Loretta Young: talento y disciplina por un sueño

0
5

Entrega de los Golden Globe en 1987. Llega el momento de anunciar el premio a la Mejor actuación Femenina en Película hecha especialmente para TV. Los entonces archifamosos Tom Selleck (MAGNUM I.P) y Heather Locklear, anuncian a las candidatas. Para sorpresa de muchos, la ganadora es una leyenda de Hollywood, que había comenzado su carrera a los 4 años, en 1917, como extra, en 1928 habìa sido convocada como coprotagonista por el mas prestigioso actor de Hollywood, Lon Chaney, para “Laugh, Clown, Laugh”, y actuado en forma ininterrumpida como protagonista, con todo actor importante en películas de primera categoría, hasta 1952, cosechando incluso un Oscar en el camino.

- Publicidad -

En 1953, se dio cuenta que los papeles que le ofrecían, y probablemente le ofrecerìan, no resultaban desafío alguno para seguir desarrollando su técnica y experiencia. A pesar de todo pronóstico negativo por parte de los magnates de Hollywood, que la tildaban de “suicida”, la ambiciosa y talentosa Loretta fue la primera gran estrella de Hollywood en pasarse a la televisión, fundando no sólo su propia productora y siendo obviamente la protagonista de THE LORETTA YOUNG SHOW, sino inaugurando el formato del mismo: cada capítulo tenía un argumento que comenzaba y terminaba esa misma noche; Loretta además de tener la posibilidad de mostrar otras facetas de su talento interpretando un personaje distinto en cada capítulo, querìa que cada uno de estos dejara una enseñanza positiva a su público.

Ganando varios Emmy entre 1953 y 1963, y teniendo altos picos de rating la mayor parte del tiempo, Loretta se retiró en 1964 y no volvió a actuar hasta 1986, año en el que protagonizò CHRISTMAS EVE. En esta película interpreta a Amanda, una millonaria a la que le queda poco tiempo de vida, y que quiere que sus nietos, diseminados por todo EEUU y distanciados de su padre, hagan las paces con èl antes que ella fallezca. Contrata un detective (sin decirle la verdadera razón de la urgencia del caso) para que encuentre a sus nietos y les pida que vuelvan a casa para pasar la Navidad en familia. El detective se dedica, con éxito, a encontrarlos, pero los tres se niegan a volver, pues no quieren ni ver a su padre. Cambiaràn de actitud? Lograrà Amanda ver a su familia reunida antes del inexorable final? No voy a develarlo, pero siendo una película “de Navidad” no es muy difícil adiviinarlo. A lo largo de la hora y media de película, Loretta, con la elegancia, belleza y talento (a los 76 años no parece tener mas de 60), nos deleita como siempre lo hizo, interpretando un personaje con muchas facetas y con muchas cosas en común con Loretta, LA MUJER. Amanda es una filántropa que està siempre pendiente de los pobres, que da dinero a los homeless para que cubran sus necesidades; la lógica de Amanda es la de Loretta: ante la pregunta del hijo de porque no repartir cheques en vez de efectivo, y asì obtener mayores beneficios fiscales, ella le contesta; “ Para que hacer un cheque a una persona que no tiene documento que presentar cuando vaya al banco a cambiarlo?”

Muy acorde con la verdadera Loretta, producto de un matrimonio separado, con una madre estrictamente católica que la educò obviamente en escuelas catòlicas, y que, adhiriéndose fielmente a los preceptos de la religión, no dejaba la lógica de lado, como por ejemplo, cuando las monjas le llamaban la atención por sus notas bajas (siendo ella pequeña) en algunas materias: “ Hermana, no se preocupe. No voy a necesitar esos conocimientos, YA QUE VOY A SER UNA ESTRELLA DE CINE.”

continuará