Mundo Redondo

0
20

Mundo Redondo, un bello homenaje a la poética de Patricio Rey y Sus Redonditos de Ricota, se presenta los viernes a las 23.30 hs en El Método Kairós.

 

“Quien quiere ver sólo lo que puede entender, no tendría que ir al teatro, tendría que ir al baño” Bertolt Brecht

 

La frase de Brecht encabeza el comunicado que, allá por el año 2011, el Indio Solari supo dedicarles a los “colegas quejosos” que decían no entender sus letras. Entre entender y no entender hay un sinfín de posibilidades ligadas a la sensibilidad, a la creatividad y a la inteligencia para generar universos distintos a partir de la palabra de otro (de otros).  Elegir las canciones de Patricio Rey y Sus Redonditos de Ricota para crear una obra de teatro musical es un  riesgo porque implica lidiar con los prejuicios, con los fundamentalismos, con las falsas expectativas pero también con una poética compleja, abrumadora. Roberto Peloni asume la empresa sin miedo y con mucha libertad y eso da como resultado un mundo propio, redondo, construido con un lenguaje singular (más allá de la palabra, nos referimos a los cuerpos y sus movimientos, a las imágenes creadas o evocadas y la interpretación de las canciones) que se alimenta y crece en ese otro lenguaje.

En el irónico comunicado Solari sostiene: “La poesía no debe invitar sólo a escuchar, debe invitar fundamentalmente a imaginar.” Y Peloni imagina una historia posible (no un cuentito convencional y estructurado), cargada de oscuridad y de recovecos donde ir a buscar indicios de un sueño, o más bien de una pesadilla. Es así, es un mundo pesadillesco poblado de imágenes potentes que invitan a la construcción de múltiples sentidos. Por eso, la redondez de la que hablamos (más allá de la clara referencia al título) tiene más que ver con la lucidez, con la firmeza que con algo acabado o unívoco. La obra se desplaza, cambia tiempos, espacios, estados pero en ese recorrido mantiene una idea (la del cordero atado, por la sociedad, por la educación, por los mandatos, por la publicidad) que va multiplicando significados, como las letras de las canciones, que cobran nueva luz (o sombra) con los arreglos y las predominantes voces femeninas.

Es notable como Peloni supo leer la poética de Los Redondos en clave The Wall. La crítica social se cuela así entre canciones de diversos períodos: desde las más conocidas por todos, como Aquella solitaria vaca cubana, Mi perro dinamita o Un poco de amor francés, pasando por himnos como Ji ji ji o  Superlógico y por otras menos transitadas por quienes no son seguidores, como  ¡Es hora de levantarse querido! (¿Dormiste bien?), Toxi- taxi o Esa estrella era mi lujo.

Mundo Redondo abre una puerta, una lectura posible entre otras lecturas que correrán por cuenta suya y de su pensamiento rítmico, ese del que habla el Indio. A ellos, eso les sobra: pensamiento y ritmo.

 

Ficha técnica                                                                                                                                                                       Idea, puesta en escena y dirección general: Roberto Peloni Elenco invitado: Magalí Sánchez Alleno, Francisco Ruiz Barlett, Carolina Gómez, Agustina Seku Faillace, Laura Manzini, Belén Pasqualini, Roberto Peloni y Ana Victoria De Vincentiis Elenco invitante: Agustina Couselo, Anahí Signetti, Eliana Sarkissian, Julieta Sganga, Nazarena Garrido, Paula Dopico Díaz y Johanna Bonifatti  Voz en off: Raúl J. Sánchez Producción ejecutiva: Carla Signetti Producción general: Escuela de Teatro Musical Carlos Gardel – Carlos Signetti y Liliana Quartuccio Diseño de videos y gáfica: Damián Gioberchio Producción fotográfica: Nacho Lunadei Realización y diseño de marioneta: Tadeo Jones Asistencia: Jorge Almada – Federico Niguyen Diseño de Sonido: Mariel Ostrower Operador Sonido: Luis Dominguez Asistencia técnica: Juan Cruz Pinto Asistencia de dirección: Tania Marioni Produccióntécnica: Nico Conde Producción musical: Jorge Soldera Arreglos vocales: Raúl Oliveira Arreglos musicales y versiones: Javier Arias Funciones: viernes, a las 23.30 hs en El Método Kairós, El Salvador 4530, CABA.