Florencia Mazzadi: el deseo de migrar tiene que ver con el deseo de vivir

0
13

Sin lugar a dudas, de todos los festivales temáticos que se desarrollan en Buenos Aires, de los que más han crecido en cantidad de público es el Festival de Cine Migrante que este año llega a su 5° Edición.

- Publicidad -

La apoyatura cada vez mas sostenida del publico se debe fundamentalmente a la labor desarrollada por su fundadora y directora general Florencia Mazzadi, historiadora y bailarina de danzas africanas , que incorporó a sus conocimientos una profunda investigación de la migración en el mundo sumándole además un amor y una profunda pasión por su objetivo : difundir la problemática de los migrantes en el mundo programando una selección de películas de alto nivel  que a la vez de tener un fuerte atractivo cinematográfico cumplen una función educacional

AG: Has dicho que la película “Nora” te movilizó especialmente para la creación del Festival.

FM: Sí,  Nora es un mediometraje con el que me tropecé siendo una muer migrante sudamericana en España. Trabajando allá con distintos colectivos de artistas, me preguntaba por qué estaba ahí, ademas de mi condición de migrante, trabajando o pensando, y con Nora descubrí por qué yo estaba ahí. Nora vive en Zimbawe, es bailarina, es parte de los movimientos de liberación en Zimbawe, y bailando cuenta su historia de vida, de ser una mujer en Africa, de querer bailar, de ser una mujer que participa en los movimientos de liberación de su país y que en un determinado momento por su condición social y por un desatino, tiene una relación con el hijo del gobernador que despues de violarla, queda embarazada y ella se somete a su comunidad de mujeres africanas el de ser madre y bailar folklore. Se rebela, y tiene que migrar para abortar y cuenta su historia con la danza. Hoy Nora Chipaumire es una de las protagonistas de la danza contemporánea en Nueva York y esa historia la cuenta a través de la danza. No hay una sola palabra en esta pelicula

[youtube]https://www.youtube.com/watch?v=dPeCQTrajgA[/youtube]

 

AG: ¿Por qué consideraste que Buenos Aires debía tener un Festival de Cine Migrante?

FM: Porque hay una gran cantidad de películas que no se ven, y que merecían tener un espacio. Hoy hay generaciones de directores que hace bastante tiempo que están pensando la cuestión de la migración pero tambien interpelan la cuestión de la identidad, mostrando la crisis de la identidad a través de los estados-nación. Una necesidad de su identidad cultural mas profunda. Pienso en las películas de Fatih Akin, en donde se ve, por debajo de la cultura alemana, claramente la identidad turca. Ese tipo de cine necesitaba acompañar tambien el proceso de reflexión que estamos teniendo en torno a las nuevas definiciones identitarias que harán de nuestras próximas generaciones un país mas receptivo, mas múltiple, mas diverso.

AG: ¿Cuáles son los derechos de los migrantes  más comúnmente avasallados’

FM: El derecho a la movilidad primeramente, creo yo. El derecho a entrar y salir de un país en igualdad de condiciones. Una vez estando dentro lo primero que se vulnera es la igualdad. Y eso se puede traducir en muchos aspectos, por ejemplo el no acceso a la documentación que en muchos estados significa el no acceso a los derechos positivos: el derecho a la salud, a la educación, al trabajo. Esa lógica es conocida, no es reciente. Que una persona no se reconozca hace que sea un ciudadano de segunda. Es como la esencia fundamental de generar esa desigualdad, esa persona es mas barata para contratar, no va a acceder a la calificación para competir por otros puestos. Eso claramente se ve a lo largo del desarrollo de la movilidad.

AG: ¿Cuál es la situación del migrante en Argentina y en el mundo en este momento?

FM: Desde el año 2003 en  Argentina se sanciona una nueva ley migratoria que permite el derecho a migrar como un derecho humano y que permite de algún modo garantizar el acceso de residencia a países del Mercosur o Mercosur ampliado y a colectivos como la comunidad senegalesa que han tenido algún tipo de reglamentación que ha permitido regularizar su situación. El acceso a la residencia está garantizado y eso empondera a la comunidad migrante  para que esa comunidad sea un sujeto que pueda luchar por su igualdad del derecho en otros ámbitos. Pero hay un desafío mas profundo que además que el Estado pueda ser el garante de estos derechos tiene que ver con el aspecto de lo social. Y ahí CineMigrante tiene su fundamento. No sé si como sociedad estamos en condiciones de decir que somos un país bueno en tanto a la recepción. En el sentido de que claramente hay un componente discriminatorio, de racismo y de xenofobia presente a veces sale mas a la luz, pero teniendo esta ley del 2003 o con los hechos del 2010 que sucedieron en el Parque Indoamericano con la gente de la ciudad de Buenos Aires diciendo, “yo pago mis impuestos, qué hacen uds aquí, vuélvanse a su país” o dichos de Macri diciendo que esto es producto de una ley que permite la migración descontrolada, digo  estamos hablando de corrientes migratorios que están presentes hace mas de 40 años, como la boliviana, una comunidad organizada. Y todavía seguimos con ese discurso. Ese es el diagnóstico que podemos hacer desde CineMigrante.

