64° Festival Internacional de Berlin. Primera Nota

0
9

Transcurridos apenas dos días de la Berlinale ya han sido presentados dos de los cuatro films de la Selección Oficial que representan a Alemania. En verdad es una curiosidad su temprana aparición pues mañana, domingo, al conocerse la tercera producción del país anfitrión ya se podrán juzgar las chances de que alguna de ellas se lleve el Oso de Berlín a la mejor película. 

- Publicidad -

En todo caso es casi seguro que Jack, de Edward Berger y Niele Mueller-Stofen, no será la ganadora al tratarse de un convencional relato sobre un niño de unos diez años (de allí el nombre del film) que debe ocuparse de su hermanito menor Manuel ante la repetida ausencia de Sanna su joven madre. Cuando ésta se encuentra en casa suele acompañarla algún joven en busca de placer como se muestra al inicio en que Jack inadvertidamente entra en la habitación de su mamá y la ve haciendo el amor con un extraño. Pero más chocante aún es lo que sigue cuando ella va a la cocina desnuda y le prepara algo de comer a su hijo como si nada pasara. Cuando por descuido su hermanito debe ser llevado a un hospital, Jack es asignado a una escuela donde sólo tiene libres los fines de semana. Y al regresar a su casa descubre nuevamente que la madre no está y que no  tiene la llave. Rescata a su hermano y comienza un largo periplo de ambos por la ciudad (Berlín). Todo es muy anodino y solo la decisión final de Jack inyecta algo de aire al relato.

Muy diferente es el caso de Las queridas hermanas que pese a sus casi tres horas no decae en ningún momento. Dominik Graf es un viejo conocido de la Berlinale y en este caso su relato refiere a un hecho histórico centrado en el amor del gran poeta y escritor Friedrich Schiller por las dos hermanas von Lengelfeld. Charlotte (Lotte) es en cierto sentido su preferida, destacándose la interpretación de Hannah Herzprung. Pero como se ha casado por conveniencia, solventando económicamente a su hermana y madre, con el rico von Beulwitz será Caroline (Henriette Confurius) quien contraiga matrimonio con Schiller (Florian Stetter). Imágenes de gran belleza, diálogos ajustados a la época y las referencias a hechos históricos como la revolución francesa o la visita de Goethe, rival literario del marido de Caroline agregan valor a un film que motiva conocer más sobre una época en que Alemania todavía no estaba consolidada como país.

Finalmente un tercer film en competición no convenció demasiado a los críticos. Se trata de “Two men in Town” curiosa remake de un clásico francés de 1973 de José Giovanni. Se trata de la primera película que Rachid Bouchareb (“London River) filma en los Estados Unidos (Nueva Mexico). Tiene a Forest Whitaker como uno de los personajes centrales, un hombre que por matar a un policía pasó 18 años en prisión. Cuando sale de prisión intenta rehacer su vida pero será otro hombre (Harvey Keitel), un comisario compañero del colega asesinado quien lo acosará permanente. Entre ambos se encuentra una mujer que se ocupa de verificar el comportamiento en libertad condicional del ex convicto. Quien la interpreta es Brenda Blethyn y su actuación es lo más destacable del film donde Keitel decepciona y Whitaker apenas sale a flote. Otro film con pocas chances de llevarse algún premio.