La parodia está de moda y las salas alternativas fomentan el amateurismo

0
14

Esto no es una crítica. Tampoco sé si aquello es una obra. Por lo menos no sé si es una obra de teatro en términos convencionales ni de qué convenciones específicamente estaríamos hablando. Esto no es una crítica porque La parodia está de moda y las salas alternativas fomentan el amateurismo no me deja acomodar las ideas, porque se expande, rompe la cuarta pared, crece y viene conmigo a mi casa. Me sigue hablando, me interpela, me manda mensajes que recibo con inquietud. Es una propuesta que  obliga a salirse de los márgenes de la propia escritura, de mi propia escritura.

- Publicidad -

Quise escribir  algo coherente (y cohesivo) pero no supe qué ni cómo. Tomé apuntes. No durante la función (¿función?)sino después, otros días, en otras horas. No entiendo a la gente  que escribe o saca fotos o duerme durante una obra que es un hecho presente, efímero. Si no estuviste ahí te lo perdiste para siempre. Pero me fui de tema. Tomé apuntes, de esos que me sirven luego para escribir una crítica, anotaciones varias, de distinta índole, sin solución de continuidad ni pretensión alguna. No sé si prefiero el silencio pero las dejo caer por pura (y mezquina) necesidad de aflojar el nudo en la garganta.

Aquí van:

-Sequía. No crece nada. “va a hacer falta un buen otoño/ tras un verano tan largo” dice una canción. Y este es un verano larguísimo, no de  playa y mar sino de los otros, los tediosos, los agobiantes, de 48° en plena ciudad, bajo el rayo fulminante de un sol que no parece traer nada nuevo. Sequía artística y de las otras. Yo, por ejemplo, este año no escribí casi nada en relación a la enorme cantidad de obras que vi. Estoy seca, aburrida. Debería escribir siempre el mismo texto porque no diviso otra cosa más que lo mismo. Lo mismo siempre (no, eso sería injusto: casi siempre). Mejor me lo guardo. Ahorro palabras para cuando sí, para cuando aparezca  alguna maravilla. ¿Es un error esperar la maravilla? ¿Qué hacemos con nuestra sequía? ¿Pensamos en ella? ¿Empezamos de nuevo? ¿Seguimos reproduciendo en serie, una y otra vez lo ya hecho, lo ya dicho? Alguien dijo: “Y después tenés fotocopias a las que se les está yendo el tonner”.

-Un teatro que se piensa a sí mismo, en términos de condiciones de producción, de recepción, de creación, etc., es un teatro que se mira al espejo y no niega lo que ve: “Entre la sequía y el desborde creativo. Allí estaremos, estamos, plenamente jodidos” afirman ellos.

-Es un riesgo salirse de la estructura del mercado. Es también una posición tomada,  una posición política. ¿Cuánto cuesta la entrada? ¿Cuesta lo que vale? ¿Cuánto vale el teatro? Nadie va a vivir de él pero hay muchos queriendo vivir a costa suya.

– No termino de entender qué es el Teatro Comercial de Arte (lo escribo con mayúsculas por si acaso fuese algo importante).

-¿Quiénes son los espectadores del  llamado teatro alternativo? (¿Alternativo en relación a qué?). Una vez el novio de una amiga me dijo que nosotros (se refería a la gente de la carrera de Letras de la UBA) escribimos, nos leemos y nos entendemos entre nosotros (Se sabe que pasa lo mismo en otros ámbitos, como en el tango, para dar sólo un ejemplo). Creo que algo de razón tenía. Muchos años después me veo envuelta en un círculo similar (digo círculo por lo cerrado). ¿Cómo se generan nuevos públicos? ¿La gente de teatro está interesada en generarlos? ¿La endogamia nos hace más fuertes o nos va a terminar matando?

-¿Era aquello una representación? ¿Estábamos haciendo la parodia del artista? ¿Fuimos personajes en busca de un autor? ¿Quién es el autor? ¿Es uno o varios o todos? ¿Qué dirán en ARGENTORES?  ¿Sin autor no hay obra? ¿Qué hacemos si la escena precede al texto?

-¿Qué dirán los críticos y los periodistas? ¿Cuántas estrellitas les regalarán? ¿Quiénes irán y quiénes serán los eternos ausentes, los fantasmas del teatro? A mí me gustaría decir que banco (qué término poco crítico) la dupla Seijo-Rodríguez por lucidez, ingenio y honestidad (artística, intelectual).

-Creo que La parodia está de moda y las salas alternativas fomentan el amateurismo es un espacio de resistencia, con todo lo que eso significa.

 

Se corta acá arbitrariamente porque podríamos seguir. Todos los días deberíamos pensar en el teatro si creemos formar parte de él, de alguna u otra forma. Si sos, si te considerás gente de teatro creo que no te arrepentirás de participar de alguna función. Las próximas serán los lunes 8 y 15 de septiembre, a las 21 hs en El Elefante Club de Teatro. No te olvides el agua.

 

 

Ficha técnica

Elenco: Lisandro Rodríguez, Martín Seijo, Diego Starosta, Maruja Bustamante, Diego Rabitti, Ana Seoane, Andy Chacón Alvarez, Martín Slipak, Claudia Mac Auliffe, Mónica Ogando, Julio Poyatos, Alejandro Cruz, Federico Irazábal, Verónica Escalante, Azucena Joffe, Daniel Miranda, Paula Messi, Virginia Mihura, Juan Miño, Paul Chimbo Torres, Jorge Xavier, Mariano Villamarín, José Luis, Acompañante de Ana Seoane, Acompañante de Diego Rabitti, Acompañante de Juan Miño, Alguien más no identificado. Idea y dirección: Lisandro Rodríguez y Martín Seijo. Funciones: Lunes a las 21 hs en El Elefante Club de Teatro. Guardia Vieja 4257. CABA. Valor de la entrada: Una botella de agua mineral sin gas Villavicencio de litro y medio.

 

*Este comentario y la ficha técnica corresponde a la función del estreno (4 de Agosto de 2014).