Habitares, de Marina Zeising

0
25

La historia de Herta no se diferencia de miles y miles de otras historias, un viaje a Europa y oportunidades que se pierden, una invocación familiar, elecciones de vida, frustraciones, etc. La misma Herta, actriz, docente, viajera, (tambien llamada Sonia) cuenta en Habitares sus devenires, su obsesión por jubilarse, sus sueños incumplidos, develando en ese transcurso objetos encontrados en el archivo personal, recortes, criticas de diarios, películas familiares que van apareciendo de modo dosificado a lo largo del documental que le dedica la realizadora y productora Marina Zeising en su primer largometraje.

Herta Scheurle toma para sí, incluso participando del guión, la oportunidad de volver a pensar esa vida y compartirla con los espectadores con un objetivo que enuncia claramente: hacer finalmente lo que quiere, despegarse de los prejuicios, las imposiciones, y dedicarse al arte.

El modo que elige Zeiging para su documental es el interactivo. En él, realizadora y protagonista construyen diálogos donde se va marcando, tal vez improvisando, el proceso de investigación con algunos datos jugosos, por ejemplo que Herta estuvo muy cerca de actuar en las películas de Fassbinder, en Munich, allá por los 70 y que aquello quedó trunco por un accidente automovilístico y la abrupta enfermedad del padre que la devuelve a la Argentina.

En el camino de esas reflexiones y, aunque tiene una discreta duración en su metraje, Habitares se convierte en una pelicula diluida, con un despliegue de motivos variados pero poco tema: el cine de Fassbinder por un lado, la infancia de Herta metaforizada en las apariciones de una niña ficcional por el otro, el acto de crear, actuar, pintar, realizar cine, o las preocupaciones de una directora que interroga, casi perdida como cuando pregunta “de qué murió Fassbinder “y concluye “bueno, estos tipos terminan así”, e incluso se presta al juego de ser entrevistada por la protagonista, dando un giro narrativo algo molesto que no termina de definir la verdadera finalidad del documental. Hay una armonía que anda faltando en Habitares casi casi, tal como anticipa por alli una tirada del I Ching.

La música de Lucas Giménez es expresiva y rica en matices y le da un cierto misterio que la pelicula no termina de habitar.

Se estrena este 4 de diciembre en BAMA, Buenos Aires

 

[vimeo]https://vimeo.com/87796522[/vimeo]