Homenaje a Castelao

0
6

El próximo miércoles 7 de enero se cumplen los 65 años del fallecimiento de Alfonso Daniel Rodríguez Castelao, el dirigente más importante del galleguismo.

La Federación de Asociaciones Gallegas de la República Argentina organiza en su memoria un homenaje el sábado 10, desde las 19, en el Salón Arturo Cuadrado de la entidad, ubicado en el primer piso de Chacabuco 955, del porteño barrio de San Telmo.

Durante la ceremonia se colocará una ofrenda floral ante una imagen que lo recuerda, se evocará su importante y valiosa actuación política, social y cultural, al tiempo que actuará la Banda de Gaitas “Dúas Beiras”.

Castelao nació en Rianxo (A Coruña) en 1896, y vivió con su familia hasta los 6 años en la provincia argentina de La Pampa, donde su padre tenía una pulpería. De regreso a su patria, estudió medicina, pero nunca ejerció. Se dedicó desde joven al dibujo, y sus viñetas, satíricas con el poder y llenas de ternura por los pobres y los oprimidos, le dieron fama en toda Galicia.

Formó parte de las Irmandades da Fala desde 1916 y se destacó como un abanderado del nacionalismo gallego. En 1931 creó el Partido Galeguista, bajo cuya bandera fue elegido diputado durante los años de la Segunda República. Se acercó a las izquierdas en 1935 y llevó al Partido Galeguista a participar del Frente Popular, que ganó las elecciones de febrero de 1936. Encabezó la propuesta del estatuto autonómico que se votó mayoritariamente en junio de ese mismo año en toda Galicia.

El golpe fascista de Franco lo encontró en Madrid, donde organizó las milicias gallegas y encabezó las fuerzas galleguistas en las cortes republicanas. Al final de la guerra se trasladó a Estados Unidos y en 1940 llegó a la Argentina.

Formó el Consello de Galiza en 1944, junto a dirigentes como Antón Alonso Ríos, Elpidio Villaverde y Ramón Suárez Picallo. Fue también ministro sin cartera del gobierno de José Giral (que operó desde Francia), entre 1946 y 1947.

Castelao falleció en el Centro Gallego de Buenos Aires el 7 de enero de 1950 y sus restos descansaron en el panteón que dicha entidad posee en el Cementerio de Chacarita hasta el año 1984, cuando fueron repatriados a Galicia.