Ventos de agosto: La inocencia cautivante de la naturaleza

0
10

Se estrena este jueves 24 de marzo en el cine Gaumont

- Publicidad -

Ventos de Agosto es un film pequeño sin grandes pretensiones, pero a su vez redondito, como se suele decir a veces.

La historia parecería girar en torno a un investigador (Gabriel Mascaro) el cual llega a un pequeño pueblito de pescadores, con la idea de registrar el sonido del viento. Hasta que aparecen en escena Shirley y Jason, una pareja de jóvenes enamorados, que trabajan en una plantación de cocos, ellos son en realidad los personajes más importantes, ya que harán un descubrimiento, que les cambiará la vida…. Porque en principio descubrirán “que las piedras respiran, que tienen pulmones como cualquier ser humano”. Y porque son en todo caso las que hacen respirar al mar.

Imágenes bellísimas, cotidianas, instantes inolvidables, un natural contacto con la naturaleza que los rodea, potente sin duda, como lo son también las que pertenecen a la naturaleza humana representada por esta pareja de amantes. Los que parecen mimetizarse con ella, con un grado de ingenuidad, que atrapa al espectador por su singular belleza.

El pequeño pueblo de la costa del noroeste de Brasil, parece casi deshabitado. Allí tanto Shirley, como Jason tienen responsabilidades con sus mayores, la primera con una frágil abuela, y Jason con un padre enfermo. Ambos se encuentran atados emocionalmente al espacio que los rodea.

A esa prodigiosa magnitud de la naturaleza, se suma el humor, los presagios, los intentos de cambio, la percepción de la finitud del tiempo, y por ende de nuestro tránsito en él acá en la tierra. El deseo de hacer algo más en la vida, de luchar aunque sea en ese ámbito tan pequeño, donde el manejo del silencio es tan importante como la palabra. Donde los verdaderos temas son la lucha por la identidad, y el respeto por la dignidad.

Magistralmente fotografiado por su director, guionista y actor. Con un excelente sonido, con muy buenas actuaciones, en una historia pequeña y cautivante, que reflexiona sobre la vida y la muerte, y que tiene momentos de emocionante belleza visual.