Entrevista a Claudio Marques y Marilia Hughes directores de Después de la lluvia

0
16

La película brasileña “Después  de  la  lluvia”  nos lleva a la Bahía de 1984. Se presentó en la Sección Panorama de este BAFICI que termina hoy. Charlamos con sus directores Claudio  Marques y  Marilia  Hughes.

- Publicidad -

La película centra su mirada en un joven  de 16 años sumido en un período lleno de dudas e influenciado por la política del país hacia el fin de la dictadura. Fase que ha frustrado a millones de brasileños con la muerte de Tancredo  Neves, y con José Sarney asumiendo la presidencia. En este contexto el joven busca el equilibrio entre un período de descubrimiento en el despertar sexual y su compromiso social, en paralelo con la transformación que tiene lugar en Brasil en ese momento es decir la película nos habla de la transición y la madurez.

AF: Claudio, Marilia bienvenidos a este 16° BAFICI. Por qué en vuestra opera prima nos llevan a la Bahía  de 1984?

CM: Gracias por la invitación. Es una alegría estar en BAFICI. Yo era un adolescente en los 80 y viví mi despertar político y amoroso en un momento en que la población experimentaba un sentimiento raro de libertad y el film no es mi vida pero tiene inspiración autobiográfico. Creo que muchas de las ideas actuales se originaron en este periodo porque comenzamos con un momento de euforia, pasmos por obstáculos y despues nos sentimos impotentes para lidiar con la realidad politica y social.

AF: La lucha de los estudiantes por la creación de un Centro de Estudiantes nos muestra una fuertísima necesidad de participación de ellos  en la realidad que estaban viviendo.

CM: Era mas una sensación de todos que todos podrían contribuir a una vida mejor. Esta sensación rara pero en los 80 fue muy común en muchos países. Estábamos en Rotterdam a principio de año y una persona de Rusia nos decía que en ese momento de Perestroika pasaba lo mismo. Que la participación politica de todos era muy buena, que se comienza con mucha alegría y muchas esperanzas y se terminan con mucha tristeza todos estos procesos.

AF: “Después de la lluvia” llega en un momento simbólico cuando la población de Brasil ha regresado a las calles para protestar contra el sistema político actual oponiéndose por ejemplo al cuantioso gasto por la realización del mundial de football. Después de 30 años los cambios que pusieron fin a a la dictadura no  fueron  suficientes para la construcción de una democracia justa?

CM: No vivimos realmente una verdadera democracia, no hay verdadera participación de la población. Somos convidados cada cuatro años a votar y es como entregásemos un cheque en blanco para que los políticos hagan lo que quieran. No somos consultados, ni preguntados . No quieren que participemos. Hoy volvemos a la calle, despues de 30 años para decir que queremos una participación en la democracia. Pienso que este sistema en el que no confiamos fue construido en 1984. Por eso hay una relación muy fuerte con lo que pasa hoy.

 AF: Siendo Bahía uno de los lugares de Brasil con mas población afro descendiente por qué su ausencia total en la película , así como la música que representa la identidad de Bahía su berimbau, sus tambores.

CM: Yo amo el berimbal, los tambores. Pero en Bahía no solo somos eso. Es muy importante que mostremos toda la otra diversidad. Después de mucho tiempo Después de la lluvia habla de otra parte que no habla de Bahía.

AF:  Frente  a  la siempre recordada canción de Geraldo Vandre “por no decir que no hable de las flores” que se escucha en la película  y que fue un himno de esperanza para gran parte de la juventud  latinoamericana de la época  pareciera que hay una mirada de gran desilusión con respecto  al futuro?

CM: Yo viví una gran desilución porque queríamos mucho, pero fue una gran experiencia de vida, hay que aprender con las cosas buenas y las malas.

AF: Muchas gracias  Claudio, Marilia por traernos un cine de Brasil que comienza a mirarse a sí mismo.