Santiago

0
8

Enorme sensibilidad la de este documental brasileño de Joao Moreira Salles, se proyecta el martes 10 de junio a las 18 hs en la Universidad del Museo Social Argentino, Corrientes 1723Una joyita, perlada y refinada, en un riquísimo blanco y negro que mezcla texturas de cámara en mano y planos cuidados al extremo.

En principio, hay que decir que es un documental con un tema que a priori parece improbable. ¿Qué puede tener de interesante la vida de un mayordomo?. Santiago habla una extraña lengua, fruto de una mezcla de culturas: algo así como un porteño cocoliche donde se cuelan palabras portuguesas e italianas. Frases en latín o español antiguo. Poemas. Este mayordomo retirado que vivió las épocas de esplendor de la aristocracia argentina y brasileña narra a cámara episodios de su vida alternándolos con canciones de infancia, restos de una memoria insuperable. El mejor armador de arreglos florales. Un gran bailarín. Un hombre de cultura.

La memoria cruza el film.

Santiago es un documental que habla de sí mismo, austero y con un deslumbrante blanco y negro en 35 mm. La figura de este personaje que vive de la nostalgia del pasado, del recuerdo de una clase, y sus amaneramientos. A modo del copista medieval, Santiago acompaña su vida con el registro mecanografiado en 6000 folios de la vida de las dinastías del mundo: desde las sumerias a la de los actores de Hollywood. Pasando por las griegas, egipcias, francesas, italianas. Una colección que fue a parar a manos del director de esta película y que es a traves de las imágenes, clasificado, comentado, exhaustivamente desglosado por Joao Moreira Salles.

La película del hermano de Walter Salles (Diarios de Motocicleta) deslumbra por muchos motivos, pero fundamentalmente por su sensibilidad. Es que Santiago es un film que habla de otro film, el sueño de un documental inconcluso: material producto de una entrevista de 5 días (durante 1992) al mayordomo de la familia del director, hijo de un diplomático y hermano de Walter Salles.

El modo minucioso de selección de los planos, las repeticiones de las frases o las historias, los gestos y las palabras, suma la idea de que además de ser el documental de un documental, también tiene algo de antidocumental y una lección de cine. La toma más sorprendente, la influencia de Ozu en el distanciamiento que corresponde adémás al plano de lo simbólico, Fred Astaire.

Joao Moreira Salles no sólo rastrea de un modo sensible sobre su propio pasado sino también describe, intercala, coquetea en un cruce entre lo personal, lo familiar y lo cultural, realmente conmovedor.

Publicado en Leedor el 10-04-2007