The Cast, de Clemens von Wedemeyer

0
8

En el piso superior del MAXXI en la ciudad de Roma, y hasta el 26 de enero, puede visitarse una muestra que cruza el cine y el espacio museístico.

En Roma, la ciudad de la retórica, un museo de Arte Contemporáneo parece una rareza. Con cuatro años por cumplir el Museo dedicado al Arte del siglo XXI es un espacio de escaleras mecánicas, rampas geométricas, espacios blancos y amplìsimos . Pureza de formas y de colores que interrumpen en el hall central grandes lineas rojas colgantes.

Este invierno el MAXXI dedica una importante parte de su espacio a mostrar la colección de Arte Contemporaneo de la que ya hablamos en una nota.

En el piso superior del MAXXI en la Gal. 5, hasta el 26 de enero puede visitarse una muestra que cruza el cine y el espacio museístico, en torno a cuatro obras: Afterimage; The Beginning. Living Figures Dying e Procession donde el  común denominador es el cuerpo proyectado, sujeto a copia de copia de la escultura romana, y la representación del actor en el cine italiano. Una suerte de making of circular, como la primer obra Afterimage, en la que una pantalla colocada en 210º reproduce a modo de diorama, pero en 3D, objetos de copias romanas sobre mesas, estanterías, que resultan ser de utilería para cine. En Roma todo parece remitir a su pasado histórico. El espectador con unos pasos hacia adelante se introduce en la pantalla entre esos objetos de gabinete del siglo XVIII.

En el piso, en la mitad de la sala una serie de pantallas proyectan fragmentos de films de la historia del cine donde aparecen esculturas y actores: a nuestros pies: Méliès, Cocteau, Fellini, Godard.

Un poco mas allá, Procesion es un video en blanco y negro i que atrapa, por su extrañeza. Entre el documental y la ficcón, obliga a sentarse volviendo a proponer la idea de espectador tradicional (pero dentro del Museo). Es narrativo y parte de un episodio real ocurrido en ocasión delcasting para la pelicula Ben Hur, que William Wyler filmó en los históricos Estudios Cinecitta en Roma, rodaje que comenzó en 1958. 1500 aspirantes a extras quedaron afuera de la convocatoria a lo que iba a ser la gran superproducción del cine hollywoodense en Italia. El film reproduce ese momento de protesta “gremial” con un relato en voz en off y una idea de “alteración temporal” sumamente interesante.

[youtube]https://www.youtube.com/watch?v=2UDAxOsOB_U[/youtube]

Saliendo de la sala, la instalación escultórica Restos: El mito de Deucalión y Pirra se refiere al mito griego narrado por Ovidio en sus Metamorfosis. Aquí funciona, a modo de cierre de la propuesta la tercer idea de la definición del término Cast: las esculturas se presentan como moldes de yeso para la técnica de vaciado. Todos modelos clásicos.

Los modos en los que se construye la ficción tienen su conclusión conceptual en el recorrido real de la muestra The Cast, resultado final de una residencia en la ciudad de Roma que hace el artista alemán durante el 2013: la muestra resume los paradigmas de la cultura romana, entre la tradiciòn y la contemporaneidad siempre en tensión sus dos criaturas dilectas: el arte y el cine.

 

Compartir
Artículo anteriorEscribir después, antología de cuentos
Artículo siguienteEl Prado: Las furias: de Tiziano Ribera
El portal de arte, cultura y espectáculos de habla hispana. Desde la ciudad de Buenos Aires, Argentina, Leedor.com brinda noticias de cultura, una vasta oferta de contenidos de producción propia organizados en secciones temáticas y un interesante conjunto de servicios gratuitos que facilitan el acceso a la información sobre arte, cultura y espectáculos en español.