Alejandro Agresti en #29MDQFEST

0
48

Entradas agotadas para una de las pocas funciones de la historia de El acto en cuestión en Argentina. Con alguna función en la Sala Lugones, la pelicula culto de Alejandro Agresti nunca se estrenó comercialmente en el país. Con gestion de la revista Haciendo Cine no sólo llega a este festival sino que viene restaurada y ya tiene fecha de estreno en Buenos Aires.

- Publicidad -

Hoy por la noche, se llevó a cabo una improvisada Charla de Maestros con Alejandro Agresti y ante la pregunta obligada de por qué no se había estrenado contestó:

Alejandro Agresti: bueno por una serie de factores que se dieron todos juntos: el productor holandés se fundió, yo no estaba acá, había gente que acá la compró y no sé qué hizo. El blanco y el negro tampoco ayudó, no era muy atractivo en ese momento una película en blanco y negro, pero yo prefiero el blanco y negro porque podés ver las formas.

¿Por qué crees que se convirtió en una película de culto?

AA: Creo que siegue siendo muy atractiva, no soy modesto acá, tiene una linda historia y tiene mucho cine, y es muy argentina. Establece un cine argentino y por ahí no se hace más o se perdió. Tiene un poco de todo, algo de Niní Marshall y algo de Orson Welles. Fue un experimento, y salió bien.  Es cine argentino desde la narrativa, en la mezcla, el caos, el cambio de opinión y temperamento, es cultura argentina. La cultura es lo que se transmite de generación en generación, es una pelicula de mezcla porque somo un país de mezcla, un pais de contradicciones: el mago Quiroga es un personaje contradictorio.

actoencuestion

Interesante, sustanciosa, la charla de Agresti, vino a poner una luz roja en lo que pasa hoy en el cine:

AA: Hoy el cine está raro: hay que contar lo menos posible o en todo caso nada. Ganó mucho auge el interpretador, este es un país de interpretadores, no por nada es un país de psicoanalistas. Se hace una historia redonda dejás a los críticos sin laburo. Hay un vacío, se filma vacío; no pasa nada, se filma nada.El acto en cuestión quiere contar más y cada vez más. Habla de intertextualidad, de postmodernidad. Yo lo unico que estudié en mi vida fue electrónica. Armo las peliculas como si fueran un circuito. Prefiero Aristóteles a lo que está de moda. Nadie crea nada. Es mentira eso. La ignorancia del receptor nos hace pensar que alguien crea algo. Hay gente que te sigue diciendo qué tenés que ver. A mí hay peliculas que me marcaron: el cine norteamericano de Wyler, Wilder, Hawks, Fassbinder. Ese es un cine de historias. Godard no me gusta. No lo entiendo. El guión en El acto en cuestión era la novela.

El acto en cuestión primero fue una novela, la edité en una editorial religiosa, 400 ejemplares. Si alguien conoce alguien que le quede alguno digname poruqe yo no tengo. La novela se tomó más en serio al personaje que la pelicula. No hay que pensar en los festivales o en la crítica. Yo solamente pienso en el públcio que es el verdadero juez.

Los argumentos se corrieron hoy de las películas a loscríticos, ellos te dicen qué es lo que tenes que ver en una película. Pero esto es cíclico. El argumento siempre va a terminar ganando.

¿Por qué nunca terminaste La neutrónica explotó en Burzaco?

AA: Nunca se terminó porque el productor lo metieron preso por asesinato, era chileno y cuando volvió a buscar plata a Chile para la pelicula lo metieron preso. No me quedaron rollos, no sé donde estan. Es una pelicula desaparecida.

¿Cuales son tus proyectos próximos?

El lunes empiezo a filmar una pelicula que se llama Mecánica popular, con Alejandro Awada, Marina Iglesias y Diego peretti. El año que viene filmo El fuego del olvido y en el BAFICI estamos viendo de pasar una coproducción con John Cusak, Romina Ricci, Al Pacino y Juanita Viale que se llama No somos animales, un experimento fuerte.