foxcatcher”).

Algo más incierto, pero sin embargo probable es que Patricia Arquette gane como mejor actriz de reparto por Boyhood”. Lo curioso es que la película se filmó durante más de diez años con lo que se estaría premiando más una parte no despreciable de su carrera que una actuación en un plazo normal de filmación. Y en verdad la Arquette ya no parece estar en el candelero lo que no quita que no merezca el galardón. Del resto sólo mencionar que Meryl Streep, ya es desde hace mucho la más veces nominadas, tiene pocas chances y que Laura Dern está muy bien en “Wild”.

Los premios a mejores guiones original y de reparto contienen a la mayoría de las ocho nominadas a mejor película y al igual que el año pasado sólo una no aparece. Se trata de la posiblemente mayor anomalía de las nominaciones ya que “Selma” sólo tiene dos, insólitamente a mejor película (en las apuestas deben ser despreciables sus porcentajes) y mejor canción original, donde “Glory” parece mejor posicionada.

Difícil predecir los premios a ambas categorías de guión. Como mejor guión adaptado la expresión de deseo sería “Wiplash” pero las mayores chances las tendría El código enigma”. Aún más complejo es el rubro mejor guión original, donde aparecen las tres “B” con similares chances. Aquí la ventaja mínima la tendría El gran Hotel BUDAPEST, que con sus nueve nominaciones no debería quedar en cero y es probable que, sea la que más estatuillas recoja y entre ellas las de mejor diseño de arte, mejor vestuario y mejor maquillaje.

Como mejor fotografía Emanuel Lubezki de Birdman es amplio favorito mientras que en edición Sandra Adair ganaría con Boyhood”. Donde la incertidumbre parece mayor es en el rubro mejor música original. Alguna ventaja parece tener Alexandre Desplat, dos veces nominado por El gran Hotel BUDAPEST (con más chances) y “El código enigma”. Pero no se debe descartar  a Johann Johannson, su mayor rival con “La teoría del todo”.

Francotirador por su parte debería ganar mejor edición de sonido pues Alan Robert Murray y Bob Asman ya lo han hecho en más de una oportunidad en el pasado. También mejor mezcla de sonido aunque aquí “Whiplash” podría dar la sorpresa.  Finalmente otro rubro técnico: mejores efectos visuales debería quedar en manos de Interstelar”.

Como mejor película de animación Como entrenar a tu dragón 2 aparece como favorita, llevando buena ventaja a “Grandes héroes”.

La mejor película extranjera nos coloca en una situación muy particular. La preferencia, no unánime de la crítica local, es “Relatos salvajes” pero sin negarle sus méritos parecería que los dos títulos con más chances y similar calidad son Ida y “Leviathan”. Lo interesante es que se trata de dos producciones de países que alguna vez formaban parte de Europa del Este. Y también que son contestatarias, la primera por lo ocurrido en Polonia durante la Segunda Guerra Mundial y la restante sobre un tema vinculado a la corrupción en la Rusia actual. Corresponde no omitir una mención de la mauritana “Timbuktu”,  del gran Abderrahman Sissako sobre el extremismo musulmán.

A modo de síntesis se puede señalar que los rubros actorales parecen los más fáciles de predecir, que la mejor película será “Birdman” o “Boyhood” y que “El gran Hotel BUDAPEST” se llevará varios Oscars aunque no los principales.