Aranovich en el Sívori: antología de obras 1984-2014

0
9

Con una presencia constante en la escena artística, la producción de Claudia Aranovich luce sólida y homogénea en una interesante interacción entre lenguaje formal y contemporáneo, entre la abstracción y la pura expresión.

- Publicidad -

Esta muestra constituye una mirada retrospectiva que incluye esculturas, instalaciones, relieves, objetos lumínicos y una videoinstalación. La exhibición recorre los puntos de inflexión de la carrera artística de Aranovich y reúne piezas significativas de distintas épocas, obras paradigmáticas que representan distintos momentos.

Aranovich, ganadora del Primer Premio de Escultura en el Salón de Artes Plásticas “Manuel Belgrano” 2012, utiliza el juego entre lo natural y lo artificial, creando una obra rica y diversa con apelaciones a la memoria en las que destaca el uso de resinas transparentes en combinación con maderas, metales y otros materiales a los que confiere una impronta orgánica.

La muestra se da en el marco del lanzamiento del libro de la artista –de cuidada edición bajo el sello de Mecenazgo– prologado por las críticas de arte Elena Oliveras y Nelly Perazzo. Justamente, el texto “Materia y memoria”, de Elena Oliveras, acompaña la exhibición:

“La materia tiene en Claudia Aranovich un efecto de seducción. A lo largo de más de treinta años se ha sentido motivada por sus transmutaciones, su contenido mágico, su ‘memoria’. Los requerimientos de la materia conducen el trabajo manual. No hay manipulación sino respetuoso juego, cuerpo a cuerpo, con los elementos en el que se reaviva una familiaridad ancestral, ligada a lo cultual.

Raíces, semillas, brotes, caparazones, conchas marinas, fósiles, plumas, ramas, musgos y piedras dialogan con materiales industriales como yeso, vidrio, fibra de vidrio, cemento, resina poliéster, acrílico, gasa, papel o leds. Los opuestos se vuelven complementarios. Cada uno resaltará la presencia del otro.
Asimismo, en el juego de opuestos se confronta la forma natural con otras que surgen de un imaginario abstracto (conos y esferas). Lo orgánico -manifestado en bellezas libres, espontáneas, impredecibles- irrumpe en la artificialidad rigurosa de la figura geométrica para transfigurarla y a la inversa.

En su conjunto, la producción de Aranovich promueve una interpretación simbólica. Su centro es lo humano. Así, tanto la forma del caparazón como la de la semilla connotan matriz del cuerpo femenino, órgano que eclosiona como receptor de vida ligado a la sexualidad. La voluntad ‘arqueológica’ de la artista devela pacientemente, capa por capa, lo que en la superficie no vemos. Es preciso traspasar veladuras y opacidades para iluminar restos de la memoria individual y colectiva, como si una maraña de productos naturales aglutinados por la resina poliéster y flotando en un mar de líquido amniótico nos provocaran a desocultar el misterioso contenido. La naturaleza (de lo que somos parte) ‘habla’ y hoy más que nunca reclama ser escuchada.”
Sobre el artista

Artista especializada en escultura e instalaciones, Claudia Aranovich nació en Buenos Aires (1956), estudió Arquitectura en la UBA y dibujo y pintura, escultura, talla, y diversas técnicas escultóricas con distintos artistas argentinos, entre ellos Ana Eckell, Jorge Gamarra y Leo Vinci. Entre 1981 y 1983 participó en grupos de investigación creativa dirigidos por Emilio Renart.

Entre muchas otras, obtuvo las siguientes distinciones: Primer Premio Salón Nacional de Escultura; Primer Premio Escultura Salón de Artes Plásticas “Manuel Belgrano”; Primer Premio Monumento a la Humanidad de Resistencia, Chaco. Fue becaria de la Fundación Pollock (Estados Unidos), de la Fundación Antorchas, del Fondo Nacional de las Artes y de la Secretaría de Cultura de la Nación.

Como artista, residió en España, los Estados Unidos e Inglaterra en distintas oportunidades, donde realizó esculturas y proyectos site-specific. Sus obras forman parte de colecciones públicas de los Estados Unidos, Inglaterra y Argentina, así como de colecciones privadas de varios países.

Expuso individualmente en museos como el Nacional de Bellas Artes y en centros culturales y galerías de arte. Desde 1981 ha participado en numerosas exhibiciones grupales, salones y concursos, tanto en la Argentina como en el exterior. Fue invitada a la Bienal de La Habana, Cuba, dos veces; a la 1ª Bienal del Sur en Panamá, a la Bienal de Buenos Aires, a la Bienal Fin del Mundo de Ushuaia y a la Bienal de Incheon, Corea.

Como docente, dictó seminarios de su especialidad y de arte en espacios públicos en Argentina, Brasil, Ecuador, México y los Estados Unidos. Profesora viajera de Escultura del Instituto Universitario Patagónico de las Artes, Gral Roca Río Negro, 2002/3 En Argentina desde 1990 dictó numerosos seminarios de escultura con materiales no tradicionales en los que participaron artistas plásticos de capital e interior de distintas disciplinas. Actualmente dicta clases de escultura en su propio estudio.

 

Aranovich en el Sívori. Antología de obras 1984-2014. Retrospectiva
Inauguración oficial: sábado 12 de julio, 12 hs
Abierta al público del 5 de julio al 17 de agosto de 2014 dede las 10 hs
Av Infanta Isabel 555, frente al Rosedal, CABA

Compartir
Artículo anteriorConvocatoria de Villa Ocampo para trabajar en su Centro de Documentación
Artículo siguienteDe rastros y restos, pinturas de Ezequiel Barakat en Caracas
El portal de arte, cultura y espectáculos de habla hispana. Desde la ciudad de Buenos Aires, Argentina, Leedor.com brinda noticias de cultura, una vasta oferta de contenidos de producción propia organizados en secciones temáticas y un interesante conjunto de servicios gratuitos que facilitan el acceso a la información sobre arte, cultura y espectáculos en español.