Nuovo Cinema Paradiso

0
76

Al  revisar una película que ya cumplió 26 años de estrenada con anunciado estreno de su versión ampliada a 173 min, incluídos los cortes del Director que habían sido eliminados en su momentopara la distribución comercial. lo que hay que ver en todo caso es qué ganó y qué perdió la historia en la nueva versión.

Cinema Paradiso (2)

 

Un subyacente revisionismo histórico, el surgimiento de las ediciones  relux frente a un mercado disminuido que fue necesitando cada vez más novedades para alimentar  la distribución en el mercado del dvd que incluye, dentro de sus extra,s tomas, escenas o incluso secuencias enteras desechadas por distintos motivos o por hallazgos reales de archivo.

La circulación de la nueva Cinema Paradiso no tiene que ver con un hallazgo de un inédito de archivo (como pasó con Metropolis por ejemplo) sino que está relacionada con una estrategia aggiornada, comparable con aquella que la mutiló para la distribución internacional dejándola en 123 minutos cuando en Italia se había estrenado en 155 minutos. Es verdad que, como Metropolis , esta película larga que se vio en Pinamar el pasado festival en una impecable proyección DCP  (se la puede comprar en tiendas virtuales) y se estrena el jueves 18 de setiembre comercialmente, gana una nueva dimensión en la historia que es la que claramente  no se quería reforzar hace 26 años.

Aquella Cinema Paradiso era una película sobre el amor por el cine, ésta es una historia de amor frustrado, algo así como una 100 años de soledad en la que los amores del pasado vuelven como fantasmas. No es el destino el que separa a los jovenes Totó y Elena, y tampoco es la diferencia de clase social. El desencuentro de la pareja finalmente tendrá otras razones 30 años después, cuando ambos ya maduros reconstruyen los pasos de esa historia de amor trunco.

Un suceso de público en su época, ganadora del BAFTA, el Globo de Oro, el Oscar a mejor film extranjero, el premios Cesar y el David de Donatello, obtuvo también en Cannes el premio especial del jurado.  Quizás haya perdido la fuerza que tenía, se la note descompensada entre la rítmica de toda la primera parte,  armada en torno al encanto del pequeño Salvatore Cascio y la química aún vigente con el gran Philipe Noiret, pero además con el protagonismo de la sala del Cinema Paradiso y las reacciones frente a las películas que pasan por la pantalla: una historia de la recepción del cine italiano. Y la segunda parte basada en el obsesivo romance juvenil, donde el relato se hace más convencional, más melodramático y con algunas situaciones más inverosímiles como la búsqueda que hace Salvatore de la nota que le dejó Elena 30 años-atrás- o la vida frustrada de este hombre esperando a una mujer durante toda su vida.

De todas maneras, con su exhaltación nostalgiosa, sus toques de melodrama, su intriga novelesca y el ciertamente convencional relato Cinema paradiso volverá a conmover.

Cinema Paradiso (7)

Cinema Paradiso (5)