Romances argentinos de escritores turbulentos, Daniel Balmaceda

0
22

Daniel Balmaceda se graduó en periodismo en la Universidad Católica Argentina y fue editor de varias revistas. Actualmente, es columnista semanal de historia argentina en el diario La Nación. De su pluma surgieron varios libros, entre los que figuran: Historias inesperadas de la historia argentina, Historia de las palabras, Historias insólitas de la historia argentina y Romances turbulentos de la historia argentina. Con este último título, realiza un ingenioso juego de palabras para designar a su nuevo conjunto de historias, cuyo hilo conductor es el amor y la literatura.

Romances argentinos de escritores turbulentos es una obra de ensayos, poblada de anécdotas de encuentros y de desencuentros de amantes y suicidas, que la vuelven magnética. Interrumpidas por interesantes comentarios del narrador, no refieren a historias de amor ficcionales, sino a las que vivieron los creadores fuera de sus escritos. Estos personajes, bien calificados como “turbulentos”, fueron a veces correspondidos y otras no, se relacionaron en secreto o fueron forzados a burlar la vigilancia familiar.

El libro está compuesto por capítulos breves, titulados con el nombre de cada pareja protagonista y con expresiones textuales de alguno de ellos o frases características de cada relación. Para introducir a los artistas, Balmaceda los describe en su justa medida y con un vocabulario sencillo. Proporciona los datos necesarios para el avance del relato e incluye la propia voz de los escritores, a través de pequeños fragmentos de poemas o relatos significativos, vivos reflejos de sus sentimientos.

En el prólogo, el autor anuncia que reunió a “distintas generaciones de escritores, pero todos entrelazados. Sus romances turbulentos se cruzan hasta formar un laberinto de callejones sin salida y espirales interminables”. Precisamente, ahí reside una de las virtudes del libro: el modo en que Balmaceda traza ese laberinto por el que transitan decenas de escritores argentinos y algunos extranjeros. Los romances apasionados se fusionan con los amoríos insensibles y el goce se mezcla con el dolor. A la hora de enamorarse, Roberto Arlt aspiraba a lo imposible y no vacilaba en jugar todas sus cartas para conseguirlo; no siempre ganaba. Horacio Quiroga era dueño de un enorme poder de seducción, que llevaba hasta sus últimas consecuencias. Tal vez la síntesis del goce y del dolor se encuentre en Jorge Luis Borges: perenne enamorado, rara vez correspondido.

Un momento destacado es el que protagoniza el mejor amigo del autor de El Aleph. “Quítese el rouge porque voy a besarla”. Así le dijo Adolfo Bioy Casares a la escritora mexicana Elena Garro en París, cuando un paseo a solas los había distraído de Silvina Ocampo y de Octavio Paz, sus respectivas parejas. Asombra, además, el fallido comienzo amoroso de Conrado Nalé Roxlo, quien quiso suicidarse en los lagos de Palermo (por fortuna, comprobó la escasa profundidad de esas aguas y renunció a esa idea), y no deja de perturbar la pelea entre Horacio Quiroga y el pintor Benito Quinquela Martín por Alfonsina Storni. “Me impresionó ese triángulo entre personalidades tan conocidas y las bromas que le hacía Quiroga a Quinquela -le decía chinche- que lo llevaron ante la Justicia para cambiarse el apellido de su padre adoptivo, Chinchella, por el apellido con que el mundo lo conoció como artista”, repasó Balmaceda. Es seguro que estas tres historias fascinarán al lector y lo llevarán a querer saber de todo un poco más.

En una entrevista, Balmaceda cuenta que la investigación le llevó unos tres años. Se valió de biografías, de la propia obra de los escritores, de ensayos, de cartas, de algún expediente judicial y de notas periodísticas, más información provista por fuentes calificadas. Supo seleccionar y rearmar esta notable recopilación de material que, finalmente, plasmó en una narración atrapante, casi perfecta.

Prepárense para disfrutar de este libro todos aquellos que quieran conocer cómo era el mundo literario de otros tiempos. Y ni hablar de quienes prefieran las historias cortas.

En conclusión, Daniel Balmaceda presenta una obra a la que uno no puede escapar. Cuatrocientas páginas de lectura ágil para descubrir, admirar y sorprenderse de la vida íntima de grandes artistas de los siglos XIX y XX. Romances argentinos de escritores turbulentos es un libro que vale la pena leer y releer; un conjunto de ensayos que ningún apasionado de las letras podrá ignorar.

Ficha técnica

Romances argentinos de escritores turbulentos, Daniel Balmaceda, Sudamericana, 2013, 400 págs.