Genial espectáculo de improvisación: En sincro

0
8

En el marco del Ciclo Obras en movimiento, Marcelo Savignone presenta En sincro, un genial espectáculo de improvisación donde demuestra, como siempre, como cada vez, que es un actor excepcional, dotado de una enorme cantidad de recursos expresivos.

- Publicidad -

El mundo cabe en una canción o en el título de una o en una frase que se va hilvanando con otros títulos, otras frases y, por ende, otros mundos posibles que se abren y se despliegan en el cuerpo de un actor. Él, Marcelo Savignone, está solo en escena. Aunque está acompañado por músicos, con quienes a veces dialoga y siempre le marcan el ritmo,  está solo en escena, ES la escena. Está sumido en el vértigo, en el abismo dulce y peligroso de la improvisación, del juego con el cuerpo y la palabra, con el canto, la música y el humor.

En un comienzo nos engaña, viste de negro, emula a ciertas singulares estrellas de la música, toca la guitarra.  Todo parece un recital de rock pero es mucho más que eso: es una celebración de la actuación (de las capacidades expresivas, del movimiento), una invitación al goce, una poética del cuerpo en acción.

Antes de entrar a la sala y de que comience la función, un asistente le pide a los futuros espectadores que digan un título o frase de alguna canción que elijan (algunos se animan incluso a cantarla) para grabarla debidamente. Ese material, esa suma, esa mezcla rara de géneros, temáticas, dichos profundos, absurdos o disparatados, servirá para abrir el juego, para que este juglar del Siglo XXI desborde su inmenso caudal interpretativo. Esas canciones primeras darán lugar a otras, a relatos imposibles, a escenas breves protagonizadas por diferentes personajes que interactúan entre sí o no y que luego se irán fundiendo, confundiendo (como las palabras, los gestos,  las historias, las vibraciones) en ese universo hilarante y múltiple que nos regala En sincro.

En esta nota se repite tres veces la palabra “cuerpo”. No es casualidad ni capricho. Marcelo Savignone improvisa con toda la extensión de su ser, domina su cuerpo (sí, la decimos otra vez), lo distorsiona, lo hace hablar y decir mucho más  que lo verbalmente pronunciado. Es sensación, idea, pulsión.

Seremos breve porque lo dicho apenas puede rozar la gratísima experiencia vivida. Cuando salgan de la sala la banda seguirá tocando y todo habrá parecido un sueño, un pequeño misterio compartido, un instante efímero de eternidad. Vayan.

 

 

Ficha técnica                                                                                                                                                                                 

Actúan: Pablo Bronzoni, Victor Malagrino, Andy Menutty, Marcelo Savignone Vestuario: Mercedes Colombo Escenografía: Lina Bonelli Iluminación: Luciano Cohen Diseño de luces: Bernardo Sabbioni Asistencia: Luciano Cohen Asistencia de dirección: Paula Broner, Bernardo Sabbioni Producción: Silvia Barona Puesta en escena y dirección: Marcelo Savignone  Funciones: Viernes 25 de abril, viernes 2 y 9 de mayo, a las 23 hs en La Carpintería, Jean Jaures 858, CABA.