#29MDQFest: Los muertos

0
17

Segunda película del mexicano Santiago Mohar Volkow, filmada en el 2013 y terminada hace un mes, Los muertos aparece en el complejo contexto del México actual. Difícil pensar esta película por fuera de los terribles acontecimientos que se vienen dando desde hace años en torno a los narcos, las protestas estudiantiles y la desaparición de los 43 normalistas en setiembre último. Con guión propio, Mohar Volkow, cuya formación cinematográfica tiene lugar en Barcelona, desarrolla una serie de encuentros, algo aleatorios al principio, entre un grupo de jóvenes amigos de la clase alta mexicana, que viven un fin de semana en el que abunda el consumo de drogas, el sexo, el alcohol. Contado de tal manera que cuando la historia empieza a ser moralista se corre hacia otro lugar, más distanciado, más aberrante, donde no hay posibilidad de identificación con estos personajes sin objeto.

Lo que nació como una estructura lineal de las situaciones que se querían contar, recobra en el relato algunos momentos, casi mágicos, donde algunos hechos, muy puntuales se ven desde otro punto de vista pero repetidos. Todos tiene que ver con arrojar algo: un mueble desde un balcón, un florero, la caida desde un baranda, un paquete desde un puente. Símbolos que seguramente el espectador podrá relacionar con ese mundo detenido en un tiempo de violencia, donde las clases bajas son amenazantes o sometidas o burladas. (En algun punto hay allí tambien una relación con Post Tenebras Lux de Reygadas). Muchas de esas amenazas son imaginarias (la escena de los muertos en el auto).

“No es  posible un acercamiento entre clases tal como están las cosas en México. Cuando uno de los jóvenes invita a una mujer que maneja un taxi a una de las fiestas lo hace de un modo burlón, paródico”. Dice el director en la charla con el público.

La pelicula en ese sentido logra exponer las miserias de una burguesía alta a través de sus jóvenes, la traición, el incesto, la vida como juego, un sinsentido permanente. “Pero lo que está mal no es tanto ellos como individuos sino el sistema que los engendra” – dice Mohar Volkow.

La banda sonora, de Diego Lozano, merece comentario aparte “la música es distanciadora, es rara. Para que la película fuera menos emocional los sonidos se hacen disonantes” dice Mohar Volkov . Entonces los sonidos, además, elevan el volumen, someten a la imagen a una relación de imperfección. En la caminata por el zócalo, con las carpas de una protesta de maestros o e en el plano de la columna con el ángel. DF es una ciudad fragmentada, mirada hacia arriba, hacia las torres de las iglesias barrocas.

Definida por su director como un exponente del gore psicologico, Los muertos es más política de lo que parece y puede entenderse como un retrato ajustado de una sociedad extremada por la violencia y desviada por la diferencia de clases..

Compite en Competencia Latinoamérica.

[youtube]https://www.youtube.com/watch?v=I6e2zf-OosQ[/youtube]