Ida Lupino, una alicia en el país de las maravillas

0
13

Una de las figuras mas interesantes y menos recordadas del Hollywood de los años 40 en adelante, Ida Lupino, nació el 4 de febrero de 1918, en Londres. Ida no sólo fue una estrella muy popular y una excelente actriz, sino también una de las pocas directoras en los años 50, 60 y 70, RESPETADA por sus pares por su inventiva y talento. También escribió guiones y produjo sus propias películas.

Ida era miembro de una muy famosa familia del teatro inglès. El primero en emigrar a U.S.A. fue su tìo, Lupino Lane, que actuó entre otras, en la maravillosa EL DESFILE DEL AMOR (The Love Parade), en 1929, primer film sonoro del gran Ernst Lubitsch.

A los 15 años, le ofrecieron debutar en cine. Ella siempre contaba que su agente le dijo que “iba a convertirla en la Janet Gaynor inglesa, una autèntica “ingenua”.. y desde mi debut hasta que me fui a Hollywood, todos los papeles que me daban eran de atorranta”.

En 1933 fue convocada por Paramount, en Hollywood, como una posible candidata para ALICE IN WONDERLAND. Poniendo en pràctica sus ideas de lo que era Hollywood, Ida se presentò en el estudio con su melena teñida de rubio platinada, y excesivo maquillaje, logrando algo en forma inmediata: perder el papel.
Sin embargo, Paramount la contratò y durante varios años actuó en roles de variada importancia en todo tipo de pelìculas, en la mayoría sin sobresalir aùn si tenìa el protagònico, salvo excepciones como PETER IBBETSON, en la que tuvo una muy buena escena con el protagonista, nada menos que Gary Cooper. En ANYTHING GOES, la perseguía Bing Crosby, y en ARTISTS AND MODELS, Jack Benny.

En 1937, Paramount querìa renovarle el contrato pero Ida, repitiendo lo que haría a fines de los 40 con Warner Bros., optò por no firmar, dado que los roles que le proponían eran cada vez peores.

En 1939, actuó junto a Ronald Colman en THE LIGHT THAT FAILS, siendo su personaje màs interesante que el del protagonista. Colman querìa en ese rol a Vivien Leigh ( que todavía no había obtenido el rol de Scarlett O’Hara). Cuando Ida se enterò, fue directamente a la oficina del productor e interpretò con tal perfección una escena del film, que le asignaron el rol inmediatamente. Las crìticas fueron excelentes.

Al año siguiente, firmò contrato con Warner Brothers, y de inmediato animò a Lana Carlsen, la “villana” que se enamora del protagonista (George Raft) en THEY DRIVE BY NIGHT, la cual al no ser correspondida, trata de enviarlo a la cárcel. A esta actuación memorable, siguió su coprotagónico junto a Humphrey Bogart en HIGH SIERRA, la película mas importante de Bogart hasta que la mìtica CASABLANCA lo convirtiera en superestrella.
No pasò lo mismo con Ida, que si bien tenìa muy buenos roles en muy buenas películas, era una estrella màs en la Warner. Interpretaba con la misma versatilidad, comedia y drama destacándose en MOONTIDE (debut en U.S.A. de Jean Gabin) THE HARD WAY, por la que obtuvo un premio de los críticos de New York, LADIES IN RETIREMENT, junto a su primer marido, Louis Hayward; una favorita de quien escribe, DEEP VALLEY, en la que es protagonista total y se transforma de una insegura joven ( tartamudeo nervioso incluìdo ) en una mujer fuerte y capaz de afrontar la vida. Otro rol memorable fue el de Lily en ROAD HOUSE un film noir cuyo elenco incluìa nada menos que a Cornel Wilde, Celeste Holm y Richard Widmark. Interpretò a una condesa polaca en plena invasión nazi en IN OUR TIME, y a Emily Bronte en DEVOTION. Su galán en ambas películas, Paul Henreid, decía que tanto en sus actuaciones como en la vida real, Ida mostraba ser una mujer dura y vulnerable a la vez, algo que muy pocas actrices, y mujeres, tenìan.

En los años 50 salvo excepciones como ON DANGEROUS GROUND, con el gran Robert Ryan, THE BIG KNIFE junto a Jack Palance, o WHILE THE CITY SLEEPS, dirigida por Fritz Lang, no le ofrecían buenos roles, por lo cual decidió escribir, producir y dirigir sus propias películas. En una de ellas, THE BIGAMIST, incluso se dirigió a sì misma.

Hasta el final de su vida, Ida alternò su trabajo como actriz y como directora, sobre todo en TV. Falleciò en 1985.
Sus roles preferidos fueron los de LADIES IN RETIREMENT y ROAD HOUSE, y como directora, su favorita fue THE TROUBLE WITH ANGELS en la que dirigió a Rosalind Russell y Hayley Mills.