La jaula de oro, el film mexicano del año

1
29

Premiada en Cannes, y ahora con 9 premios Ariel,La jaula de oro es la ópera prima de Diego Quemada Diez, un joven español, nacido en Burgos, afincado largo tiempo en México. Su película nos cuenta el viaje de tres adolescentes guatemaltecos hacia EE.UU. Todos ellos creen que van a encontrar un mundo mejor más allá de la frontera de México, pero se encuentran con una dura realidad.

- Publicidad -

Alfredo García entrevistó a su director en ocasión de su exhibición en Mar del Plata.

 

AG: Diego es un gusto enorme. Siendo un tema habitual en el cine mexicano, desde dónde lo abordaste para encontrar tu mirada particular.

DQD: Lo que he tratado en todos los procesos de la pelicula fue sobre todo plasmar mi experiencia personal a través de lo que yo he sentido ante la decepción de no encontrar un lugar mejor, en ese viaje interno. He tratado de darle un componente interno personal. Por otro lado he hecho mucha investigación durante mas de 6 años hablando con cientos de inmigrantes, tratando de explorar la parte interna de su viaje y la parte externa a nivel de los detalles que yo necesitaba aprender para poder escribir esta historia.

AG: Cómo fue elegir los protagonistas en las zonas marginales de Guatemala y los altos de Chiapas.

DQD: Un proceso bastante largo de unos 7 meses en los que vimos unos 3000 niños en Guatemala y otros 3000 en los altos de Chiapas. La propuesta conceptual que tenía era la de hacer el casting en las zonas de mas pobreza en estas zonas literalmente el equipo de casting se jugó la vida, nosotros tambien. El proceso de investigación fue muy peligroso. Son zonas donde hay muertos todos los días. Pero valió la pena. La idea era mostrar por qué la gente busca una mejor existencia. A nivel de los altos de Chiapas, una organización cultural llamada el Celali (Centro Estatal de Lenguas, Arte y literatura indígenas) que si no fuera por el el maestro Enrique, que es un tzotzil  no hubiéramos podido entrar a todas esas comunidades donde se hicieron los castings. Todos los directors de las casas de cultura de esos pueblos, nos apoyaron y nos abrieron las puertas de sus comunidades.

 

AG: ¿Los jóvenes que se ven montados en el tren eran desplazados reales que estaban en transito?

DQD: La idea de esta película siempre fue trabajar con migrantes reales así como nosotros hacer el viaje de verdad, vivir lo mas cercanamente posible lo que ellos viven e insertar a nuestros protagonistas dentro de un contexto absolutamente documental.

 

AG: En “La jaula de oro” otro de los peligros que representa es el de las traiciones. ¿No se sabe muy bien en quién confiar?

DQD: A principio del proceso de investigación uno idealiza, siempre tuve claro que estos personajes eran héroes y que quería hacer como un poema épico. Pero en el proceso de humanización que se va produciendo a medida que fui investigando cada vez mas surgió el tema de matizar a los personajes: sí son héroes, sí quiero que la gente se identifique con ellos, sí quiero que vean el mundo a través de sus ojos, que la gente observe que se están jugando la vida por ayudar a los seres queridos y eso es un acto absolutamente heroico pero tambien son humanos, estamos llenos de errores, de carencias, nos equivocamos, las expectativas que tenemos no son las que se cumplen y sí efecticamente hay muchas traiciones y muchos te cuentan como los mismos migrantes traicionan a su misma gente, la mayoría de los secuestradores suelen ser mexicanos pero la mayoría son centroamericanos. Entonces tambien es un tema que es el tema de la traición.

 

AG: ¿El final está rodado verdaderamente en los EEUU y la frontera que aparece es real?

DQD: Todo el final se filmo en EEUU. Y si, era parte de la esencia del proyecto: no actores, locaciones reales, hacer el viaje de verdad, con inmigrantes de verdad.

AG: ¿Tuviste dificultades para filmar alli?

DQD: La frontera de Tijuana fue lo menos complicado del viaje. Lo que sí fue complicado fue reconstruir el viaje por los túneles de la frontera, a nivel de locaciones. Todo lo que ves en la pelicula fue porque me lo contaron o porque alguien lo viví o yo lo presencié o lo viví. La esencia del proyecto es estar comprometido con la realidad del momento. Mas allá de la naciones y los documentos artificiales todos compartimos la tierra. Y no es una utopía +, no es un ideal perdido, si no que es una realidad.

AG: Como viviste el festival de Cannes, donde te llevaste tres premios.

DQD: El haber presentado el trabajo en el mejor festival de cine del mundo y poder compartir las historias de los migrantes que compartieron conmigo sus dramas y poder plantear esta problemática, en la que todos somos responsables. Fue muy bello que estuvieran alli los niños y tuvimos una ovación de mas de 15 minutos. El primer premio que nos dieron fue el Gillo Pontecorvo, premio que creó él poco antes de morir para premiar al cine humano y político. Yo le admiro mucho y fue para mi un gran honor sentirse heredero de esa linea del cine de Pontecorvo, luego nos dieron el premio de un critico que se llama Francois Chalet y luego nos dieron el mejor que te pueden dar en un Festival de estas caracteristicas que es al grupo de actores, a los niños que son todos artistas pero no relacionados con la actuación, uno es graffitero, el otro músico,  otro hace teatro callejero, otro es hiphopero y bailarin.

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=GBBNmC2JWGU[/youtube]