Doble negativo, de la pintura al objeto. En el Museo Tamayo.

0
38

Con curaduría de Andrea Torreblanca, se presentan en el Museo Tamayo 15 obras emblemáticas del Museo de Arte Contemporáneo de San Diego, exhibiendo una selección de algunos de los artistas más significativos de las décadas de los sesenta y setenta del siglo pasado en Estados Unidos.

mt_dn_01__exposicion-s-c

A partir de quince obras relacionadas con el arte conceptual, el minimalismo y la abstracción de esta época, la exposición presenta un capítulo específico de la historia del arte en el cual se transformaron la mayoría de los cánones modernos establecidos durante la primera mitad del siglo XX.

Los artistas incluidos son: Carl Andre – Jo Baer – John Baldessari – Larry Bell – Donald Judd – Ellsworth Kelly – Sol LeWitt – Robert Mangold – Agnes Martin – John McCracken – Robert Rauschenberg – Robert Ryman – Robert Smithson – Frank Stella.

mt_dn_02__exposicion-s-c

 

Texto curatorial:

“Durante los años sesenta en Estados Unidos, diversos artistas comenzaron a explorar la noción de la pintura, el entorno físico y la visualidad más allá de la representación. El expresionismo abstracto de la posguerra se había agotado para aquellos que consideraban que la relación entre el material y el espacio debía ser confrontada de una forma más pura y directa. La exposición Doble Negativo presenta a la mayoría de los artistas relevantes que propusieron nuevas formas de pensamiento en el arte. Uno de sus principios fundamentales fue la incorporación del “espacio negativo” o el espacio que limita a las obras, como una posibilidad de integrar la experiencia del espectador sin condiciones preestablecidas. A través de campos sólidos de color, el uso de materiales industriales (como metal, acero, barnices, lacas automotivas, entre otros) y la eliminación de pedestales y marcos, la pintura y la escultura modificaron hacia objetos construidos que coexistían junto con el espacio. Los artistas de esta generación adoptaron un nuevo vocabulario que describía las obras en términos de materialidad, autonomía, cualidades físicas y espaciales en contraposición a la expresión, la gestualidad y el temperamento de las obras que habían predominado años anteriores. La negación de los cánones de la vanguardia llevaron a estos artistas a trabajar a partir de fórmulas, sistemas, repeticiones y retículas que funcionaban más como proposiciones que como representaciones artísticas. Desde el artista Robert Rauschenberg, quien comenzó a utilizar los objetos cotidianos como parte del imaginario colectivo de la vida moderna, hasta Robert Smithson quien desarrolló la noción del no-lugar como una metáfora sobre la representación del espacio, Doble Negativo alude tanto a la intención de estos artistas de anular las narrativas del progreso moderno, así como a la transformación de la pintura hacia el objeto, en donde el espacio se integró a la condición física del tiempo”.

mt_dn_03__exposicion-s-c

 

Hasta el 1 de julio de 2014. Museo Tamayo.
Paseo de la Reforma No. 51, Col. Bosque de Chapultepec, Del. Miguel Hidalgo, C.P. 11580. México.

Compartir
Artículo anteriorLa jaula de oro, el film mexicano del año
Artículo siguienteLygia Clark: The Abandonment of Art, 1948–1988, en el MOMA
El portal de arte, cultura y espectáculos de habla hispana. Desde la ciudad de Buenos Aires, Argentina, Leedor.com brinda noticias de cultura, una vasta oferta de contenidos de producción propia organizados en secciones temáticas y un interesante conjunto de servicios gratuitos que facilitan el acceso a la información sobre arte, cultura y espectáculos en español.