No inventes lo que no quieras que exista: cinco cuentos de Silvina Ocampo

0
26

En la cúpula del edificio Bencich, cada viernes podemos vivir el mundo de Silvina Ocampo a través de No inventes lo que no quieras que exista. En un recorrido que tiene mucho de mágico, subimos escaleras, caminamos por los pasillos y entramos en diferentes habitaciones, todo con la música de un violín de fondo y con la posibilidad de compartir una copa de vino.

Al ingresar al edificio, alguien nos pregunta el nombre, verifica que todo esté en orden, cruzamos un molinete, y ahí todo cambia. Una mujer vestida a la manera de los 40 o de los 50 nos recibe y nos conduce a través de una terraza con una vista nocturna increíble para llegar a una habitación donde nos espera la que será nuestra guía.

cupulaaaaaaaaaaaaa

Durante un poco más de una hora, alrededor de veinte personas iremos atravesando puertas para asistir a un espectáculo diferente donde los cuentos de Silvina Ocampo nos invitan a internarnos en cinco historias cuyas protagonistas son mujeres: una suicida, una envidiosa, una culposa, una asesina y una que habla con los ratones. Todos los relatos, además, combinan humor, tragedia e ironía.

noin

Florencia Carreras le pone el cuerpo a las cinco protagonistas a través de una actuación sobresaliente. Ella es la joven que quiere fingir un suicidio para llamar la atención del hombre que ama, la que envidia a su amiga muerta, la que le reza a Dios mientras muestra su verdadera personalidad, la que mata a su jefa en un dispensario y la que resiste la demolición de un edificio en cuya buhardilla habita rodeada de ratones. A cada una le asigna gestos, posturas y tonos de voz diferentes; vive cada personaje y nos hace a nosotros vivir sus conflictos.

noinv5

Por su parte, Anabel Dopslaff es la escritora que nos indica por dónde seguir, que comenta sus historias y que reflexiona sobre la verdad de la escritura: el contar instaura una realidad, crea mundos y personajes tan ciertos como la vida misma. Su papel de anfitriona es esencial para enmarcar las narraciones y para enlazar unas con otras. Ella también nos invita a asumir nuestro propio punto de vista en cada espacio. En este sentido, la ruptura con un espacio escénico único hace de No inventes lo que no quieras que exista una propuesta original en la que los espectadores nos ubicamos donde queremos, nos apropiamos de la escenografía y sentimos que cada una de las protagonistas hace de nosotros su confidente.

noinv8

Más allá de tratarse de historias de mujeres, los relatos transitan temas en común: la locura, la soledad, la relación con los otros, la incomprensión, el abandono, la muerte; nos obligan, además, a tomar partido por los personajes y a sentir que, a pesar de su locura, todas tienen un poco de nosotros.

noinv6

Ficha técnica

Actúan: Anabel Dopslaff; Florencia Carreras; escenografía: Victoria Saravi; violín en vivo: Marcos Press; luces: Gaston Zurzupi; foto: Alvaro Alonso y Lucia Puig; producción: Florencia Carreras; diseño gráfico: Francisco Cibils; asistencia general: Marcos San Millan; dirección: Agustín Pruzzo.

En la cúpula de Estudios Caracol, edificio Bencich, Av. Pte. Roque Sáenz Peña 615. Viernes 21.15 y 23.