60.000 espectadores visitaron Le Parc Lumiere

0
8

A un mes y medio de su apertura, el pasado 11 de julio, más de 60.000 personas ya visitaron la exposición Le Parc Lumière en MALBA. La muestra presenta una selección de 17 instalaciones lumínicas históricas del gran artista argentino, pertenecientes a la colección Daros Latinamerica, Zúrich, además de tres piezas emblemáticas de gran formato, seleccionadas especialmente por el Atelier Le Parc.

A catorce años de su última gran retrospectiva en el país, la exposición acerca nuevamente al público local el universo mágico de Julio Le Parc (Mendoza, 1928), uno de los artistas argentinos más importantes del siglo XX, reconocido en 1966 con el Gran Premio Internacional de Pintura de la XXXIII Bienal de Venecia.

La exposición hace foco en uno de los aspectos más importantes de la producción del artista: su preocupación por las alteraciones de la luz en movimiento. La curaduría fue realizada por Hans-Michael Herzog, Director artístico y Curador de la Colección Daros Latinamerica; Käthe Walser, Curadora técnica de la institución y Victoria Giraudo, Coordinadora ejecutiva de curaduría de Malba. “Sus juegos de luz en movimiento modifican el espacio, lo recrean en forma permanente y al mismo tiempo lo disuelven, incluyendo al observador en la obra de arte total. La sustancia material básica de los múltiples aparatos mecánicos y máquinas lumínicas se transforma elegante y absolutamente en inmaterial”, explica Herzog.

Entre las obras emblemáticas y de gran escala presentes en la muestra se destacan el cilindro Continuel-lumière cylindre (Continuo-Luz, 1962); el móvil Continuel-mobil(Continuo-móvil, 1962-1996) y el penetrable Cellule á pénétrer (Célula penetrable, 1963-2005), pieza multisensorial que el artista presentó por primera vez en la Bienal de París de 1963, como parte del laberinto L’ Instabilité (La inestabilidad) del Groupe de Recherche d’Art Visuel (GRAV), grupo co-fundado por Le Parc en 1960 para investigar el movimiento a partir de la relación dinámica entre el espectador y el objeto artístico.

Acompañan la exposición tres piezas emblemáticas del artista: Mobile Sphere Jaune(2001-2014); Miroirs (1966-2013) y Lames reflechissantes (1962-2013), pensamos especialmente para tres espadios del museo, que aportan un elemento importante y fundamental de la obra de Le Parc: la inestabilidad, la participación y la interactividad.

Compartir
Artículo anteriorComenzó Nueva Mirada, un gran festival pensado para niños.
Artículo siguiente14 films latinoamericanos en Horizontes Latinos de San Sebastián
El portal de arte, cultura y espectáculos de habla hispana. Desde la ciudad de Buenos Aires, Argentina, Leedor.com brinda noticias de cultura, una vasta oferta de contenidos de producción propia organizados en secciones temáticas y un interesante conjunto de servicios gratuitos que facilitan el acceso a la información sobre arte, cultura y espectáculos en español.