Gabor II

0
10

No es cosa fácil abordar el tema de la ceguera sin caer en lugares comunes, o golpes bajos, o en el género de terror.

- Publicidad -

En agosto y septiembre se vio en Centro Cultural de la Cooperación y en Incaa Km3, un documental muy singular, se trata de Gabor de Sebastián Alfie. Hace unos días se proyectó en la Biblioteca Popular Sudestada de Vicente López, a sala colmada, cerrando la actividad con un debate, tan vivo como intenso, pues se contó con la presencia activa de Alicia Waza, madre de Sebastián Alfie. Alicia , quien desarrolla un sorprendente trabajo en la vida real entrenando corporalmente a los ciegos, que participó en el documental con breves entradas cargadas de experiencia y de humor.

Sebastián Alfie y Gabor Bene se conocerán en circunstancia fortuita, cuando la ONG Ojos del Mundo le encarga al joven director un trabajo documental que ha de desarrollarse en Bolivia, en un barrio humilde, el Alto de La Paz, donde una joven profesional oftalmóloga, ha de intervenir quirúrgicamente a personas ciegas.

Buscando alquilar equipos de filmación, Alfie conocerá a Gabor.. Gabor Bene, es un experto fotógrafo cinematográfico de origen húngaro, quien diez años antes de este encuentro sufre la desgraciada circunstancia de un ataque agudo de glaucoma, por lo que quedará inevitablemente ciego. Se dedicará a alquilar equipos para filmación, ya que es un experto con mucha memoria y sus saberes le otorgan el poder de “ver” lo que cada luz o cada óptica pueden generar.

Hasta aquí solo se trata de un documental institucional sobre la ceguera en individuos que no tienen la atención indispensable para prevenir y curar su mal, una ong que intervendrá en beneficio de las personas afectadas, y un cineasta que procura sus equipos para ejecutar su film.

Al producirse este encuentro con Gabor, Alfie piensa que la mejor manera de contar la ceguera sin caer en clichés, es a través de un ciego y por tanto le propone ser su director de fotografía en Bolivia.. Allí comienza una experiencia tan insólita como conmovedora, un film sobre ciegos cuyo director de fotografía es un ciego con enorme experiencia en trabajo de luz y sombra.

De esta singular sociedad, resulta un documental dentro de otro documental, puesto que mientras Alfie trabaja para Ojos del Mundo, también filma a su fotógrafo, quien despliega la generosa transmisión de su saber, con entusiasmo y potencia.

Esta doble película despierta en el espectador también emociones complementarias de ambos relatos, por un lado comenzamos a amar a los ciegos que han de ser tratados e íntimamente deseamos el éxito del tratamiento y también nos vemos involucrados en la amistad de Sebastián con Gabor, con sus matices y gestos.

En el transcurso del film, crecerá una amistad llena profundo afecto, de respeto mutuo aún en las controversias, y que marcarán al joven cineasta por la calidad de lo que aprende, y al fotógrafo por descubrir sus potenciales.

Seremos atravesados por las historias de los casos que fueron seleccionados del Alto de La Paz para ser mostrados en el documental, mientras escuchamos la voz del director que nos cuenta su experiencia, sus alegrías y sus temores : “temía que el experimento de filmar con un ciego se convirtiera en una cosa circense. Para que eso no pasara, quedamos con Gabor que yo le exigiría a él lo mismo que a cualquier otro director de fotografía, sin ningún reparo”.

Exquisita imagen junto a relatos de vida que nunca rozan los golpes bajos, en un clima de enorme amor por el trabajo, por lo que se hace con verdadera vocación, cierran una película de 110 minutos que atrapa y fascina.