Record de estrenos argentinos en mayo

0
9

Escasa visibilidad de los estrenos argentinos en salas locales

 

Durante las cinco semanas del mes de mayo pasado se estrenaron 35 películas, de las cuales la mayoría (veinte) argentinas.

El siguiente es un listado con la mitad de los títulos locales estrenados:

1) Madam Baterflei

2) Cómo llegar a Piedrabuena

3) Sonata en mi menor

4) Un día gris, un día azul igual al mar

5) Mujeres con pelotas

6) Ramón Ayala

7) Rey Milo

8) El objeto de mi amor

9) El cielo otra vez

10) Viaje a Tombuctú

Se le plantea un “quiz show” a los lectores preguntándoles cuántas de la lista anterior ha visto. Y se lo considera muy “cinéfilo” si responde que fueron más de dos. (Leedor vio y cubrió los títulos 5, 6 y 7).

¿A qué viene todo esto? A plantear una inquietud sobre la escasa visibilidad del grueso de los films locales estrenados.

Según Ultracine todas las películas antes citadas fueron presentadas en una o dos salas de cine únicamente y ninguna superó las dos semanas en cartel (la mitad estuvo sólo una).  Además entre todas sumaron apenas cinco mil espectadores y ninguna fue vista por más de mil personas.

De las restantes diez películas del mes de mayo sólo una fue un éxito de público. Nos referimos a “Muerte en Buenos Aires”, que pronto alcanzará la cifra de cuatrocientos mil espectadores. Vista el jueves pasado, en razón de haber estado en el exterior al momento de su estreno, este cronista no logra justificar tamaña respuesta de público. Pero entiende que la engañosa publicidad sobre quién fue el asesino (se adivina desde la escena inicial), los “chivos” en programas como Show Match y el gasto enorme en propaganda callejera están logrando movilizar a tantos espectadores inadvertidos.

Es lamentable que películas como “Fango” de José Celestino Campusano, también estrenada en mayo,  pasen absolutamente desapercibidas, durando dos semanas en cartel con apenas 600 espectadores mientras que engendros como el citado  multipliquen sus cifras casi cien veces.

Lo que se reclama es un debate para solucionar la escasa “visibilidad” señalada. Hacen falta más salas tipo Gaumont y también pensar en soluciones alternativas. De continuar con el ritmo de estrenos se llegaría a fin de año con casi doscientos estrenos argentinos (hasta mayo 2014 inclusive hubo 65 frente a 50 en 2013).

Uno imagina la decepción de muchos realizadores argentinos cuya primera o segunda película permanece apenas una o dos semanas en cartel y la ven menos de mil personas. ¿No sería mejor estrenarla directamente en televisión, por ejemplo en INCAA TV, con buena publicidad previa?

El cine argentino está pasando por un buen momento creativo como lo demuestra el alto nivel e importante presencia en el reciente Festival de Cannes. Lástima que no pueda afirmarse lo mismo con la mayoría de los estrenos locales. Como ya se señalara en otras oportunidades se trata de un cine que el público mayoritariamente no ve.