Gracias, de Pablo Katchadjian

0
42

Reseñamos la excelente novela de este escritor/editor, protagonista de una de las peripecias más importantes de los últimos tiempos en relación al concepto de autoría:  Pablo Katchadijan es el audaz (especialmente para María Kodama) que reescribió añadiéndole palabras “El Aleph” de Borges.

- Publicidad -

Gracias es la historia de un esclavo que es comprado para estar a disposición de Aníbal, rey y dueño de un castillo habitado por esclavos y sirvientas. Muchas de las actividades que son encomendadas al protagonista resultan terribles, desagradables y repugnantes al punto de que jamás dentro de la narración llegan a ser contadas con profundidad. Como también las cosas que el rey en una habitación del castillo hace a Niníve, una sirvienta que enamora al protagonista. El amor y el deseo por salvar a la sirvienta, el hartazgo de la humillación, llevan al narrador a terminar salvajemente con la tiranía de su dueño, convirtiéndolo en héroe salvador.

Así empieza la historia de una revolución. Empieza la otra historia, la que es para ser vivida por los demás esclavos también, que en el éxtasis de ser libres agradecen al protagonista por su libertad estando -paradójicamente- a su total disposición. Hay vida salvaje en el bosque, hay administración de hierbas psicotrópicas, hay batallas de sangre descabelladas.

La historia se sitúa dentro de una isla, pero no se sabe en qué tiempo y espacio. Por momentos se entiende que son hechos transcurridos hace muchos siglos o años, tiempo atrás (la imagen que prácticamente inauguró la novela es el traslado de esclavos comprados en el puerto llevados en una jaula). Pero de golpe uno de los personajes confronta “si te parece que no da, no da”, haciéndonos sentir que todo está pasando hoy, que nos sucede.

Lo que más admiro en la construcción de esta novela, es el contrato de lectura que se logra de inmediato con el lector, aún con los giros inesperados en los que desemboca la historia. No cuesta mucho entrar en el mundo de la novela. Las cosas que ocurren dejan en claro que sólo ocurrirían ahí mismo, en ese lugar indescifrable al que da génesis el autor. La narración es clara y concisa. No da vueltas que podrían ser innecesarias, hay un inicio, un nudo y un desenlace. Gracias es una historia calificable de “extrafantástica”, que es muy bien contada.

El libro fue editado en el 2011 por Blatt y Ríos, se consigue en papel y en ebook también. Más info acá:http://blatt-rios.tumblr.com/post/26345189459/pablo-katachadjian-gracias-2011-18-x-13-cm

Experimento

Otra de las peripecias importantes de Pablo Katchadijan es el atrevimiento (para María Kodama) que se tomó cuando decidió engordar “El Aleph” de Jorge Luis Borges. El caso llegó a la justicia, cuando la viuda se enteró horrorizada de la noticia. Lo que el autor hizo fue agregar 5600 palabras de más a las que ya contenía el cuento. No cambió ni suprimió cosas del texto original, sólo dejó que dos textos (el suyo y el de Borges) se cruzaran. Lo que toma relevancia acá más que la calidad de producción o narrativa es la acción, la experimentación, al estilo ready-made que Pablo realiza introduciéndonos polémicamente en un gran debate. ¿Qué es el derecho de autor? ¿Cuándo una obra es original? ¿Cuál es el límite entre originalidad y copia? El caso resulta interesante tanto por lo ocurrido como por quienes participan en la defensa: Beatriz Sarlo, Cesar Aira y Jorge Panessi, entre otros.

También, como si fuera poco, Katchadijan se propuso ordenar el Martin Fierro. Ambos dos libros fueron editados por su propia editorial IMPRENTA ARGENTINA DE POESÍA.

Según tomamos la informaciòn de la pàgina de los editores Blatt y Ríos: “Pablo Katchadjian nació en Buenos Aires en 1977. Publicó La libertad total (2013), La cadena del desánimo (2012), Mucho trabajo (2011), Gracias (2011), Qué hacer (2010), El Aleph engordado (2009), El Martín Fierro ordenado alfabéticamente (2007) y tres libros de poesía: el cam del alch (2005), dp canta el alma (2004) y, en colaboración con Marcelo Galindo y Santiago Pintabona, los albañiles (2005).