UNASUR Cine 2014: O homem das multidoes Brasil

0
6

En blanco y negro, y desde un formato, que se parece a la ventana de un tren vemos pasar la historia de Juvenal y Margo, dos compañeros de trabajo que sobreviven como pueden a la alienación de la gran ciudad y a la soledad que los atraviesa.

Él trabaja como maquinista, y ella es quien controla las pantallas que muestran los trenes en las estaciones. El primero vive sólo, y tiene parte de las neurosis comunes de muchos seres que habitan en las grandes urbes. Cuando algo se modifica en su rutina, la angustia lo invade. Ella vive con su padre, está a punto de casarse y lo elige como padrino de su boda, porque es el único modo que tiene para confesarle su amor. Amor que es tan correspondido, como imposible de comunicar. Amor que comparte con un padre, que se parece mucho físicamente a Juvenal, incluso en sus gestos, con el cual Margo se comunica desde la mirada, a veces sostenida e inmovilizada…como suelen hacer los amantes. Lo que puede verse como un plus por su parte.

El film es un duelo en silencio en el territorio que bordea la melancolía, que evidencia todo el tiempo, y sin parar, la posibilidad de visibilizar lo evidente, que de hecho es la imposibilidad de comunicar los sentimientos. Terreno, donde el espectador siente esa ambivalencia de estos seres que no pueden estar solos, pero que no saben como hacer para dejar de estarlo… y el aislamiento inevitable a los cuales se someten.

Lo que deviene en una representación de las contradicciones que marcaron el curso del surgimiento de las modernas ciudades industriales y de sus transeúntes, que como fantasmas se abren paso entre sus semejantes.

Sus directores han realizado una libre interpretación del cuento de Edgar Allan Poe, El hombre de la multitud, para narrar una historia donde se suma la realidad de la comunicación virtual, que es un nuevo modo de relacionarse. Una excelente fotografía, un poco de cámara en mano realizada por Ivo Lopes Araújo, con mucha cámara fija con paneos y travellings. Excelentes actuaciones. Una ausencia casi total de diálogos donde se puede literalmente sentir la soledad y el silencio. Lo que de algún modo nos permite redefinir la idea de estar -o no- en el mundo. Ya que en este, ellos han perdido la naturalidad de hablar, de sentir, de ser. Una excelente propuesta de la Competencia Internacional.