Camas en la historia del arte

0
38

Hace más de cuarenta años, John Lennon y Yoko Ono se metieron en la cama para protestar contra la guerra. La pareja de artistas más popular del mundo en su tiempo hizo pública su luna de miel al afirmar: “Haz el amor, no la guerra”.  Al mismo tiempo, la cama se convirtió en un instrumento político de arte visual.

La exposición Sleepless: The Bed in History and Contemporary Art se centra tanto en el significado histórico como iconográfico de la representación de la cama , e incluye pinturas, esculturas, dibujos, fotografías y obras de vídeo, abarcando desde los maestros tradicionales a los artistas de hoy en día, organizados por temas y dispuestos de acuerdo con asociaciones visuales.

En tanto territorio de nacimientos, del amor, la enfermedad y la muerte y como la forma más antropomorfa en la historia de todas las civilizaciones, las camas son posiblemente uno de los objetos más reproducidos en el arte y una de las metáforas más comunes de la condición humana. La gran mayoría de las personas nacen en las camas; uno puede incluso afirmar que el milagro inexplicable de la vida comienza en una cama. Una obra clave de la muestra es una pintura del siglo XVI, de Lavinia Fontana, que prestó un retrato secular de un bebé en una cuna -supuestamente el primero de su tipo en la historia del arte. Esta tradición de la pantalla de nacimiento en el arte ha continuado hasta nuestros días -realizado en las obras de Robert Gober o Sherrie Levine.

Muchos artistas hacen uso de forma idiosincrásica de la cama en su trabajo, desde Nobuyoshi Araki, Diane Arbus, Lucian Freud y Yayoi Kusama a Jannis Kounellis, Antoni Tàpies, Rosemarie Trockel, Egon Schiele, Juergen Teller o Franz West  y Rachel Whiteread. Otros, como Tracey Emin, Mona Hatoum, Damien Hirst, Jim Lambie y Sarah Lucas utilizan la cama como un ready made personal.

6_22_lassnig_presse

María Lassing. Hospital. 2005.

2_clarck_untitled_1971_presse

Larry Clark, Untitled. (T40), 1971.

1_juergen-teller--young-pink-kate--london-1991.-_presse

Juergen Teller, Young Pink Kate, London, 1998. C-print, framed, 45 x 55.5 cm.
© Juergen Teller and Christine König Galerie.

Ilustra la nota: Bettina Rheims. Madonna laughing and holding her breasts. New York, September 1994

Sleepless: The Bed in History and Contemporary Art
Del 30 de enero al 7 de junio de 2015
21er Haus
Schweizergarten, Arsenalstraße 1. 1030 Vienna

Compartir
Artículo anteriorJosé Martí: el pionero de Nuestra América
Artículo siguienteSophie Calle: For the Last and First Time
El portal de arte, cultura y espectáculos de habla hispana. Desde la ciudad de Buenos Aires, Argentina, Leedor.com brinda noticias de cultura, una vasta oferta de contenidos de producción propia organizados en secciones temáticas y un interesante conjunto de servicios gratuitos que facilitan el acceso a la información sobre arte, cultura y espectáculos en español.