El libro digital y los lectores: charla con Mabel Pagano y María Celia Quiroga

0
27

Sopa De Letras es una editorial dedicada al libro digital. Charlamos con las escritoras Mabel Pagano y María Celia Quiroga sobre su emprendimiento, pero también sobre el libro digital y los lectores.

- Publicidad -

Una de las primeras cosas que nos preguntamos es el porqué de una editorial virtual, y la respuesta está en el objetivo que sus creadoras se propusieron desde el comienzo: conectar al escritor directamente con el público lector, aprovechando la tecnología actual para llegar en forma directa y haciendo un puente entre los que escriben y sus lectores.

Logo Sopa de letras

¿Cómo se pasa de escritoras a empresarias?

Mabel: No he pasado de un estado a otro. Mientras sigo siendo escritora, emprendo esta nueva actividad con entusiasmo, también con bastante expectativa. Todo es nuevo para mí y, como tal, siempre provoca expectativas.

María Celia: Con total naturalidad. Supongo que ser empresaria es notoriamente más fácil que escribir. Eso, o soy totalmente inconsciente.

¿El plan original siempre fue una editorial virtual o en algún momento tuvieron la idea de una tradicional?

Mabel: No, el plan de María Celia siempre fue una editorial virtual, por las dificultades, especialmente económicas, que tienen las editoriales tradicionales.

Mabel Pagano publicó diecinueve novelas, dos biografías noveladas, nueve libros de cuentos para adultos, tres de cuentos para niños, y una novela juvenil. Participó en veinticuatro antologías, dos de ellas publicadas en EE. UU., y otra en España. Ganó cien premios literarios, entre ellos los otorgados por EMECE, los gobiernos de la ciudad de Buenos Aires, Córdoba y San Luis, la Editorial Atlántida, la Fundación Fortabat, y recibió dos veces el del Fondo Nacional de las Artes. Por su trayectoria fue distinguida por la Cámara de Diputados y la de Senadores de la Provincia de Buenos Aires y por el Municipio de Lanús.

_CAS8255RETO

Evidentemente, el libro virtual está creciendo, pero a la hora de promocionarlo, ¿qué hay que tener en cuenta?

Mabel: Creo que el punto esencial para tener en cuenta en el momento de intentar la llegada a los escritores es lo que ya he mencionado en la pregunta anterior. Los costos de edición son mucho menores, la distribución es más fácil y las posibilidades de difusión del libro son infinitas.

María Celia: Pienso que solo con el paso del tiempo es suficiente. El libro de papel es un rival ahora, o todavía lo es. Con el tiempo, dejará de serlo. Es así de fácil.

María Celia Quiroga, abogada, mediadora y escritora. Publicó su primer libro de cuentos en el Uruguay, en el año 1986, y desde ese entonces ha editado siete libros, novelas, libros jurídicos y de cuentos, publicados por las editoriales Kier, Bruguera, y Ediciones Jurídicas. Ha ganado algunos concursos literarios, como Cuentos de Punta del Este y Victoria Ocampo.

¿Con qué criterio seleccionan los libros para Sopa de Letras?

Mabel: El criterio de la selección es el nivel del libro; la calidad como prioridad absoluta guía nuestro accionar en la elección. No tenemos como objetivo para publicar en Sopa de Letras los antecedentes ni la trayectoria del escritor. Nos interesa si lo que nos propone es bueno o malo. Pretendemos formar un catálogo diverso en cuanto a temática, pero uniforme en lo que hace a su calidad.

María Celia: Nuestra editorial está hecha por escritoras y para escritores. La única patria de los escritores (y de los artistas, en general) es la libertad. Así que, salvando bodrios sin esperanzas y algunos eternos renegados de la gramática, aceptamos a todos los que vengan a nosotros.

Relacionada con la pregunta anterior, ¿cómo definirían el perfil de la editorial?

Mabel: El perfil que buscamos es el de una editorial dinámica, abierta a las más diversas temáticas y a todo tipo de autores. No habrá encasillamientos ni preferencias de género. Repito que el único límite es la calidad. No tenemos intención de “tirar cualquier libro al mercado”.

María Celia: Para mí es una “segunda oportunidad” lejos de los Tribunales adonde desempeñé mi actividad profesional como abogada. Para los demás, es la posibilidad de llegar rápida y fácilmente a las vidrieras, no solo de la Argentina, sino del mundo.

¿Vale la pena plantearse la pregunta “libro digital o libro en papel”?

Mabel: Creo que no. Por el momento, quizás por muchos años todavía, habrá una “coexistencia pacífica” entre libro digital y libro de papel.

María Celia: No, porque es solo una cuestión de tiempo. Las ventajas del libro digital son tantas y tan importantes que el libro de papel no tiene ninguna posibilidad. Para los lectores, el hecho de poder llevar una biblioteca del tamaño de la del Congreso de los Estados Unidos en una diminuta cartera, poder anotar los libros, aumentar el tamaño de la letra a la que le resulte cómoda, no juntar tierra en estantes a los que hay que limpiar, etc. Para los autores, las ventajas son aún mayores: es infinitamente más fácil, más rápido y más barato publicar. La distribución es infinitamente mejor: el libro digital se distribuye al mismo tiempo en todo el mundo, sin pasar por libreros que ni siquiera abren los paquetes que manda la editorial, o guardan los libros sin exhibirlos. Las ediciones ya no existen: la publicación es infinita. Los lectores comunican inmediatamente su parecer a través de Internet, y el autor puede ver cuántos libros ha vendido, dónde y, desde luego, cuánto va a cobrar.

¿Creen que el libro digital es una cuestión generacional?

Mabel: Es cierto que este tipo de material es más frecuentado por la gente joven. Ellos han nacido en un mundo en el que estas tecnologías ya están instaladas, aunque no podemos descartar que gente ya no tan joven se sienta tentada de abordarlo, por curiosidad, por inquietud, por ganas de “seguir en carrera”.

María Celia: No solo es eso: el libro de papel es una costumbre. Y las costumbres son derrotadas rápidamente por la comodidad. Sin ninguna duda, el libro digital es infinitamente más cómodo que el libro de papel.

¿Apuntan a algún público en particular?

Mabel: Apuntamos a un público al que le guste la buena literatura y que quiera descubrir autores interesantes a los que el mercado tradicional no ha tenido en cuenta.

María Celia: A aquellos que aman leer.

¿Qué expectativas tienen con respecto a Sopa de Letras?

Mabel: Poder lograr un buen espacio en este universo digital, mediante un catálogo diverso, amplio, no convencional y de buena calidad.

María Celia: Esperamos abrir caminos para llegar a ese lugar soñado donde todos puedan escribir, leer, y comunicarse sin las barreras que siempre han existido entre los escritores y su público.