Ulises, el documental sobre Ulises Dumont

0
47

Se presentó en Pantalla Pinamar 2014 la pelicula Ulises, una alma desbordada, del director Eduardo Calcagno, quien tuviera una estrecha relación laboral y personal con el actor argentino Ulises Dumont (Buenos Aires, 1937-2008).

- Publicidad -

El film se centra especialmente en las realizaciones en las que Dumont tuvo papeles protagónicos dirigidas por Calcagno. Estos títulos son cuatro: Los enemigos (1983), Te amo (1986), El censor (1995), Yepeto (1997) y se estructura como un mix entre fragmentos de película y testimonios familiares y de sus amigos en el campo del teatro y el cine. Se destaca así mismo la inclusión de materiales de archivo, fotografías de sus primeros trabajos de mimo y fragmentos de otras películas como el mediometraje también realizado por Calcagno, Nunca dejes de empujar Antonio (1978).

El documental acierta en exponer el lado personal y afectivo del actor y su relación con la profesión, y de rebote deja emerger algo muy interesante, que es focalizar en el conjunto de la práctica escénica de toda su generación, marcada por los últimos años de la dictadura y la llegada de la democracia.

En este sentido, la película, a través de los amigos de Dumont, se convierte también en un homenaje al cine en el inmediato post-dictadura, y a lo que fuera Teatro Abierto, con el feliz reencuentro entre guionistas, actores y directores que re funda el teatro en la década del 80, en un fenómeno creativo y cultural único, que por suerte hoy multiplican y fortalecen numerosos teatros independientes en Buenos Aires, seguidores de esta rica tradición de nuestra democracia. El título de este documental homenaje ya contiene una clave posible, un alma desbordada, porque quizás marque la disolución de bordes estrictos entre arte y vida lo que identifica a toda esta floreciente y lúcida generación de teatristas y cineastas.

Así, desfilan directores y autores como Tito Cossa y Carlos Gorostiza, Mauricio Kartún, Norman Briski, Ester Goris, Emilio Disi… Pero otra clave del teatro en Argentina, y de Ulises Dumont sin dudas, es su conexión con lo popular, su amor por la pesca y la palabra de sus amigos de infancia y de su compañero de charlas y copas, Rubén “el ancho” Peuchele.

Ulises Dumont, un alma desbordada (18)

La presencia de sus hijos, con el extraodinario parecido de Enrique Dumont con su padre así como el muy personal testimonio de su hija Julia, agrega una dimensión fundamental de este artista que era sus aspectos afectivos que el propio Calcagno sostiene de un modo muy amoroso a lo largo de todo el film. En ese sentido, el film tiene otra marca, no tiene títulos ni zócalos con nombres ni de las películas ni de los nombres de los participantes, lo que contribuye al clima más rizomático y colectivo, grupal, de afectos, que plantea esta propuesta.

Si bien llama un poco la atención la ausencia de referencias a películas que fueron señeras en nuestro cine en las que Dumont ha tenido papeles cenrales, como La parte del león (1978), Sentimental (1980), Tiempo de Revancha (1981)  o Los últimos días de la víctima (1982), para nombrar algunos títulos entre otros, sin dudas por razones de tiempo y de línea narrativa muy centrada en una relación director/actor de grandes amigos, el resultado es un muy buen trabajo de archivo, donde encuentran un lugar de ser muchas palabras sobre una figura que constituye un hito de la cultura argentina.

 

Ulises Dumont, un alma desbordada (14)

Ulises Dumont, un alma desbordada (10)