Abraham Cruzvillegas en el Museo Amparo

0
36

El Museo Amparo se complace en presentar la exposición Abraham Cruzvillegas: Autoconstrucción, la primera exposición contextual a fondo de Abraham Cruzvillegas, uno de los artistas más importantes surgidos del floreciente mundo artístico de la Ciudad de México. Informado por los contextos sociopolíticos de América Latina, Cruzvillegas (Ciudad de México, 1968) ha recibido mucha atención por sus dinámicas esculturas ensambladas, hechas de objetos encontrados.

Desde la década de 1990, Cruzvillegas ha creado un fascinante acervo de trabajo, el cual incluye escultura, instalación, cine, video y teatro, que se deriva de las realidades sociales y económicas de la colonia Ajusco donde creció. Aunque su obra se ha presentado en numerosas ocasiones tanto en México como en Europa, su difusión en Estados Unidos todavía es limitada. Este estudio de la media carrera de Cruzvillegas, organizado por Clara Kim, curadora de artes visuales del Walker Art Center (Minneapolis, Minnesota), se centra en los últimos diez años de práctica y exhibe esculturas individuales y ambientes escultóricos expansivos, así como experimentos recientes en video, cine y performance. Después de la presentación en el Walker, la exposición emprendió una gira internacional por la Haus der Kunst en Munich a principios de 2014, y se presentará simultáneamente en el Museo Jumex en la Ciudad de México y el Museo Amparo.

Bougie du Isthmus. [Vela del istmo] Cañas de pescar, mascadas, rejilla de alambre para botellas de vino. Colección Museum of Contemporary Art, Chicago. 2005
Bougie du Isthmus. [Vela del istmo]
Cañas de pescar, mascadas, rejilla de alambre para botellas de vino. Colección Museum of Contemporary Art, Chicago. 2005

Cruzvillegas, interesado en lo que él denomina autoconstrucción, arraiga su práctica en el paisaje urbano del hogar de su niñez, donde las estructuras están en constante estado de transformación, según la disponibilidad de los materiales y las necesidades que van surgiendo. El marco conceptual y la ideología de su obra escultórica dinámica comienzan aquí. Al tiempo que evoca precedentes históricos artísticos (la transformación “duchampiana” de los objetos cotidianos, el uso del arte povera de los materiales de poco o nulo valor y las composiciones asombrosas del ensamblaje), Cruzvillegas emplea la improvisación y los sistemas económicos que privilegian el trabajo artesanal sobre el arte, lo hecho a mano sobre lo fabricado y los procesos que exigen “arreglárselas con lo que se tiene” o el comportamiento comunal aprendido. Este punto de partida es un modelo para construir desde la escasez y una metáfora de la creación de la propia identidad del artista.

Preparada en estrecha colaboración con el artista, esta exposición incluye un grupo importante de esculturas que se exhibieron por primera vez en la Bienal de Venecia de 2013, en una sección titulada Lo cotidiano alterado, curada por Gabriel Orozco; conformada por una serie de instalaciones escultóricas creadas durante un período de seis años de residencias; y experimentos más recientes que expanden el pensamiento del artista sobre la autoconstrucción por medio del cine (una película realizada con una cooperativa cinematográfica), video (en el cual los padres del artista narran sus propios relatos en la forma de historia oral), performance (teatro colaborativo musical y basado en la acción) y una sala de archivo de materiales. Exhibidas en conjunto por primera vez, las obras de esta exposición ilustran las aportaciones de Cruzvillegas, así como los motivos e influencias que informan su pensamiento y su compromiso con la realidad social y política que conforma la vida diaria.

Concebida especialmente para el Museo Amparo, se presenta la escultura Reconstrucción del retrato de mi gemelo cholulteca, perdido por siglos en los lodazales de Cladh Hallan, con un simultáneo parecido a Germán List Arzubide y a Vicente Lombardo Toledano, pero con dos botellas de coñac, 2014. Escultura autónoma que fue concebida específicamente para el Patio Prehispánico del Museo Amparo. La obra está compuesta por materiales reciclados, extraídos de demoliciones locales, en cuidadoso equilibrio con costales de cemento que sostienen su propio peso. La obra fue realizada en colaboración con estudiantes de arte de la ciudad de Puebla.

 

Abraham Cruzvillegas: Autoconstrucción
15 de noviembre de 2014 al 16 de febrero de 2015
Museo Amparo, 2 Sur 708, Puebla, México

Ilustra la nota: Reconstrucción del retrato de mi gemelo cholulteca, perdido por siglos en los lodazales de Cladh Hallan, con un simultáneo parecido a Germán List Arzubide y a Vicente Lombardo Toledano, pero con dos botellas de coñac. Vigas de madera, elementos de fierro, varillas, piedras y ladrillos usados, láminas de latón, elementos orgánicos, costales de cemento. Cortesía del artista y kurimanzutto, Ciudad de México.

2014

Compartir
Artículo anteriorTres muestras del CdF en el ex Bazar Mitre de Montevideo
Artículo siguiente#29MDQFEST: El 5 de talleres
El portal de arte, cultura y espectáculos de habla hispana. Desde la ciudad de Buenos Aires, Argentina, Leedor.com brinda noticias de cultura, una vasta oferta de contenidos de producción propia organizados en secciones temáticas y un interesante conjunto de servicios gratuitos que facilitan el acceso a la información sobre arte, cultura y espectáculos en español.