Malka, una chica de la Zwi Migdal

0
29

Una de las redes de prostitución más grandes que actuaron en la Argentina en la época de la inmigración de principios de siglo XX fue la Zwi Migdal, manejada por judíos que atraían mujeres amenazadas por los pogroms en Europa. La particularidad de esta red ademas de que era muy poderosa es que fue combatida por la propia comunidad.

- Publicidad -

La historia que explora este documental de Walter Tejblum es la de Malka Abraham , una mujer victima de la trata de blancas que termina escapando de la red y que instala un burdel en Tucumán.  Una historia que tiene muchas aristas interesantes porque, rechazada por la comunidad judía de aquella provincia, Malka termina siendo asesinada en un crimen nunca esclarecido y sepultada en el cementerio judío en Tucuman, con el detalle que dona antes de morir (en octubre de 1957)  todos su bienes a la comunidad judia. En el medio, su figura se va cargando de un significado de santidad a la vez que se discrimina su recuerdo por ser prostituta, pero con debates internos en los que prevalecía por ejemplo que “todo miembro del pueblo judio por mas que sea transgresor nunca dejará de serlo”.

La donación de 4 millones de pesos, “muy tergiversada”, no registrada y finalmente olvidada como algo que pudo no haber existido en realidad termina siendo el tema central de una red de complicidades y silencios que cruzan varios temas la violencia de género, la discriminación social y el funcionamiento de una comunidad en el interior de la Argentina atravesada por poderes e intereses no menos oscuros.

Tejblum escribe y dirige este documental pero tambien se pone en el papel del investigador periodístico de la vida de Malka, de quien queda apenas una foto desdibujada sacada de la noticia de su asesinato, en el escenario de Tucumán. En una de las paredes de la ciudad, la pintada del siguiente texto”Este cuerpo es mío, no se toca, no se viola, no se mata” firmado por un grupo Rebeladas, Casa de las mujeres, son los restos seguramente de la marcha de mujeres, no pasa desapercibido por la cámara dándole de algún modo el tono general a la pelicula.

La visita a los archivos del diario La Gaceta, al Archivo de Escribanos de la ciudad, las entrevistas a descendientes de antiguos miembros de la Kehila con algunos contrapuntos interesantes como el de la nieta y un sobrino del albacea de la fortuna de Malka , una mujer catalogada como innombrable, van armando de modo sobrio y ajustado el modo interactivo de este documental que se propone desenredar los matices de una historia cargada de pactos ocultos, circunscribiéndose a los vericuetos del olvido y el paso del tiempo.

Walter Tejblum comenzó en cine como asistente en el corto Niños Envueltos de Daniel Burman en Historias Breves I en 1995. Desde entonces, se ha desempeñado en diversas áreas de la industria de la televisión, publicidad y cine. A través de su productora WAP, ha producido y co-producido entre otras, las películas: Lesbianas de Buenos Aires, de Santiago García (2003); Un Año Sin Amor, de Anahí Berneri (2005); El Cine de Maite, de Federico Palazzo (2008); Otro Entre Otros, de Maximiliano Pelosi (2010); Una Familia Gay, de Maximiliano Pelosi (2012). Las Chicas del Tercero (2014).  

[vimeo]https://vimeo.com/99942686[/vimeo]