AG: CineMigrante ya ha recorrido varios países de Latinoamérica, hay conciencia respecto al fenómeno de la migración en  nuestro continente.

FM: Si, de alguna forma creo que CineMigrante tiene su razón de ser y cuando vamos a otros países nos damos cuenta del fundamento de por qué creamos este Festival que no está solamente enraigado aquí sino que tambien tiene una presencia muy fuerte en América Latina. ya estuvimos en Colombia, en Chile, en Ecuador, en España y Portugal. En América Latina la problemática de la migración es una problemática diferenciada, es decir, en Colombia es expulsor de las personas que nacen allí como efecto dominó de lo que es el desplazamiento de personas dentro de su propio territorio, o sea los mas pobres y los sectores mas pobres como os afrodescendientes en determinadas zonas del Pacifico son corridos por la violencia, llegan a la ciudad, y estos se van afuera. Cuando CineMigrante llega a Colombia habla del derecho a migrar como movilidad humana o darnos cuenta que el primer derecho que se tiene que garantizar es el derecho a vivir en igualdad de condiciones en el territorio que uno nació. Y ahí hablamos de los pueblos originarios, de la explotación de los recursos naturales que implica otro modo de organización económica que quita la autonomía de los pueblos que se encuentran en esos territorios y que son expulsados proque necesitan de esa tierra. Y hablar del Chocó o la Guajira en Colombia es hablar de los Mapuches en la Patagonia.

AG: Una de las películas imperdibles en esta 5° edición es la mexicana “La jaula de  oro” de Diego Quemada Diez que con 60 premios acumulados se convirtió en la película mexicana más premiada en la historia del cine mexicano, y justamente Diego Quemada Diez está vinculado al inicio del Festival de CineMigrante en Buenos Aires, contanos cómo fue.

FM: Bueno, nosotras cuando hicimos la primera edición en el 2010, llegó a nuestras manos un cortometraje que se llamaba I want to be a pilot que era sobre un niño en una chabola en Kibera una de las ciudades africanas que tiene mayor desarrollo de espacios urbanos estilo asentamientos y que encuentra de manera metafórica todo lo que desea ser. Omondi quiere ser un piloto mientras va recorriendo las calles  repleta de barro y basura, y va mostrando su cotidianidad mitras va repitiendo “I want to be a pilot”… “porque no quiero ver más chicos de mi edad caminando por las calles intoxicados por los medicamentos que sirven como pruebas para los laboratorios de la industria farmacéutica, quiero ser un piloto porque me interesa porque quiero conocer otras realidades, hasta que termina diciendo quiero ser un piloto porque quiero encontrarme en el cielo con mi papá y mi mamá que murieron de SIDA. Para nosotros ese corto fue la expresión mas clara de nuestra identidad como Festival, lo mas profundo que queríamos contar, darnos cuenta que la migración y el deseo de moverse hacia otro lado tiene que ver con una apelación a la vida y que se parte y uno intenta vivir mas allá de los acondicionamientos. Este niño de 12 años con todo su entorno sigue deseado irse y queriendo encontrar en el viajar su esperanza de vida. Cuando abrimos aquel festival no tuvimos mucho más que decir que presentar este corto. Esto se lo contamos a Diego y tuvimos siempre una relacion muy afectiva. Tres años despues cuando hablamos con él no sabíamos que hacia 7 años que estaba pergeñando esta nueva pelicula, y en febrero de 2’013 nos manda una carta y una pelicula que es La jaula de oro y nos dice que le interesa muchísimo que la pelicula esté en el Festival porque es uno de los festivales que tiene mas identidad para mostrar su pelicula. En ese momento estaba haciendo un recorrido muy pequeño, había ganado un par de premios. Lo invitamos para abrir el festival en octubre del año pasado y en marzo empezó a ganar premios, a circular por festivales y en junio ya no se podía creer y nos escribe diciendo que iba al Festival de Mar del Plata que es un festival que exige premiere de sus películas y nos pide que si la podemos dejar para mas adelante. La pelicula ya había tomado un vuelo muy grande. Nos encontramos despues en Cartagena y tuvimos de nuevo la propuesta de traerla por primera vez a Buenos Aires. En Argentina solo se mostró en Mar del Plata

