Itineraria EAC T15: Patricia Bentancur

0
9

Una celda donde la factura se concentra de manera vibrante en dos fotografías y un hilo rojo, en una síntesis conceptual que deja otra marca iluminada en la propuesta de Itineraria.

- Publicidad -

Patricia Bentancur (vive y trabaja en Montevideo), es una artista que suele transitar lenguajes diversos: fotografía, dibujo, videoarte, instalación, objetos. De ella compartimos en mayo en Argentina un trabajo curado por Graciela Taquini en ocasión de inaugurar la nueva temporada de la Sala Prometeus del Centro Cultural Recoleta en la muestra colectiva Amores Desamores, donde expuso 4 piezas de la serie Eternal Turns. Y una pieza de videoarte programada a los pocos días en la 3ra edición del FLAVIA. Y también estuvo como artista invitada en la primera edición de Organización y Métodos: 8 artistas desmarcan un espacio en Pasaje17, presentando un pequeño objeto de bronce: un hueso de pollo de la suerte.

En esta ocasión Pat ha logrado un clima muy particular en la celda del subsuelo del EAC, convocada por Itineraria, creando un nuevo nodo del proyecto de intervenir un espacio tan marcado, tan institucionalizado en sus prácticas y decires normativizados desde la lógica carcelaria: la representación de una combinación, de un lance, del clásico juego que se practica con un hilo conocido como “pata de gallo”.

pat

Claro que esta combinación es imposible, porque la figura, lejos de tener dos puntos de engarce, como requeriría el juego, implica 5 puntos de anclaje, cinco manos. Es decir, es físicamente imposible de realizar, aunque de todos modos las dos manos estén, a menos que podamos recuperar, hacer aparecer, visibilizar los otros tres puntos de apoyo.

Pero el arte es esa utopía que interrumpe el flujo de lo cotidiano para recuperar algo que relampaguea en la imaginación de un artista, y que, al hacerse visible, habla por, contra y desde todos. Es lo imposible pero también lo esperable. Una estrella de cinco puntas, de pie, reproduciendo ese símbolo político tan nuclear de los años setenta en Uruguay y en todo el continente, que encerró una vibrátil utopía colectiva, generacional, noble, sincera e imposible.

Como el huesito de esternón de pollo, hecho de bronce, que mencionábamos, que conforma una pieza rígida e imposible de romper, en un desafío en el cual se precisan siempre dos pero ninguna pierde o gana, porque nadie va a quedarse en este caso con un pedazo de bronce. La práctica de Patricia pareciera decir: el deseo siempre es con un otro. Mucho del trasfondo de su obra puede pensar desde la emergencia de un otro, desde la construcción de un esfuerzo de dos o de un hacer colectivo.

Intentos por establecer comunicaciones, buscar destinos, buscar destinatarios, en un entramado de relaciones, en una red. Su estrella además es un sinfín, puedo recorrerla sin levantar el dedo, como si repitiera un mantra. Incluso cuando hace su homenaje a la obra de Dora Maurer o cuando escribe en el pizarrón sus modos de odiar/amar, o cuando utiliza el dibujo de Pinocho para establecer paralelos entre el hacer ficcional del artista y el acto de mentir como único modo de estar en el mundo, atrapados por la cárcel del lenguaje, que siempre es poco, corto y paradójico. Y aquí, el otro tema que es recurrernte en su trabajo aparece: el lenguaje, y el metalenguaje, su problematización, sus modos de decir lo no dicho que siempre persiste, como la sombra que opaca lo que sí se ve, desde el otro imposible, el de volver discreto desde la escritura el flujo continuo de la oralidad, segmentando lo que fluye, tensando lo que no tiene paz posible, solo formas: la utopía de plantear un diálogo de cinco puntas con solo dos manos.

Pero hay algo más que seduce visualmente, algo profundamente existencial: el hilo rojo expresa la fragilidad de suponer al otro, la precariedad de lo contemporáneo, aquello que se puede cortar con facilidad, que puede perderse. Una imagen que fluye y evoca, momentáneamente, la chance de permanecer.

 

Patricia BENTANCUR
“Sin título” (2014). Instalación. Fotografías digitales e hilo rojo. Medidas variables.

Itineraria: 10 Mujeres. 2 Territorios. Artistas intervienen las celdas del EAC.
Hasta el 25 de octubre.
Arenal Grande 1930 esq. Miguelete, Montevideo
Horario Mié – Sáb: 14:00 – 20:00 / Dom: 11:00 – 17:00