Diana Dowek, Mujeres Queridas

0
14

La artista plástica argentina Diana Dowek presenta, hasta el 21 de mayo, una exposición de sus trabajos más recientes en las que retrata a distintas mujeres de la historia que se destacan por su compromiso social, político, poético, teórico y existencial. Se trata de 14 pinturas que representan a personalidades heterogéneas admiradas por la artista, quienes son: Aída Carballo, Virginia Woolf, Tina Modotti, Simone de Beauvoir, Anna Frank, Clara Zetkin, Dolores Ibárruri (La Pasionaria), Olga Marquez de Aredes, Rosa Luxemburgo, Emma Goldmann, Kathe Kollwitz y Marie Curie; uno de estos retratos es doble, el que registra a María Guadalupe Cuenca y Micaela Bastidas; otro, es el de un personaje de cine, la madre frente a los soldados de El Acorazado Potemkin de Sergei Eisenstein.

- Publicidad -

Como solemos decir, pocas galerías son tan consecuentes con su propia trayectoria como Jacques Martínez, que sostiene una coherencia “editorial” en los artistas con los que trabaja, fiel a la pregunta leitmotiv que ha instaurado, ¿Para qué una Galería?

Jacques Martínez concentra un trabajo de investigación, puesta en valor y difusión sobre los pintores de la generación del ´70, considerando la figura de Dowek en este grupo, lo que potencia la ya sólida trayectoria de esta artista al incluirla en un contexto histórico de interesantes líneas interpretativas.

En efecto, Dowek ha finalizado recientemente un trabajo de sistematización de su cuerpo de obra, fotografías, documentos y escritos, en el que personalmente he colaborado durante tres años, dando como resultado el libro La pintura es un campo de batalla, Obras e Intervenciones, 1967-2012. Esta publicación, sin dudas ha producido una focalización de su importante figura por parte de la historia del arte de núcleo académico, canónico y central que domina el campo de estudios, consagraciones y decires sobre el universo de artistas argentinos.

Este viraje de los sectores críticos sobre su obra, reforzado por el prestigio de una galería vernácula como es Jacques Martínez, podría facilitar el surgimiento de nuevos debates e instalar temas con nuevas ópticas, como ser, el de la vitalidad de la práctica pictórica, el de la relación realismo/pintura/fotografía, y por supuesto el de la visibilidad de una generación de artistas mujeres a la que no le ha resultado sencillo instalarse y sostener su práctica y su coherencia con preocupaciones políticas y culturales.

Sabemos cuál es el compromiso de Dowek con el quehacer de pioneras y precursoras, a las que homenajea con este nuevo corpus desde el género del retrato. Un género sobre el que Diana ya trabajó, por ejemplo, en la serie de María Rosario, recolocando en lenguaje plástico el accionar cotidiano de una mujer trabajadora. Aquí su labor confronta lo testimonial y político desde la propia mirada de artista creadora de la realidad. Una vez más la relación con lo fotográfico, y la prensa es clave: la paleta, justamente, evoca en toda su escala de grises marcas de un determinado tipo de imagen, signos también ligados al archivo y por tanto a la memoria, sobre la que impone el trazo plástico e intenso de la propia mano de la artista.

Destacamos el eje curatorial, que propone los retratos de estas mujeres  presentados en una misma pared de la amplia sala, dando una sensación de bloque de personalidades distintas, una diversidad coherente de caras, miradas y gestualidades, metonimias de tantas historias, de tantas palabras que Dowek trae al presente desde su mirada absolutamente contemporánea y vuelve a convertir en imprescindibles gracias a sus pinceles.

 

Galería Jacques Martínez
Av. de Mayo 1130 – 4° “G” – C.A.B.A.
Lunes a viernes 14 a 20 hs.