Effy Beth

0
27

Effy Beth se para en el centro de la sala donde un grupo de personas espera ver una performance. Hace prender las luces más blancas y fuertes, propone una ronda y se coloca en el centro. Comienza a contar su historia. Effy es joven y enérgica, y narra con sensibilidad y lucidez cómo decidió en el 2010 comenzar con  el tratamiento de reasignación hormonal “En Abril del 2010 inicié el tratamiento de reasignación hormonal. Desde entonces mi cuerpo suministra la misma cantidad de hormonas que una mujer nacida con genitales femeninos”. Reparte entre los asistentes unos papelitos para que también nos paremos en el centro de esa ronda y contemos nuestra historia. Effy entiende que en su obra la artista debe está allí, en el centro de la escena, y que no hay arte posible sin la radicalidad de interpelación al otro.  Effy interpeló en esa performance y en tantas otras. “Nunca serás mujer” es una obra perfórmatica nodal en nuestros tiempos que visibiliza su proceso interno de construcción identitaria: “En Abril del 2011, exactamente un año después, extraigo de mi cuerpo toda la sangre que debería haber menstruado desde entonces, es decir, la misma cantidad de sangre que pierde por año la mujer que menstrua (1/2 litro aproximadamente). Reparto la sangre en 13 dosis representando las 13 menstruaciones desde abril del 2010 a abril del 2011, y realizo con cada una de ellas una serie de acciones relacionada con lo que viví cada mes respecto a la construcción de mi identidad de género”.

En el centro de las marchas por la Ley de Identidad de Género, del Orgullo, de la Visilibilidad Lesbiana y tantas otras, Effy estaba allí. Haciendo arte. Lanzando flechas de lucidez en las performances que realizaba. Llenándonos de preguntas. Siempre pensé en la importancia de su obra, y en lo adelantado de su arte. Pensaba en los registros de sus performances y en cómo serían curados y vistos por generaciones futuras. Me gustaba lo que hacía, me movilizaba, me hacía pensar y mirarme de nuevo. Effy tomaba decisiones en sus obras, fuertes y contundentes. Y puso su vida en el centro de su obra. Así como esa noche cuando la conocí. Hoy tomó también, otra decisión. De las maneras que hay de estar en el mundo, Effy elegió una que se escribirá en la historia del arte y del movimiento Lgttb en la Argentina. Eligió. Y lucho por esa elección, por esa libertad y le puso poesía a los obstáculos que encontró, los colectivizo. De eso está lleno su arte y su vida.

Les dejo dos link. Uno en el que pueden ver su obra y otro, una hermosa y profunda entrevista que le realizó su amigo y performer Lucas Gutierrez.

http://www.hysteria.mx/arte/nunca-seras-mujer-effy-beth/ http://laanticlase.blogspot.com.ar/2013/12/historia-de-effy-la-construccion-de-un.html 

http://laanticlase.blogspot.com.ar/2013/12/historia-de-effy-la-construccion-de-un.html