Megumi Igarashi, su vagina 3D y el taboo japonés

0
112

Conocé la petición de change.org que ha sido firmada por miles de personas de todo el mundo.

- Publicidad -

Una  noticia circula en la web y una vez más dispara cuestiones acerca de la dislocación de los límites tradicionales del arte, el surgimiento de otro tipo de objetualidades estéticas y del lugar del artista en la sociedad contemporánea. Y un tema no menor, los cuestionamientos acerca de la legitimación de la obra de arte que se viralizan y debaten en las redes sociales, donde, claramente, el planteo frívolo, instántaneo e hipercrítico provoca una suerte de ridiculización permanente de prácticas artísticas que son vistas de un modo sensacional.

La artista japonesa Megumi Igarashi (Tokyo, 1973), quien trabaja con el nombre de  Rokudenashi-ko dentro de la producción del manga, fue arrestada el pasado 14 de julio en su país por distribuir imágenes “indecentes” (prototipos 3D de su vagina realizados con la técnica de las modernas impresoras), lo que es considerado un delito encuadrado dentro de la distribución de pornografía.

Como ella misma ha dicho, sin dudas, con total razón: “To me, my vagina is like my arms and legs. It’s nothing obscene.”, y lo interesante del hecho es que la circulación de imágenes de su intimidad se hizo por mail, a un grupo de 30 personas, que recibieron una url con el archivo para imprimir en volumen, lo que también plantea cuestiones acerca de lo público y lo privado. Por lo que puede leerse en las agencias de noticias, la artista habría estado desarrollando una estrategia de crowdfunding (recaudación de fondos), para construir objetos con la forma de su vagina, por ejemplo, un kayak.

boat

Fuente de la imagen: web de la artista

Ella es conocida por sus trabajos en relación a la naturalización de la vagina y su lucha contra la censura hacia esta parte del cuerpo que es sumamente estricta, al parecer, en la sociedad japonesa, siendo conocida como la propulsora del vaginal art. Ha diseñado numerosas piezas en clave irónica e incluso kistch, apuntando al tema que parece ser un tabú en la sociedad japonesa.

[youtube]https://www.youtube.com/watch?v=3lCcm0–hzg[/youtube]

 

Como hiciéramos con la nota acerca de la performance de Debora de Robertis en el Orsay con el cuadro El origen del mundo de Gustave Courbet, proponemos algunas imágenes de artistas que exploran, desde la clave del humor y en contextos de total libertad, el tema de la vagina. En aquella nota estaban presentes Valie Export y Marina Abramovic. Hoy citamos a Mimosa Pale (1980, Turku, Finlandia), cuando realizó una performance en 2007 con su vagina casa rodante, su pussy bike, un espacio cómodo para descansar y meditar, como ella misma afirmó.

mimosa1

 

Y otro caso que no puede faltar es la obra  The Great Wall of Vagina, de Jamie McCartney (1971, Inglatera), fruto de cinco años de recopilar y realizar moldes en un políptico de 10 paneles que concluyera en 2011 y que integra su serie de Genital Casts:

Great_Wall_Vagina.jpg600x399

Ilustra la nota: Megumi Igarashi remando su kayak modelado a partir de su propia vagina en el río Tama, el 19/10/2013 en Tokyo.