Flores sobre el orín

0
19

Un montón de flores sobre el orín, sobre ese líquido transparente y amarillento, sobre esa última sustancia riñonera, sobre ese último despliegue orgánico que elimina lo tóxico, lo sustancial y políticamente tóxico.  Y si desde allí pueden nacer flores, cuánto más desde el contexto socialmente aceptado que abriga uretras y micciones; los baños como escenarios de toda digestión, como submundos menos solitarios de lo que se cree, como el último patio donde se redimen las soledades.

- Publicidad -

Flores sobre el orín” se sitúa en plena dictadura militar argentina, con un mundial de fútbol ardiendo en los recientes televisores que mostraban imágenes en colores y que intentaba encubrir  toda forma de represión posible. Desde la subjetividad de esa época, su autor, Alejandro Modarelli, nos sumerge sin permiso  y expeditivamente en el mundo de las minorías sexuales, y está bien que así sea: si no se hubo de pedir permiso para coger en un baño público, porqué se habrá de pedirlo para contar una historia que nos define como parte de una disidencia.

Las teteras como una forma de resistencia a la represión en una época donde las botas pisaban cualquier deseo. Las teteras como un reducto donde salvaguardar los orgasmos bien paridos. Las teteras como un puente que une solidaridades entre los más débiles. Las teteras alzándose como mansiones en medio de los andenes, en un tiempo donde el peligro de perder (hasta la vida) y de ocultar (hasta la vida), estaban latentes en toda línea espacial.

“Por qué seremos tan perversas, tan mezquinas (tan derramadas, tan abiertas) y abriremos la puerta de calle al monstruo que mora en las esquinas”, se pregunta Perlongher en el maravilloso poema “Por qué seremos tan hermosas”, y es casi un manifiesto homosexual, como también podría serlo “Flores sobre el orín”, en estos tiempos donde no abundan las realidades setentistas en relación al colectivo lgbt.

Alejandro Modarelli en la autoría y Jesús Gómez en la dirección materializan la tragedia de la dictadura en los baños públicos, la violencia, los policías, el deseo, los chongos, la breve libertad, los culos más lindos del conurbano y la capital; todo lo que para muchos significó un lugar de referencia, de auto y re conocimiento.

Modarelli nos dibuja, a aquellxs que ni siquiera habíamos nacido para esa época, un itinerario para empezar a entender algunos cómos y muchos por qués. Nos repone las teteras, aunque sea por unos largos instantes, y las rescata con una nostalgia que hiere y salpica. Nos devuelve la historia, o una parte de ella, que es mucho y es bastante.

 

Autoría: Alejandro Modarelli

Dirección: Jesús Gómez

Interpretes: Patricia Becker, Juan Gonzáles, Jorge Noguera, Eduardo Raffa, Christian Chapi, Carlos Mallo, Álvaro Hernández, Renzo Bormioli, José Postorivo, Alex Malave, Gerardo Mel, Sebastián DeMarco, Carlos Donigian

Teatro Payró. San Martín 766

Sábados 23:00.