Al filo del mañana, con Tom Cruise

0
11

El tanque “norteamericano” de cada semana

- Publicidad -

Hace dos semanas fue “Godzilla” y la pasada un nuevo capítulo de “X-Men”. Ahora es el turno de “Al filo del mañana” (“Edge of Tomorrow”), o si se quiere la nueva de Tom Cruise.

Las distribuidoras norteamericanas, conocidas en la jerga cinematográfica como “majors” (Buena Vista, Fox, Warner, Universal, Paramount, Columbia/Sony), están muy bien organizadas a nivel de sus estrenos. No sólo en los Estados Unidos sino también aquí programan sus novedades de manera de evitar excesivas superposiciones en un mismo jueves.

Últimamente se viene dando un  fenómeno que hace algunos años no ocurría consistente en el estreno casi simultáneo en USA y Argentina. Lo de “casi” responde a dos causas principales. La primera es que en nuestro país el día de estreno es el jueves y allá los viernes. De manera que muy a menudo se conocen un día antes en Argentina los tanques (grandes producciones) norteamericanas. La segunda es que a veces, sobre todo hacia fin de año y a menudo por exigencias del Oscar, llegan más temprano en el hemisferio norte.

Al filo del mañana” curiosamente llega ocho días antes a la Argentina, pues su estreno en  Estados Unidos está previsto recién el viernes 6 de junio. Fue dirigida por Doug Liman  cuya irregular carrera incluye a la fallida “Sr. y Sra. Smith”, la discreta “Identidad desconocida” y la algo mejor “Poder que mata”, inmediatamente anterior a la que acaba de estrenarse.

Basada en “All You Need is Kill” del japonés Hiroshi Sakurazaka, que empezó siendo una novela y luego fue adaptada al comic, remite inevitablemente a “Hechizo del tiempo”. Tanto Bill Murray en la película de Harold Ramis como Cruise aquí viven repitiendo un mismo día un gran número de veces en extraño fenómeno temporal. Pero el parecido termina aquí pues el género de ambos films es muy diferente y éste es de ciencia ficción.

Nuestro héroe, el mayor William Cage, en verdad es un cobarde publicista que obtiene un rango militar pese a que no soporta la sangre.  Incluso es arrestado en Londres por orden del general Brigham (Brendan Gleeson), al negarse a viajar a Francia donde tropas alienígenas (los Mimics) están invadiendo dicho país. De golpe despierta y tras rápido entrenamiento se ve embarcado arriba de uno de numerosos helicópteros militares que se dirigen a la costa francesa. La explosión en la nave lo obliga a tirarse de la misma y lo que le espera abajo es una verdadera masacre, con extraterrestres que parecen gigantescos arácnidos en situación victoriosa. En pleno combate se cruza con Rita Vrataski (Emily Blunt), una valiente mujer soldado a la que se conoce como el “Ángel de Verdún” por su valentía.

Cuando Cage está a punto de morir despierta y todo comienza de vuelta (entrenamiento, helicóptero que explota, encuentro con Rita, etc). Pero lo que va cambiando es su forma de actuar en el campo de batalla. Experimenta una verdadera “curva de aprendizaje” (como en los videojuegos) que le permite al ex cobarde ir modificando  su estrategia. La acción inicial del film se repite más de cinco veces, con variaciones que en algún momento producen una sensación de monotonía o cansancio en el espectador. Por suerte hacia el final tanto Cage como Rita llegan a superar el día que se ha venido repitiendo tantas veces. Es el momento en que él afirma “no he vivido este nuevo día” a lo que ella agrega “si nos quedamos aquí moriremos”. Emily Blunt sobresale en el rol central femenino y en roles secundarios se destacan Bill Paxton (Sargento Farell) y Noah Taylor (Dr. Carter).

La sonrisa de Cruise con que se cierra “Al filo del mañana” es como un guiño al espectador alejándolo de un final convencional. Los efectos especiales están bien  utilizados y si bien hay algo de “déja vu” de otros films de ciencia ficción, los amantes del género saldrán satisfechos. El mayor mérito del film es el intento, parcialmente logrado, de ser original evitando repetir argumentos trillados.