Lo que dejó el BAFICI 2014 (Narrativas Alteradas)

0
10

Así con el ojo caliente no quise dejar pasar mucho tiempo para compartir algunas consideraciones acerca de lo visto en este BAFICI. Si bien hay muchos aspectos para reflexionar quise poner en foco en las distintas narrativas vistas en el recorte de películas  que pude disfrutar  este año:

- Publicidad -

Why Don’t You Play in Hell? :  Más allá de la plena aceptación del público¿  Sion Sono  nos propone una película paroxista, frenética, cómica hasta el absurdo,  inmersa en olas rojas donde flotan miembros cortados en  la épica pelea que desean filmar dos bandos de la mafia Yakuza dispuestos a terminar con las vidas de los otros al mismo tiempo que terminan también con el film. Un ejercicio magistral con un final simple pero lleno de placer por el artificio y de amor por el cine. Esperamos su estreno o salida en DVD para profundizar el goce y el análisis.

Why_Dont_You_Play_in_Hell-0004

Our Sunhi : En la nota del año pasado en Leedor  me había atrevido a bautizar a los films de este Hong Sang Soo como peliquidas  por la abundancia de alcohol y otros líquidos (lágrimas, lluvias y mares) esta nueva obra sería una pelicual porque francamente no sabemos qué tipo de película es esta, dado que no sabemos quién la filma.

Una ex estudiante de cine va turbando (enamorando quise decir ) a tres distintos hombres de un Instituto de cine (el estudiante, el egresado y joven director y el experimentado profesor) pero Sangsoo filma la historia de a ratos como un director experimentado y de a ratos como un amateur (acercamientos bruscos , fueras de foco, excesivo paisajismo )  como si  la Sunhi del título también  haya enamorado al bueno de Song y haya dejado que ella filmara esas partes, como parafraseando aquella telenovela argentina esta es “cuatro hombres para Sunhi”.

Documentales: De los pocos documentales vistos observé un montaje muy equilibrado del film  El color que cayó del cielo del ex director del BAFICI Sergio Woolf que si bien no aporta elementos nuevos al género  documental muestra las virtudes del equilibro cuando el material es interminable y tentador.

20.000 dias on earth: intenta hacer convivir dos procedimientos en un mismo film , el autobiográfico tradicional y la ficcionalización de las bios del cantante, el resultado parece forzado, no fluye y además pone todo el foco en la historia personal y no la musical,  esa que nos lleva a prestarle atención a alguien llamado Nick Cave y su conjunto  Bad Seeds .

 “The Waitpelícula que apuesta a la generación de climas sobrenaturales como  “Upstream color”  que no han logrado construir un relato que pase de la mera insinuación. En el mismo estilo la película Coherence y el corto Sequence salen mucho mejor parado.

Journey to the West , poesía filmada de  Tsai Min Lai, para espectadores que puedan  controlar la respiración, un ejercicio de meditación cámara en mano. Alucinante,  para seguir hablando de ella con la misma lentitud gozosa con la que el monje budista Walker deambula por la ciudad.

Un château en Italie no es una decepción pero le anda cerca. La combinación entre  la vieja comedia costumbrista italiana y el drama aristocrático muy al estilo de Luchino Visconti en “Grupo de Familia” no ofrece un buen resultado más allá de la excelente actuación de su directora Valeria Bruni Tedeschi.

 “Mary is happy, Mary is happy” es formalmente una de las más innovadoras a nivel narrativo de este BAFICI 2014, con la más que interesante intención de filmar 411 tweets de Mary la adolescente tailandesa del título que relata sus amores e historias escolares através de los tiempos twitter. Los clicks del celular como fondo sonoro a la manera de un Metrónomo musical  marca el ritmo de esta película que tiene una fuerza expresiva en sus actuaciones y una inteligencia para hacer de esos tweets un guión cinematográfico que será difícil de olvidar.

Only Lovers Left Alive sin duda la más elegante e hipnótica película de Jarmusch,   dos orillas del mundo (Tanger y Detroit) unidas por el arte, la sangre y los amores vampiros. Con un estilo nihilista y vintage donde música e imagen son una misma cuestión sino ver esas fabulosas  tomas (fundidos)  circulares  que como los buenos y viejos  discos de vinilo nunca pasarán de moda. Otra para esperar y tirarse de cabeza cuando se estrene en salas o  en formato  DVD.

la última película”: El inquieto  Raya Martin, invitado eterno a la muestra,  y para hablar de ella es mejor leer lo que ha escrito  en forma magistral nuestra Kekena (http://www.leedor.com/contenidos/cine/festival-de-cine-cine/la-ultima-pelicula-raya-martinmark-peranson-en-bafici-2014) solo me resta decir que Don Raya es siempre un modelo para armar, un cine que está a punto de desparecer como forma de experimentar la posible reconstrucción del cine por otros medios.   Una aguda e interesante y  autorreferencial reflexión.

The congress” de Ari Folman vuelve a esta combinación de filmación real + animación rotoscópica + libre animación  como si la idea de su multipremiada “Waltz whit Bashir” fuera evolucionando a formas de mayor libertad similares a “Scanner Darkly” de Richard lInkater ambos, causalmente,  adaptando a dos grandes escritores de  Sci Fi,   el primero a Stanislaw Lem y el segundo a Philipp K. Dick. Una película critica de las formas y del negocio del cine donde la realidad se diluye como en aquella otra Novela de Dick, Ubik.

The sacrament desde Holocausto Canibal, pasando por The Blair Wicht Project y Cloverfield el found footage (falso documental  que a veces es presentado como encontrado) ha dejado no solo de ser una innovación narrativa sino que se ha vuelto un verdadero estorbo, esto es lo que pasa con  The Sacrament. El director está tan obsesionado con introducirlo que demora escenas o las fuerza para deteriorar el suspenso. Creo que  Ti West debe considerar una marca generacional el uso del FF y así como en J.J. Abrams  la mejora en Cloverfield  (con el efecto palimpsesto) aquí parece agotado y sin sentido, sin embargo el director de “The House of the  Devil” tiene un pulso para el impacto visual que arrasa hasta con sus propios defectos para darnos un testimonio arrollador de lo que pueden ser las sectas suicidas muy parecidas a las del revendo Jim Jones (década del 70’ Guyana) , aquí magistralmente encarnado por otro Jones , Gene.