Jimena Antoniello: uno siempre extraña los sitios donde no se encuentra

0
17

Entrevista a la autora y cineasta Jimena Antoniello. @jantoniello

- Publicidad -

Jimena Antoniello es una autora uruguaya, radicada en Madrid desde hace años. Simultáneamente atacó casi todos los frentes de la palabra: es poeta, cuentista, novelista y guionista. Ha publicado en revistas literarias, académicas y en editoriales también, consechando premios y publicaciones en otros países (su poemario Entropía del alma fue reseñado aquí mismo). En los últimos tiempos ha enfocado sus energías en el ámbito audiovisual, con varios guiones de cortometrajes, largos y algunos proyectos en Cine y Televisión.  Muchos planes para los años futuros.

JMC: Empezaste con poesía y narrativa. Después de un tiempo te interesaste por el guión de cine y TV. ¿Cómo es ese proceso?

JA: La poesía siempre me acompañó. Es un género que además de profundizarse y volverse más personal con el tiempo y la experiencia, es algo que se lleva dentro, como una prolongación lógica del lenguaje. Al menos así lo percibo yo. La narrativa lleva un proceso similar en mí. El guión vino después, de casualidad, por sorpresa. Vino una noche viendo una serie de televisión. Lo cierto es que la imagen siempre tuvo una especie de fascinación en mí y pensé que podría combinar esas dos profesiones en una que me haría plenamente feliz. Ahí decidí formarme como guionista.

JMC: Hay casos famosos de escritores que oficiaron como guionistas e incluso como directores (sin ir más lejos, Nabokov, Paul Auster, o el mismo Stephen King). ¿Qué tan importante es formarse nuevamente en el ámbito audiovisual?

JA: Es importante el detalle de estudiar la profesión, como cualquier otra. Y eso tenía que decirlo porque hay mucha gente que se cree que escribir guiones o la rama que sea no necesita preparación específica. Necesita y mucha. De hecho es cada vez más difícil encontrar profesionales serios que sepan lo que hacen. Dicho esto,  el resultado es apasionante porque aúnas formas de expresión y de arte que la gente consume mucho más y de la que incluso conversa más. En toda reunión de amigos que se precie siempre salen comentarios de películas.  Así que en mí sí, fue como un proceso natural, casi espontáneo.

JMC: ¿Cómo compatibilizás eso con la producción literaria (narrativa y poesía)?

JA: Eso no se deja nunca. La gente que trabaja en el arte gana adicciones, vicios nuevos que incluyen todo tipo de expresión. Son procesos acumulativos, jamás se deja algo por el camino. No podría vivir sin la literatura. De hecho me siguen publicando y ahora acabo de terminar una novela policial a la que le estoy buscando editor.  Todo el universo de la expresión escrita vale la pena. Es disfrutable, aunque algún disgusto cae siempre, ya que los resultados no dependen de uno sino de opiniones y críticas ajenas. Pero así también se crece y se aprende.

JMC: Te mueves por varias ciudades diferentes, vas y venís. ¿Qué proyectos te rondan actualmente?

JA: Sí, tengo varios “hogares”, como me gusta decir.  Lo que tiene aspectos muy positivos y otros no tanto, como el hecho de que uno siempre extraña los sitios donde no se encuentra. Lógicamente es enriquecedor por la gente maravillosa que se conoce en cada lado. Hay de todo, pero me guardo lo positivo. Montevideo que es mi ciudad, Madrid donde he pasado los últimos once años de mi vida y Los Ángeles donde espero poder establecerme definitivamente.  Proyectos literarios varios en espera, como te comenté, la novela terminada, y alguna que otra nota de radio y publicaciones pendientes.  Estoy traduciendo un guión de comedia al inglés para buscarle otros horizontes. Lo mismo con algunas series de televisión. A ver en qué queda todo esto, que como bien decís están en la fase de proyecto. Ilusión y trabajo duro son la clave.

JMC: Comentaste sobre la novela policial y luego un guión de comedia. ¿Cuáles dirías que son los géneros dónde te mueves con mayor comodidad?

JA: Es una pregunta interesante a la que rara vez he encontrado la respuesta indicada. Pero porque lo cierto es que me apasionan todos los géneros e intento trabajarlos todos. Es un poco como en Literatura, o quizá sea esa la causa precisamente.  Los escritores y los temas que escogen son diversos, obedecen a mil motivos sociales, profesionales y políticos. Y en cine pasa un poco lo mismo. Es verdad que hay demandas temáticas por períodos de tiempo, o modas, como se dice normalmente. Pero yo voy más por libre. Y como me gusta mucho experimentar, no quisiera centrarme en un género únicamente.  He transitado por el guion de animación, fantástico, comedia. Y con esto de la novela policial, por ejemplo, que es mi primera vez, quedé fascinada con la experiencia. Me divertí mucho escribiéndola y aprendí muchas cosas de amigos y conocidos referentes a ese ambiente y esa profesión. Luego tuve la suerte de comentar y enseñársela a escritores del género —uruguayos y españoles de momento—, con lo cual viniendo de expertos, implica una grata sorpresa.  Tengo intención de seguir por ese lado al menos en narrativa. Y en cine ya comenté que estaba terminando una comedia.  La escribí con un buen y talentoso amigo español.

Pero prefiero seguir experimentando todo el rato. Me parece enriquecedor. Así que no, no tengo géneros favoritos. ¡Hasta he pensado en escribir cine de terror! Lo que importante es poder hacerlo bien con cada historia que elija contar. Así que siempre queda mucho trabajo por delante.

Compartir
Artículo anteriorMéndez, lo último de Sebastián Chilano
Artículo siguienteEncuentro Nacional de Bibliotecas Populares
Juan Manuel Candal (Buenos Aires, 1976) se licenció como director/guionista de cine en 2001. Es editor del área de Literatura del portal Leedor.com, además de colaborar en otros medios. Desde el 2010, co-dirige la revista online Otro Cielo. También el sitio Buenos Muchachos, de entrevistas breves. En 2011 publicó su volumen de cuentos "Siempre tendremos Venezuela". Ha publicado relatos en revistas y antologías, y en 2012 su primera novela.