¡GOLAZO!  la historia completa del fútbol en América Latina

0
19

Un libro de Club House cuenta la historia del fútbol latinoamericano: jugadores de un talento extravagante, árbitros de armas tomar, golpes de estado sangrientos, goles formidables, conspiraciones insidiosas, goleadores con aspecto de ídolos de matinée y gusto por el tango, alcoholismo, suicidio y algunos de los equipos más emocionantes que han pisado el campo de juego.

- Publicidad -

Es también una atrapante historia social. Andreas Campomar, su autor, muestra cómo el deporte que comenzó como pasatiempo excéntrico de un puñado de jugadores de cricket expatriados se convirtió en una fuerza determinante, en arquitecto de la identidad nacional y reflejo del alma de la región. ¿Cómo podría alguien entender este diverso y convulsionado conjunto de repúblicas sin antes entender el juego que alcanzó una presencia tan dominante en cada rincón de la sociedad sudamericana?

¡Golazo! incluye no sólo a los héroes más conocidos del juego más hermoso: Garrincha, Maradona, Pelé, Schiaffino, Di Stéfano, Zico y Messi; sino también, a las numerosas joyas olvidadas del fútbol latinoamericano: el Negro Jefe Obdulio Varela; Heleno de Freitas, el brasileño que derrochó su talento y murió medio loco de sífilis; los equipos de Nacional, Boca y Colo-Colo que salieron de gira y arrasaron Europa en la década de 1920; el imparable RiverPlate de La Máquina; El Ballet Azul, aquel equipo colombiano tan generosamente dotado que prescindía de la defensa; Omar Corbatta, el Loco, indiscutido maestro de los caños y autor de una jugada imposible, y la generación dorada de Bolivia a principios de los años ’90.

Es el relato extraordinario de cómo el fútbol llegó a definir un continente.

Frente al mito romántico de que el fútbol llegó al continente de la mano de marineros ingleses y obreros portuarios que lo jugaban en los muelles, el fútbol de América Latina es un vástago directo de los clubes de cricket británicos que, por más tiempo del que hoy se reconoce, estuvo imbuido de una cultura notablemente aristocrática y británica.

¡Golazo! expone la íntima relación del fútbol y la política en la región. No sólo el tremendo espectáculo de la obtención de la Copa del Mundo 1978 por Argentina a metros del campo de detención de la ESMA, sino la relación de las dictaduras populistas con los momentos de triunfos deportivos de los seleccionados de sus países.

Cuenta la historia de algunos de los más grandes equipos que jugaron el bello deporte, como La Máquina de RiverPlate, de un fútbol casi sinfónico. Cuando Alfredo Di Stéfano nombró a los mejores jugadores de todos los tiempos, incluyó a Muñoz, Moreno, Labruna, Pedernera y Loustau, los cinco delanteros de La Máquina. Algunos de ellos también cultivaban el gusto latinoamericano por la vida nocturna. José Manuel Moreno –a quien algunos lo consideran incluso mejor que Maradona- decía que la noche y el tango eran el mejor entrenamiento. “Sí, me gusta la vida nocturna ¿Y qué? Nunca falté a un entrenamiento, y no me digan que debo tomar leche: cuando lo hice jugué mal…”.

Revela el racismo que ha sido una mancha constante en el juego. Tal era la necesidad de esconder sus raíces africanas, que el gran jugador brasileño Arthur Friedenreich se alisaba el cabello antes de entrar a la cancha. Otros usaban maquillajes blancos para disimular sucolor, que quedaba en evidencia por efectos de la transpiración. Incluso durante el siglo XXI hubo incidentes que afectaron el deporte. En un partido de clasificación para el Mundial 2002, el extrovertido arquero paraguayo José Luis Chilavert escupió en la cara a Roberto Carlos, luego de que el brasileño le dijera “Indio, les ganamos 2-0. Son un desastre”.

Cuenta la historia de Andrés Escobar, el defensor de Colombia asesinado por los carteles de la droga por haber concedido un gol en contra en el Mundial 1994.

Destaca a los pioneros, como Colo-Colo, entre los primeros clubes de América  Latina en partir de gira a Europa para medir fuerzas, o Peñarol de Montevideo, el primero en darle valor -y ganar- los incipientes campeonatos sudamericanos de clubes campeones que dieron lugar a la Copa Libertadores de América.

Investigado con rigor británico y escrito con pasión rioplatense ¡Golazo!es un libro sin igual, un hito en la historiografía del deporte en América Latina.

Andreas Campomar es uruguayo y vive en el Reino Unido, donde es director editorial de Constable& Robinson. Es sobrino bisnieto del Dr. Enrique Buero, el hombre que convenció a Jules Rimet de organizar el primer Mundial de Fútbol en Montevideo y más tarde se convirtió en vicepresidente de la FIFA.

Es Master of Arts por la Universidad de Cambridge, especializado en Historia, y Posgraduado en Leyes por el College of Law de Londres. Como periodista ha publicado artículos y ensayos en DailyTelegraph, Financial Times, HeatLiteraryJournal, LiteraryReview, New Books in German (editorial boardmember), New Books in Spanish (editorial boardmember), New Humanist, SundayTelegraph, Times LiterarySupplement, SlightlyFoxed, Spectator, Tablet y New York Times.

Con motivo de la Copa del Mundo 2014, el New York Times le ha encomendado la cobertura del campeonato desde Brasil

Compartir
Artículo anterior4° Nano Festival de Fotografía
Artículo siguienteMacbeth, el sueño de las brujas, Carlos Rivas
El portal de arte, cultura y espectáculos de habla hispana. Desde la ciudad de Buenos Aires, Argentina, Leedor.com brinda noticias de cultura, una vasta oferta de contenidos de producción propia organizados en secciones temáticas y un interesante conjunto de servicios gratuitos que facilitan el acceso a la información sobre arte, cultura y espectáculos en español.