Entrevistamos a Felipe Barbosa, director de Casa Grande

0
33

Anoche, ante una sala colmada del se presentó en la Sección Panorama la ópera prima de Felipe Barbosa “Casa Grande“. Felipe disecciona la lucha de una familia privilegiada por mantener su estilo de vida en un barrio rico de Rio.  Bienvenido Felipe a esta nueva Edición del BAFICI.

- Publicidad -

AF: “Casa Grande” de alguna manera nos refleja el Brasil de hoy, en el que la clase dominante se tiene  que adaptar a una nueva realidad donde los marginados van tomando conciencia de sus derechos eternamente postergados.

FB: Si, exactamente. Creo que es muy preciso tu comentario. Estoy muy contento de estar en BAFICI. Es la segunda vez que presento una película aquí, la primera vez traje un documental que se llama Laura, en el 2012. Casa Grande es mi ópera prima de ficción y partió de un deseo muy intimo de estar cerca de mi familia en un momento de crisis en que cayeron en bancarrota. Aproveché de ese evento para prestar atención a las cuestiones de clases sociales en Brasil, en cómo las reacciones de clase han cambiado tanto hoy. Por ejemplo, hace 20 años, antes de Lula no había tanto empleo, la gente tenia cierta dependencia de los subempleos por ejemplo. Los empleados domésticos no tenían leyes, hace poco, en el 2010, lograron sus derechos. Yo hablo de esas nuevas relaciones en la casa grande, de los empleados y los patrones que está en un proceso de cambio.

AF: Jean el protagonista de 17 años quien asiste al colegio más caro y exclusivo de Rio a través de su acercamiento al chofer de su casa y a una chica de otra clase social le permite entender a la otra parte de la sociedad.  Si bien esto es parte de la ficción de la película, pero podría ser una luz de esperanza donde parte de los jóvenes ayuden a crear una sociedad más igualitaria.

FB: Creo que los jóvenes de hoy están mucho mas abiertos a conocer el mundo, a comprender al otro. La película habla mucho de ese deseo sincero de aproximarse al otro, al pueblo de verdad. El vive muy controlado por sus padres, él creció junto a los empleados pero no los conoce. El tiene un algo de culpa finalmente, por esto

AF: Uno de los protagonistas de la película es la música especialmente el forró, la misma contribuye al acercamiento de las clases sociales

FB: Si, hay dos grandes géneros musicales esencialmente brasileños. Uno el samba, y otro el baiao, que a su vez generó el forró. Hay un forró mas cool, practicado por la clase media, es mas sofisticado, hay otro que es mucho mas cerca del original, el de la gente mas pobre en lugar del clásico acordeón hay instrumentos electrónicos. Es el forró de los empleados, de la clase baja. Cuando conoce a Louise, que es una niña de clase media (aunque Jean piensa que ella es pobre pero no lo es) le gusta mucho el forró y para conquistarla aprende a bailarla. Podemos decir, realmente que es una película sobre un niño que va a aprender a bailar. La danza es parte importante de mi vida a mi tambien se me enseñó que es importante bailar para conquistar mujeres.

AF: Es excelente el trabajo actoral de Jean y de todos los protagonistas, donde combinaste actores de larga trayectoria con actores sin experiencia anterior. Contanos cómo trabajaste el casting

FB: He hecho una pesquisa muy grande. Yo quería que los niños salieran de la escuela donde filmé, que es el colegio de San Bento que es la mas tradicional de Rio. La única escuela de todo el país donde sólo hay hombres. En esa vivencia hay algo muy particular. Partí en el casting de un núcleo de 9 niños para hacer el grupo principal y saque de allí el protagonista. Fue muy difícil escoger el personaje porque fue como elegir mi alter ego.  La sinceridad un poco naif de Jean es muy cautivante de ver en la pantalla. Por otra parte, el padre y la madre son grandes estrellas de la telenovela en mi país. Marcelo Narvaez nunca había tenido la oportunidad de hacer un papel así en el cine y me ayudó muchísimo. Su personaje es protagonista de la película, es un padre duro, controlador pero a la vez muy amoroso también.

AF: Faltó en los últimos años una mirada de los cineastas brasileños reflejando su realidad socio política.  Veo muy positivo la llegada al BAFICI de tu película y la de Claudio Márquez y Marilia Hughues “Después de la lluvia” pues vienen a cubrir ese déficit.  ¿A qué atribuís este “olvido en el cine de Brasil”.?

FB: Creo que hay toda una reacción de compromiso hoy muy influenciada por el cine de Recife, en el Nordeste brasileño donde se hacen muchas películas personales.  Creo que tenemos que buscar un cine donde nos encontremos. Durante mucho tiempo el cine brasileño habló sobre las clases sociales mas bajas, el marginal desde Rocha hasta Salles. Pero faltaba colocarnos como burguesía en el cine brasileño. En Casa Grande es muy frontal este hecho. Creo que es lo distinto de este momento. Yo estoy muy influenciado por el cine latinoamericano.

AF: El 1° de abril se cumplieron 50 años del golpe de estado al gobierno constitucional de Joao  Goulart. En el año 2012 se formó  la comisión de la verdad para efectuar justicia por los horrores cometidos por la dictadura. La presidenta Dilma Rosusseff quiere impulsar su  funcionamiento. ¿Cuál es tu mirada al respecto?

FB: Es un tema muy delicado. Hay gente hasta hoy que considera el golpe no como golpe. En la Escuela Militar de Rio de Janeiro por ejemplo se habla de revolución, es una minoría pero es expresiva. Creo que es muy importante volver al pasado y saber la verdad.

AF: Venís de recibir unos importantes premios. Contanos de qué se trata. El mayor de los éxitos en el estreno de “Casa Grande” en Brasil , y te esperamos el año que viene con una nueva película.

FB: Fue muy sorprendente para mí. Ganamos el premio de la Crítica francesa, el del premio internacional FIPRESCI y el premio del público también en el Festival Latino de Toulouse que termino el 29 de marzo. Hay un valor inestimable en la combinación de los premios de la crítica y del público. Raramente pasa esto, creo y el director del Festival me lo confirmó.  A raíz de esto tenemos una oferta de distribución comercial en Francia, hay ciertos elementos de francofilia en la casa. La madre es profesora de francés. Hay una relación con la lengua y con el cine francés.