[youtube]https://www.youtube.com/watch?v=Xp2x9vcKd2Y[/youtube]

AG: Acostumbrados a que cada año nos sorprendés con nuevas propuestas, ¿con qué nos encontraremos en esta 5° edición?

FM: Concretamente nos vamos a encontrar con una programación muy exquisita. A nuestra programación de cine latinoamericano le estamos poniendo una pelicula de Javier Corcuera, Sigo siendo que es nuestro padrino.

AG: En mi modesta opinión, la pelicula de Javier Corcuera es muy superior a Buena Vista Social Club porque acá es un peruano que triufna en Europa que mira a su país.

FM: Sí, totalmente y aparte con su simpleza, aunque su películas tienen un nivel de produccion increíble, y este año vamos a pasar Sigo siendo. Después, Dario Aguirre un director que recomiendo que se lo empiece a seguir. Cuando estos directores hacen sus películas, se están preguntando cosas que se van a seguir preguntando a lo largo de toda su trayectoria. En el 2010 presentamos Cinco caminos a Dario, una pelicula muy graciosa que interpelaba la cuestión migratoria desde otro lado. Dario Aguirre es un ecuatoriano que migró a Alemania de joven y que empezó su carrera cinematográfica en Ecuador pero que tiene su desarrollo en Alemania. Siendo un migrante calificado, él siempre se preguntó acerca de su identidad estando en Alemania. Entonces un día dice, bueno, si hay algo que define nuestra identidad es nuestro nombre. Empieza a buscar cuántos Darío Aguirre hay en el mundo, ingresa y se da cuenta que hay varios y se va a buscarlos y va preguntando qué de su Darío Aguirre está presente en esos Darío Aguirres y cuánto el espacio en el que viven los condicionó. Encontró dos en Argentina, uno que trabaja en gendarmería en Patagonia y otro, un remisero en la provincia de Buenos Aires que cuando vino a ver la pelicula al Festival con toda su familia y dijo que él era el famoso Dario Aguirre lo confundimos con el director.  En esta edición Darío Aguirre vuelve con su segundo largometraje que se llama El grill de César que es una historia tambien sobre su identidad como ecuatoriano en Alemania que se va a aquel país siendo vegetariano y director de cine, su papá tiene un grill (una parrilla) y su mamá lo llama despues de mucho tiempo para decirle que tiene la sensación que su papá está en bancarrota y al grill no le va muy bien, decide entonces presentarse a un Fondo para costear el viaje para ir a ver a su papá y documentar qué está pasando con el grill de César que es su papá. Gana el fondo y la pelicula habla de este encuentro con sus padres, del hacerse cargo de esta parrilla siendo vegetariano, pero sobre todo de la relación con su identidad ecuatoriana y con lo más claro de su identidad ecuatoriana que es su papá.

Tambien hacemos un Encuentro latinoamericano de Artistas Urbanos, en una apuesta integral para pensar la manera de la migración, traemos a un grabador mexicano que es el grabador del movimiento zapatista y tambien comparte hacer grabado con las comunidades zapatistas para que ellas mismas puedan hacer sus carteles y puedan comunicar sus actividades; y traemos a un artista colombiano que se llama Stinkfish que es un fotógrafo que hace fotos en distintas partes del mundo y lleva esas fotos al arte urbano cambiándoles el contexto. Llenó toda la ciudad de Bogotá con rostros de personas de Indonesia y llenó Indonesia con personas de Austria. Esos rostros diferentes completan las ciudades en definitiva.

Un gusto enorme es siempre charlar contigo Florencia e invitamos a todos a disfrutar de la programación del festival a partir del Martes 7 de octubre con entrada libre  y gratuita en las 3 sedes :

GAUMONT  Avda. Rivadavia  1633

CENTRO  CULTURAL  DE  LA  COOPERACION Avda. Corrientes 1543

CENTRO  CULTURAL  DE ESPAÑA  EN  BS.  AS. Florida  943