#OSCAR2015 Las peliculas ignoradas

0
16

Después de las nominaciones a los Oscars siempre vienen las clásicas polémicas. Merecidas, no merecidas, sobrevaloradas, acomodaticias, razones políticas, Meryl Streep. Así se empieza a escribir una historia paralela, a la sombra de los nominados y futuros ganadores, la de los ignorados. Este es un repaso de las no-nominaciones más sorprendentes de los Oscars de este año.


Mejor Dirección

Afortunadamente para Ava DuVernay, la controversia es una apuesta más segura en la carrera por el reconocimiento (¿acaso alguien está hablando de la dirección elegiaca de Bennet Miller por Foxcatcher?). Su film Selma fue nominado a Mejor Película, no así su directora. Pero después de los ganadores vienen los rechazados, en último término los empatados perdedores que compitieron en la categoría.

Ava DuVernay atribuyó su no-nominación al hecho de que la mayoría de los miembros de la Academia son hombres blancos (DuVernay habría sido la primer mujer afroamericana en recibir una nominación a Mejor Dirección), y que no conoce a ninguno de ellos ya que no son de su misma rama. Spike Lee tuvo palabras de consuelo para la directora: “You know what? Fuck ‘em”.


Mejor Actriz

Jennifer Aniston arrasó en entrevistas, presencias y cualquier tipo de evento que acelerara la carrera a su nominación, fue una campaña sólida y bien planeada, pero no le alcanzó para entrar al grupo de Marion Cotillard, Rosamund Pike, Felicity Jones, Reese Witherspoon y Julianne Moore, la principal candidata. Aparentemente, su película Cake no pasó el corte de calidad que su actuación consiguió (aunque Robert Duvall haya esquivado esa misma bala por El Juez).


Mejor actor

Jake Gyllenhaal por Primicia Mortal. No es solo por su talento que Gyllenhaal se ha convertido en uno de los mejores de su generación, es también admirable el proceso de selección. Es que desde hace más de diez años (desde Secreto en la Montaña) ha estado tomando buenas decisiones. A excepción de Príncipe de Persia y Amor y otras drogas, solo protagonizó en películas de calidad, algunas independientes, con buenos directores que dependieron en mayor medida de su desempeño.

No vaya a ser que Jake Gyllenhaal sea premiado en unos años por el papel equivocado, como le paso a Paul Newman.

Una realidad sobre esta categoría: cuatro de los cinco actores nominados están basados en personas reales. Parece que cuando no hay referencia con la que comparar la actuación, el juicio queda suspendido sobre la indecisión. Sería ir muy lejos decir que las representaciones biográficas están sobrevaloradas, pero vale destacar que la mayor parte de los personajes memorables de la historia del cine han nacido en la palabra de un escritor y luego en el cuerpo de un actor. Los personajes de ficción se asemejan más a la vida porque viven en el mismo tiempo presente que el espectador, sus acciones no están basadas en hechos sino en sentimientos y emociones, ambiguas, complejas e inexplicables. El relato construye sus finales y la justicia poética los espera para trascenderlos en símbolos, iconos y memoria. No están hechos por la Historia. Ahora, las personas reales, ellas si hacen la Historia, Stephen Hawking todavía tiene mucho que decirnos, no Eddie Redmayne, pero es fácil confundir la complejidad del genio con la de quien lo representa. En este sistema de valores, el Museo Madame Tussauds debería considerar seriamente empezar a hacer recreaciones vivas.


Mejor Guion Adaptado

Gillian Flynn no recibió nominación por la adaptación que hizo de su propia novela Gone Girl (“Perdida”), éxito de crítica y ventas. Anécdota complementaria: en 2007, cuando No Country For Old Men ganó el Oscar a mejor guión adaptado, uno de los Hermanos Coen le dijo a Cormac McCarthy: “no escribimos una sola palabra de este guion, pero voy a guardar ese premio de todas formas”.


Mejor Documental

El documental Life Itself, sobre la vida del gran crítico de cine Roger Ebert, que falleció en el 2013, dirigido por Steve James, fue ignorado después de haber sido un sólido candidato a lo largo de todo el año. No es la primera vez para este director, ya que su obra maestra Hoop Dreams también fue ignorada en 1994 junto con otra obra maestra Crumb de Terry Zwigoff. El reconocimiento y la posterior trascendencia al status de culto para estos dos documentales fue dado por las iluminadas criticas de Roger Ebert. Larga vida a “Life Itself”.


Mejor Película Extranjera

Adieu au langage. Si, técnicamente no fue ignorada por la Academia, ya que ni siquiera fue candidata por Francia. Ni preguntemos. Godard seguro que tuvo que cancelar su vuelo.

Otra fue la sueca Force Majeure, dirigida por Ruben Östlund, quien tuvo la buena idea de filmarse mientras recibía la noticia de que no estaba nominado y dejo este gracioso video: