La gran ganadora de BAFICI 2014: Fifi Howls from Happiness

0
9

El ganador de la Competencia Oficial Internacional es uno de sus films más originales.

- Publicidad -

No será la primera vez en que en un festival de cine internacional la película a la postre ganadora sea proyectada el último día de la competencia. Ha pasado en grandes muestras como la de Cannes y Berlín pero allí el problema puede ser mayor pues muchos de los potenciales compradores suelen partir antes, ya que los Mercados de Cine concluyen algunos días previos al cierre del evento.

 No es el caso del BAFICI al no existir un verdadero mercado, y donde acaban de anunciarse los premios que han consagrado a Fifi Howls from Happiness como mejor film de la Competencia Oficial Internacional.

Ya desde su curioso título que refiere a un cuadro de Bahman Mohassess, un pintor iraní exiliado en París que fue entrevistado poco antes de su muerte por la realizadora y también pintora Mitra Farahani, despierta curiosidad.

Fue un colega, Luis Kramer, quien impulsó a este cronista a verla previendo que podría ser la ganadora lo que finalmente ocurrió.

Farahani logró ubicar, luego de intensa búsqueda a Mohassess en el Hotel Sacconi de Roma. Lo convenció para ser filmado aunque  el pintor le expresara al principio: “no entiendo para qué es este film”. Y agregará: “le contaré mi historia para que ningún idiota cuente mi biografía”.

Desde un punto de vista ideológico Mohassess parece tener una posición equidistante como puede inferirse cuando afirma que “Dios creó y abandonó tanto al Sha como a los ayatollahs”. Su obra artística parece enfatizar los dramas del mundo como es el caso de dos cuadros sobre el efecto del derrame de petróleo que provocan la muerte de pájaros. O también otras sobre las guerras en Irak, Somalía o aún sus comentarios de que el nueve por ciento de la población de la tierra, mayormente blanca aclara, tiene el grueso de la riqueza mundial.

Habla de la devastación del mundo que lo han llevado a modo de espejo a la destrucción de muchos de sus propios cuadros. Es un pesimista que piensa que “la democracia está tan podrida como la dictadura”.

Se percibe una actitud autodestructiva cuando se lo ve fumar, uno tras otro, cigarrillos que los médicos le han desaconsejado. Por momentos no para de toser y en otros ríe y ambos sonidos parecen fundirse en uno solo. El final es dramático y la directora ha tenido gran delicadeza en su forma de presentarlo.

Habrá también espacio para que comente su homosexualidad y su admiración por Visconti y en particular por El Gatopardo, de la cual se ven algunas imágenes incluyendo el final, que inteligentemente la directora emula en el cierre de su propia película.

La vigencia de Irán en BAFICI ha sido materializada con la participación de dos películas con personajes residentes en Paris. A la interesante Iranian se agrega ahora Fifi Howls from Happiness, una de las películas más originales de la Competencia Internacional.

Última función:

Village Recoleta 6:  Dom 13  13:10