Laura Astorga: Fui educada con rigor en una visión política del mundo

0
12

En la Competencia  Internacional de Ficción se presentó la película costariquence “Princesas rojas” de Laura Astorga película autobiográfica , ópera prima en la cual nos narra la lucha revolucionaria desde la mirada infantil de unas niñas sandinistas y cómo sus padres se debaten entre crear un frente clandestino de apoyo a la revolución o abandonar sus ideas políticas.

AF: La historia parece más centrada en lo que son las relaciones de los padres con los hijos.

LA: Si, o más bien, centrada en la mirada de los hijos hacia lo que hacen sus padres.

AF: Hay dos películas argentinas que de distinta manera  pareciera que cuestionan las decisiones tomadas por sus padres desaparecidos en la época del terrorismo de  estado “los rubios”  de Albertina  Carri y “M” de Nicolás Prividera. Tu película al igual que estas dos analiza con  ojos críticos el accionar de tus padres?

LA: Para mí es una pelicula que generó una reflexión acerca de eso. No necesariamente es una critica porque tampoco se empatiza con el accionar de los tíos, que son burgueses, o el accionar de la abuela que es más bien de derecha. En fin, no empatizan con otra gente. Las niñas están bien encantadas con la realidad en la que están. Yo no diría que es una critica sino una reflexion sobre crecer en ese entorno.

AF: Has dicho que no se pude elegir, hay que convivir.

LA: Mi postura es que con esa memoria, o esa vivencia hay que convivir. Uno no puede decir elijo esto o lo otro. Se convive con todo lo que uno ha vivido.

AF:  De lo que viviste o recordaste en su momento qué te interesaría destacar de ese momento de la historia

LA: Creo que el rigor con el que fui educada con respecto a una vision política del mundo. Hombres, mujeres de otras generaciones que no hacen trabajo directamente político, en el municipio o en una asamblea no lo asumen. No se asumen como seres politicos. Creo que lo mas importante es que me asumo como un ser político y me encanta. Y hago cine. No es que vaya a ser presidenta mañana.

 

 

astorga

 

AF:   La película permite varias lecturas, por un lado es la madre que traiciona y escapa, pero también puede ser visto como la madre que desde su perspectiva hace todo lo posible para salvar a las niñas.

LA: Es una postura complicada porque todos están haciendo lo posible para que estas niñas y esta sociedad tengan una mejor perspectiva de vida. No podría decirte que es que ella hace todo lo posible para salvar sus vidas y el padre no. Todos van mutando en su manera de ver cómo pueden ayudar mejor a hacer crecer a estas niñas. Nadie sabe bien cómo hacerlo.

AF: La película también puede verse como el conflicto entre dos mundos. Uno es el torbellino adulto que arrastra a las  niñas y el otro es la escuela como un  ambiente de seguridad, certidumbre y arte. Esa escuela que en realidad es el Conservatorio Castella que significó en tu vida.

LA: Pues fue muy importante para mucha gente. Era una de las escuelas que permitía que mucha gente con ideología laica,o atea, o de izquierda pudiera estar tranquilamente sin ir a clases de religión, no se nos enseñaba nada que tenia que ver con eso. Había gente de cualquier postura politica, era un remanso de libertad. Estábamos muy ocupados con cosas que tenian que ver con arte.

AF: Valió la pena todo lo sufrido por las niñas y el sacrificio de sus padres en aquel momento?

 LA: Yo eso no podría decirte si valió la pena o no si conozco infancias mejores. Creo que lo importante es aprender a saber qué hacer con eso de adultos.

Muchas gracias Laura.