Palito Ortega Matute: Perú, Cine y Derechos Humanos

0
23

En el marco del 4° Festival de Cine Político se presento en la Competencia   Oficial  Internacional  de Largometrajes la película peruana “El rincón de los inocentes” de Palito Ortega Matute.

- Publicidad -

Palito Ortega Matute nacido en  Huamanga – Ayacucho con una importante y prolifera producción cinematográfica  con siete largometrajes en su haber,   es uno de los portavoces del movimiento llamado “cine provinciano”.

El rincón de los inocentes” aborda de manera clara y contundente el proceso de violencia política desatada en Ayacucho tomando como referente la actitud de los militares, del senderismo y la posición de un monseñor que jamás quiso ponerse a la altura de las circunstancias desatándose de esa manera la violación a los derechos humanos de miles de inocentes.

Palito ha tenido el merito de plasmar por primera vez una lectura ayacuchana de esa vorágine de violencia que estremeció al sur andino durante los ochenta.

 

matute

 

AF: ¿Cómo surge el guión de ” El rincón de los inocentes”?

POM:  Bueno, en principio yo soy ayacuchano y he vivido toda esa violencia política desde niño, entonces me asistía la obligación moral de contar esas historias. Había hecho cosas, hice cine, pero necesitaba contar lo que ha sucedido con ese pueblo. He sido testigo como mi familia, hice entrevistas pedí testimonios a los actores involucrados en ese proceso y se me ocurrió hacer la pelicula. Yo conocía el tema, tenia datos exactos de hechos y armamos una especie de rompecabezas con todo ese conglomerado de personas que han pasado por ese proceso.

AF: Existía una deuda pendiente de los directores  de cine peruanos en no mirar para adentro y  plasmar con su mirada la dramática realidad vivida, vos de alguna manera empezás a pagar  esa   deuda, ¿a que atribuís esa demora?

POM: Bueno en principio las películas que se han hecho sobre el tema son de directores que viven en Lima y tienen una lectura lejana basada en publicaciones de prensa o televisión, por lo tanto muy sesgada. Eso fue un impedimento para que películas que se hicieron hasta el momento no cuenten la verdad. No grafican este proceso. Yo tenia que corresponder a ese rigor.

AF: Has dicho que te interesa hacer un cine de identidad, amplíame ese concepto.

POM: Cine de memoria en todo caso, lo que estamos haciendo es poner en evidencia estos hechos pero queremos que haya un trabajo de memoria sobre todo lo que pasó en Ayacucho que es lo que ha pasado en muchos pueblos de Nicaragua, Argentina, Chile, El Salvador y que merece que se conozcan, tengan una lectura correcta. Los gobiernos responsables nunca tuvieron un acto de solidaridad con su pueblo. Sólo en Ayacucho hay 70.000 victimas que podemos contar.

AF: Entre 1983 y 1990 funcionaron en Ayacucho los centros de tortura y exterminio de prisioneros  “Los cabitos” y “La casa rosada” donde se construyo un horno gigantesco para incinerar  los restos mortales de los detenidos  y en el interior de los cuarteles se instalaron criaderos de  chanchos los que eran alimentados con los restos de los presuntos asesinos. Estos centros que  manejaron las fuerzas armadas y el estado peruano del gobierno de Belaunde Terry con un saldo luego de dos décadas de militarización fue cerca de 70.000 desaparecidos. ¿Hubo una autocritica por la complicidad con estas atrocidades por parte de los medios de comunicación, periodistas, parlamentarios, partidos políticos, poder judicial y cómo se ve en tu película por parte de la iglesia católica del Perú.?

POM: De los sectores involucrados, la Iglesia, el Gobierno, la Prensa, los Partidos políticos, nunca han hecho mea culpa sobre el grado de culpabilidad. Hubo cientos de lugares en Ayacucho donde se desaparecían centenares de personas que no tenían nada que ver con el proceso de violencia política. Creo que hubo terrible ensañamiento de las fuerzas armadas no sólo con la ideología que mantenía un sector de Sendero Luminoso sino también por una cuestión de racismo. la mayoríade las fuerzas armadas era de la costa y a los campesinos de condición pobre se los trataba con bastante racismo y sadismo. Esta masacre que todavía no se ha contado y es nuestro deber como testigos de esa época contarlo.

AF: El informe de la “Comisión de la verdad y la reconciliación”  centra la responsabilidad de los hechos acontecidos sobre el partido comunista peruano y el sendero luminoso librando de total  responsabilidad al poder ejecutivo, a las fuerzas policiales, a la cúpula de la iglesia  salvo decir   “que no fue firme” la defensa de los derechos humanos por parte del arzobispado de Ayacucho  si bien reconocen los excesos realizados por las fuerzas armadas pero nada hablan de buscar a  los culpables de los asesinatos y violaciones cometidas por la misma.

POM: El trabajo de la comisión ha sido de verdad importante. Ha hecho recomendaciones a los gobiernos de turno para que hagan reparaciones civiles, colectivas, obras que finalmente entendemos que forman parte de un trabajo político y que ninguno de los involucrados van a salir a reconocer una responsabilidad mayor. Ahí hay una responsabilidad exclusiva de los gobiernos en solicitar esa responsabilidad.

AF: A casi 3 años de asumir  la presidencia Ollanta Humala como está la deuda hoy con los derechos  humanos?

POM: Mal. No esta asumiendo ninguna responsabilidad, no está atendiendo el trabajo de la comisión de la verdad. Se veía mas en el gobierno anterior hoy se esta descuidando.

AF: ¿Cómo fue recibida la película en Ayacucho verdaderos protagonistas de la misma?

POM: De un modo bastante sorprendente. Hemos vivido esta pelicula a modo de catarsis, hay muchas personas que han salido con heridas aceradas, el alma esta dañada y no hay manera de repararla. Creo que ayuda a tomar conciencia que no debemos olvidar y que debemos seguir educando a nuestros hijos. Mirar para atrás para entender qué es lo que ha pasado.

AF: Un problema en común que tiene Latinoamérica  es la dificultad de exhibición de nuestras  películas, pues las salas en su mayoría están manejadas por las distribuidoras norteamericanas,   frente a esta circunstancia hay que pensar  nuevas maneras de llegar a la gente.   Vos con un cine móvil recorriste Perú llevando tu cine a las zonas más lejanas. ¿ Cómo fue esa experiencia y cuál es la evaluación de las misma.?

POM: Bueno es un poco complicado meter una pelicula de esta condición en las salas comerciales que están en manos de las majors, estamos tocando una sensibilidad social, lo que hacemos es funciones itinerantes, visitando lugares donde no hay cines, instalando pantallas en colegios. Creo que el objetivo de cualquier pelicula es que se vea y esta experiencia de recorrer pueblos lo están replicando otros jóvenes realizadores del cine peruano. 

Gracias Palito por acercarnos la realidad de tu país y esperamos que se pueda ver en buenos Aires tu pelicula.