Dolores Casares y Cecilia Paredes: Políticas de la Percepción

0
32

Hasta marzo de 2015 puede visitarse la Galería Pasaje17, que ofrece un tándem de trabajos de dos artistas latinoamericanas: Dolores Casares (Buenos Aires, 1960) y Cecilia Paredes (Lima, 1951).

Lo interesante de Políticas de la Percepción radica entre otras en la posibilidad de acercarnos, por un lado, al trabajo de Paredes, artista multifacética y multilenguaje, cuya obra no había sido vista antes en nuestro medio porteño y se concreta gracias a la gestión de Pasaje17.

Pero por otro lado estas Políticas… permiten explorar el work in progress de Dolores Casares, que continúa la indagación en torno al juego luz y sombra, llenos y vacío, en la que viene trabajando en los últimos años, sumando a la propuesta óptica y espacial una reafirmación de la voluntad cinética y sobre todo lúdica de esta artista que tiene una proyección internacional creciente. En efecto, vale recordar que Dolores Casares ha sido la artista elegida por  Héctor Olea y Mari Carmen Ramírez para la apertura de la gala de la exposición de Antonio Berni (la misma que por estos días está de itinerancia aquí en el Museo de Arte Latinoamericano MALBA) en la ciudad de Houston, en The Museum of Fine Arts.  Este hecho como punto de inflexión en el trabajo de Casares tuvo un antecedente: su participación en la Bienal de Panamá, que sin dudas significa la apertura a un mercado nuevo desde el campo caribeño que posibilitó otras visualidades para su obra. Es justamente en la Bienal de Panamá donde conoce la obra de Cecilia Paredes, y nace la posibilidad de combinar trabajos y prácticas en Buenos Aires.

Ahora en Pasaje17, con un texto curatorial en sala aportado por Andrea Giunta se actualiza este lugar de mujeres trabajando desde una tradición abstracta pero sensible, poniendo en juego tecnologías y técnicas más o menos exploradas, más o menos decorativas y geométricas, pero siempre corridas hacia el lado de la sensación y el vacío. En el caso de Dolores, estos ajustes con la teoría cinética y también con lo sonoro se orientan de lleno en el campo de la instalación y el paisaje más arquitectónico que escultórico, que lejos de mostrarla instalada en una fórmula visual exitosa que la sostiene en vidrieras internacionales, eleva la apuesta y continúa presentando sus búsquedas formales más innovadoras.

En suma, muy recomendable recorrer esta propuesta… es un paso más y, felizmente como en todo el sistema de obra de Dolores Casares, un momento en el work in progress que pareciera ser su práctica y sus exploraciones espaciales.

Hasta marzo de 2015, en Bartolomé Mitre 1559, de lunes a viernes de 11 a 19 hs.