Maravillosa infancia artificial

0
8

Maravillosa infancia artificial ,  “un experimento científico-teatral”, se presenta los viernes a las 21 hs en el  Teatro del Abasto.

“Podemos recordarlo todo por usted”

“¿Era la solución? Después de todo, una ilusión, por muy convincente que fuese, seguía siendo una ilusión. Al menos objetivamente. Pero subjetivamente…era muy distinto.” Philip K. Dick

 

Maravillosa infancia artificial se define como  “un experimento científico-teatral”  y lo es por su temática pero también por sus búsquedas escénicas. Forma y contenido conforman la apuesta a mostrar otra cosa, poco transitada, riesgosa. Rondar las inmediaciones de la ciencia ficción (un poco burlonamente, un poco en serio) supone un interrogante básico: ¿Cómo se cuenta esta historia? O mejor ¿Cómo se escenifica un mundo tan complejo sin la ayuda de los recursos propios del cine o de la narración literaria?

La respuesta tiene que ver en este caso con una potenciación del presente de la escena. Lo que vemos es eso, puro presente. Caemos sin media res en un conflicto instalado: Dos científicas, dos hermanas (que tengan un lazo de sangre, emocional, complica aún más las cosas) tienen la tarea de borrar los recuerdos traumáticos de un soldado para que vuelva al frente como un ser funcional (suponemos que a la guerra y también a los intereses de los poderosos). Pero algo del pasado de la existencia de estas mujeres se cuela en el proyecto que, finalmente, se desplaza a sus intereses personales. La causa patriótica deja lugar a la pura subjetividad y el soldado será sometido entonces a una nueva batalla entre el recuerdo plantado, el olvido y el eterno resplandor de su propia memoria: Disney, una casa en la montaña, una esposa, la voz chillona de algún dibujito animado se confundirán  en su mente puesta en jaque.

Ahora bien, ¿Cómo nos llega eso que sucede en esa mente o en el pasado ( la extraescena)? A través de un inesperado recurso: las hermanas interpretan una extensa canción (tan de repente estamos en presencia de un musical) que nos desasna sobre los vericuetos de antaño, sobre lo que está sucediendo en el cerebro intervenido y sobre los motivos reales de su  plan. El rompecabezas se completa con una grabación que nos perfila quién es quién en esa dupla siniestra y que permite que la acción avance hacia el desenlace.

Todo lo demás es presente, un presente incierto, dudoso, lleno dolor y tormento pero que coquetea con el pasado (por su estética retro, su pasacasetes y su secador de pelo en función extrañada) en busca de olvido y con el futuro (por su afán de manipular la mente) en busca de redención, de  la felicidad  obligada (porque es fraude, mentira).

Maravillosa Infancia Artificial plantea una especie de ucronía donde la adulteración del pasado no opera directamente sobre la realidad sino sobre su recuerdo: Borrar lo intangible para hacer desaparecer lo que fue alguna vez palpable, olvidar para negar la existencia. En este sentido, se transita el tema de la identidad y de las posibilidades (o imposibilidades) del yo: ¿Cómo sigo siendo yo si dejo de percibir aquello que me constituyó como tal? Y ¿Cómo sigo siendo yo si percibo, en cambio, algo que me es esencialmente ajeno?

En lo macro, la obra deja leer (como muchas, literarias o cinematográficas, de su tipo, en las que el tema central es la manipulación de la memoria) su crítica a otro tipo de perversiones, sociales o políticas, donde la mentira vale más que la verdad y donde lo que los otros quieren que creamos es la única realidad.

En el fondo (del ser, de la existencia) está el deseo como último baluarte que se resiste a ese estado vegetativo del cuerpo y de la mente donde los otros puedan pensarlo/hacerlo todo por nosotros.

 

Ficha técnica

Actúan: Alejandra D’Agostino, Paula Castagnetti, Alejandro Schiappacasse
Adaptación Dramatúrgica: Alejandro Schiappacasse, Germán Rodríguez, Paula Castagnetti, Alejandra D’Agostino
Música original: Caio Kosiner
Diseño sonoro: Nicolás Gallo
Diseño de escenografía: Julieta Potenze
Realización escenográfica: Ariel Vaccaro
Vestuario: Inés López, Laura Etcheverry
Diseño de luces: Sergio Cucchiara
Diseño gráfico: Nicolás Gallo, Paula Castagnetti
Asistente: Javier Piazza
Fotografía: Magdalena Giménez
Producción ejecutiva: Miguel Angel Ludueña
Producción general: Itai Doshin con colaboración del Teatro del Abasto
Asesoramiento artístico: Alejandro Schiappacasse
Dirección: Germán Rodríguez Dramaturgia: Gustavo Cornillón

Funciones: Viernes a las 21 hs, Teatro del Abasto, Humahuaca 3549, CABA.