Richard Serra: tormenta en el desierto de Qatar

0
41
Serra en Doha 000-
Richard Serra. Doha 2014.

Con un clima bastante adverso, se inauguró ayer la mega muestra de Richard Serra de Doha, capital del Emirato de Qatar. La cuestión de fondo –una verdadera tormenta del desierto– fue la renuncia hace pocos días, de Edward Dolman, el Ceo de Qatar Museums Authority, una pieza primordial en la estrategia que busca convertir a Doha en la capital cultural de Medio Oriente. Presidida por la hermana del Emir, Shaikha Al Mayassa Al Thani, la QMA cuenta con un presupuesto increíble: mil millones de dólares anuales para invertir en obras de arte (treinta veces más que el Museum of Modern Art (MOMA).

Serra en Doha 010
Shaikha Al Mayassa Al Thani

Sin embargo, Edward Dolman –ex agente de Christie’s International– se las ingenió para mellar rápidamente la fe de los cataríes en el arte occidental con una sobredosis de sensacionalismo: la muestras Damien Hirst y Takashi Murakami. Sin duda, la lógica expansionista del mercado está reñida con la función pública por más dinero con que se cuente.

La exhibición de Richard Serra viene a poner paños fríos a esta situación, aunque también ha recibido sus críticas. Se trata de la primera muestra del artista en la región y, como siempre, la espectacularidad ha sido su sello.

La exposición de distribuye en tres espacios. En la galería de la QMA en Katara, se exhiben diez de sus obras más emblemáticas, como “House of Cards” (1969-78), cedida por el MOMA.

Richard Serra, House of Cards (1968-79)
Richard Serra, House of Cards (1968-79)

En el pabellón Al Riwaq, situado junto a Museo de Arte Islámico, Richard Serra presenta “Passage of Time” un site-specific formado por dos inmensos muros paralelos de acero curvado, con inclinaciones muy marcadas, que invitan a los visitantes a experimentar el vértigo minimalista. Serra observa: “La mayoría de las personas aceleran sus pasos al caminar a través de la pieza. Si usted está caminando a través de ella y mira hacia arriba, parece que las placas se están moviendo más rápido. Así que usted siente que tiene que caminar más rápido”.

Richard Serra, Passage of Time. Doha, 2014
Richard Serra, Passage of Time. Doha, 2014
Richard Serra, Passage of Time. Doha, 2014
Richard Serra, Passage of Time. Doha, 2014

 

Richard Serra, Passage of Time. Doha, 2014
Richard Serra, Passage of Time. Doha, 2014

Sin embargo, la sección más impactante y polémica de la muestra es “East-West/West-East”, una instalación situada a 60 km. De Doha en la Reserva Natural de Brouq cerca de Zekreet. La obra consiste en cuatro placas de acero de 15 metros de altura, ubicadas a distancias irregulares. Las placas conforman un eje de 1 km de extención  a lo largo de un corredor natural preexistente en la meseta desértica. Este corredor, ahora resignificado por la obra de Serra, une dos mares que se encuentran a sus extremos.

Declara Serra: “La ubicación (de las piezas) no es geométrica, sino topológica… Si uno camina a través de las piezas; comprenderá no sólo el ritmo de sí mismo en relación con el paisaje, sino también el ritmo de sí mismo en relación con la altura y la longitud de las piezas”.

La respuesta del público no se hizo esperar. Algunos percibieron la afinidad entre las formas minimalistas y el despojado paisaje del desierto. Otros, denunciaban la destrucción del entorno natural. Tampoco faltaron los que se preguntaron si esto realmente podía considerarse arte o  se interesaron por el costo económico de la obra… Al parecer, la expansión del mercado del arte occidental va a costar más de lo calculado…

Richard Serra, East-West/West-East. Doha, 2014
Richard Serra, East-West/West-East. Doha, 2014
Richard Serra, East-West/West-East. Doha, 2014
Richard Serra, East-West/West-East. Doha, 2014
Richard Serra, East-West/West-East. Doha, 2014
Richard Serra, East-West/West-East. Doha, 2014

Al parecer, con esta obra Serra revive los episodios de 1981, en torno a “Tilted Arc”, la polémica obra que debió retirarse de la Plaza Federal (New York) por pedido de los vecinos. En la inauguración, Serra explica que entiende que algunos puedan sentirse molestos y declara:

“Traté de hacerlo de la manera más sencilla que pude. Pero si uno está abierto a la posibilidad de considerarla como una obra de arte, podría cambiar la forma de ver ese paisaje. Hemos hecho un lugar dentro de un lugar. Pero si la gente lo considera una intrusión, espero que me perdone”.

“Preguntar que hay que buscar en placas de acero es no entender lo que hace la pieza. Porque al caminar alrededor de ella no sólo describe el ritmo de su cuerpo, sino también mide su relación con el paisaje y da una dirección a lo que antes era un espacio no direccional”

“Creo que si la gente tiene un prejuicio, si no quiere entender algo, no lo entenderá. Creo que cualquiera que pasee por ahí –solo sería mejor–  unas millas de ida y vuelta, tiene que llegar a la conclusión, crea que esto es arte o no, que esta es una experiencia totalmente diferente”.

Cierra el 6 de Julio.

Richard Serra, Doha 20140
Richard Serra, Doha 20140